Sentimientos

Hoy me he vuelto a sentir mal con mi terapeuta y por desgracia no es la primera vez. Ultimamente me pasa con bastante frecuencia y los pensamientos que me acaba produciendo estas situaciones son: que soy rara, que estoy mejor callada, que soy una malcriada porque estoy llamando la antencion, que mi sitio no esta en el centro….Lo que ha comentado es que estaria bien si fueramos a las terapias y a los talleres, con algun objetivo, con algun tema que queramos trabajar…también con otra actitud. Yo lo he recibido como una bronca, reprimenda; que no hago bien las cosas, que estoy pasiva, que mi actitud es mala, que decepciono…
Ahora mismo no estoy pasando un buen momento, me siento perdida, sin ilusion por nada, sin ganas de nada me cuesta mucho el dia a dia, el solo levantarme ya es mucho. Dudo mucho de mi, dudo de si puedo, si soy capaz de seguir adelante con el tratamiento. En este momento necesito poder agarrarme a lago, sentir que puedo confiar en alguien, que puedo pedir ayuda.
Ahora mismo estoy derrotada.
Mientras oia a mi terapeuta hablar, yo tenía ganas de gritar y de decir que ahora mismo no se que objetivos me puedo plantear si no tengo ilusion ni por mi vida. Que siento que mi actitud sea pasiva y negativa.
Se que en estos momentos de tratamiento debería estar de otra manera, que estoy retrocediendo.
Lo que me gustaria es poder liberar a la gente que tiene responsabilidades y decirles; eres libre, no me conoces, no tienes nada que ver conmigo, puedes dejar de cuidarme, de preocuparte, de hacerte cargo, de ayudarme. No me conoces de nada; no eres familia, ni amigo, ni terapeuta, ni compañeros, ni conocido… Ser yo, solo yo. Y si lo hago mal, hago daño, decepciono, canso, frustro… que todo sea para mi, no repercuta, ni afecte a nadie mas…SER SOLO YO
Si no quiero vivir, que no afecte a nadie, si estoy cansada y no puedo y quiero rendirme, lo mismo.

Días y Días

Llevo ya un tiempo en el centro y la verdad que la mejor decision que he tomado en mi vida ha sido entrar en ABB. Durante este tiempo han sido más la cosas positivas que negativas, los cambios y progresos han sido muchos. Una cosa que me caracteriza, son mis constantes altibajos. Cuando estoy mal, todo me va mal, entro en apatia, me aislo; aunque ahora no me hundo como me hundia antes; antes todo era negro y no había salida. Ahora es verdad que cuando estoy mal lo que me rodea (gente, rutina, casa, actividades…) también esta mal, pero se la manera de salir. El otro extremo, cuando estoy bien todo es maravilloso y da gusto verme y estar conmigo, estoy con confianza, alegre, activa, “extrovertida”, de buen rollo, las cosas las hago con ganas y a gusto y me veo capaz de todo. Pero esta fase no suele durar mucho, hasta que pasa algo que hace dudar de mi o algo que hace conectar con mi parte más vulnerable.
Mi terapeuta me ha comentado varias veces que tengo miedo a estar bien y que hay detras de ello. Me doy cuenta que hace mucho años que no estoy bien, solo se estar bien a momentos, esos momentos son increibles y pienso como me gustaria estar así, hacer las actividades con ganas, no estar pasiva, tener ilusiones…pero hay una parte que me frena y pienso que me da miedo que la gente me abandone, no me quiera estando yo bien, tener que dejar el centro y dejar a la gente de allí, terapeutas, compañeros, ser olvidada, no ser nada, no ser querida…
Ahora mismo estoy en un momento en que no avanzo. Y las ganas de rendirme estan alli. La tristeza, la soledad pueden conmigo. Me siento enfadada con el mundo; y con el centro, con casa: pero sobretodo me doy cuenta estoy enfadada y siento RABIA por mi.

Ser Importante

Llevo unos dias un poco malos en los que estoy conectando con un monton de sentimientos: rabia, tristeza, soledad, frustracion, impotencia….que me estan haciendo tambalearme un poco. El tema de ser importante es un tema que estoy tratando ultimamente.

Yo soy hija unica y mis padres, sobretodo mi padre me ha tenido y tiene muy sobreprotegida, soy el centro de sus vidas y de pequeña incluso sus amigos me trataban asi. Y todo giraba en torno a mi.

Cuando fui al colegio me di cuenta que no me relacionaba como las demas, era muy callada, me quedaba apartada de las demas, no tenía iniciativa. Cuando intentaba acercarme no me aceptaban, los grupos estaban hechos y una chica como yo no cabía.  En el siguiente colegio los chicos se metían conmigo y las chicas eran demasiado populares como para ir conmigoa; era la chica menos popular y con la que meterse.

No me sentía nada, no pertenecia a nada, era excluida, nadie me escuchaba, a nadie le importaba. Yo que siempre he sido un fantasiosa y me he imaginado teniendo un mundo ideal comence a contar mentiras, a inventarme historias y lesiones para que me tuvieran en cuenta. Ahora estoy muy arrepentida.

En cierta manera tambien me pasa en el centro y el reconocerlo me cuesta  y me averguenza. En el centro cuando se que va a pasar más gente a nuestro grupo me entra miedo de no ser viesta, de no tener sitio y el sentir esto me hace sentir mala compañera.

Es cierto que si es una persona importante la que tienes delante de ti, tu deseo de ser importante para ella es mayor.

 Scroll hacia arriba