Somos estrellas

Realmente pienso que somos como estrellas. Hay una inmensidad de estrellas, astros que brillan con luz propia y que con  tiempo dejan de brillar a causa de la “congelación” por la pérdida de energía. Pero aquí, en la tierra, las seguimos viendo.

Pues nuestra sociedad, nuestro planeta es como el espacio; y cada persona, es uno de esos astros que brillan.

Posiblemente parezca una tontería pero… La verdad es que cada uno de nosotros brillamos con luz propia, porque tenemos millones de virtudes, características únicas y sentimientos y actos que ayudan a definirnos.

Puede ser que al principio brillara aunque fuera con una luz tenue por la inseguridad, el miedo, el intento de perfección absoluta… Así desde pequeña. Después me apagué, no de esa manera que supongo que todos pensamos, sino que dejé de brillar. La enfermedad, la anorexia debilitó mi luz hasta dejarla inexistente. Pero poco a poco, me fui descongelando. He tardado un año y medio en volver a encender ese fuego que hay en mí. Este que hace de mí una nueva estrella que brilla con más intensidad que nunca y así seguirá hasta el fin real de mis días. Se que habrá temporadas en las que puede hacer frío y dejar de brillar tan intensamente pero se de sobras, que nunca jamás volverá a apagarse antes de mi fin. Ya que voy a seguir luchando para que permanezca así.

 

somos estrellas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.