Simplemente, Adiós

Hace meses que lo llevaba planteando pero sabia que aun no era el momento. Hace escasos días, exactamente el domingo 21 decidí lanzarme a la piscina. Decidí terminar con todo tras reflexionar y ver con perspectiva mi evolución. Y finalmente, me despedí de ella, de la Anorexia.

Querida y a la vez odiada Anorexia: 

Te escribo esta carta para despedirme de ti.

Por una parte quería agradecerte todo lo que has hecho por mi, es decir, gracias por aparecer en mi vida y hacer que me convierta en la persona que soy ahora para “ganarte, derrotarte”. Pero ha llegado un punto en que nuestra relación ya no es viable. No es viable porqué me he dado cuenta de que no te necesito ni te necesitaré. He aprendido y descubierto otros métodos para solucionar y gestionar mis problemas e inquietudes ya que a través de ti o a tu manera, me hacía más mal que bien…

He pasado mucho tiempo bajo tu control pero ya es hora de que te marches para siempre, de todos modos, ya he hecho que te vayas pero quería hacer esto para que te quedara claro.

NO TE NECESITO, NO TE QUIERO EN MI VIDA.

Porqué ahora, soy FELIZ. Me quiero y me acepto tal y como soy con mis defectos y virtudes; y este logro precisamente, no ha sido gracias a ti ya que con tus “visiones y creencias irreales”, era imposible lograrlo. No te daré las gracias por lo que me has hecho sufrir, a mi y a los de mi alrededor. Pero gracias, como he dicho anteriormente, que para ganarte he tenido que superarme a mi misma y ser como soy ahora.

Tampoco te voy a decir: hasta luego o hasta pronto. Te digo ADIÓS, te digo HASTA NUNCA. 

He ganado la guerra, te he derrotado.

PD: Si algún día vuelves a aparecer, se de sobras como volver a derrotarte.

ATT: Anna

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.