Montaña rusa

Desde hace varias semanas mi estado de ánimo es lo mas parecido a una montaña rusa, hay momentos en los que me quiero comer el mundo y otros en los que es el mundo el que me come. Estoy dando grandes pasos en mi vida, cosa que me alegra pero a la vez me da tanto pánico que mi cuerpo reacciona con el síntoma, el cual, a día de hoy sólo dejo que esté en mi mente. Ni de broma le dejo que vuelva a aparecer. En el mes de septiembre me voy a independizar, lo que supone gestionar mi propia casa, comidas, etc..Me he dado cuenta de que este hecho me da mucho miedo, lo que he conseguido traducir en un miedo a madurar, hacerme mayor, tener mi propia autonomía. ¿Cómo no ser capaz a tener mi propia vida? Me da rabia tener esta sensación, porque en cambio, en el trabajo soy una persona muy segura de mí misma, es como si tuviera dos caras, la Carla trabajadora, fuerte y emprendedora y la Carla infantil, miedosa, la que piensa que necesita la aprobación de todo el mundo para poder actuar…
Pues bien, a pesar de todos las sensaciones corporales que estoy teniendo he de comentaros que sigo adelante, porque parar es solo síntoma de estancamiento, seguir es sufrir para más tarde ser libre y vivir. Os ánimo a que los baches que aparezcan en el transcurro de una recuperación se traduzcan únicamente en eso, una recuperación y un mejor conocimiento de una misma. Porque lo menor está por llegar.

2 Respuestas a Montaña rusa
  1. Raquel Linares Responder

    Hola CARLA , animo con tu participación y con seguir adelante , que sepas que aunque las personas que os leen no dejan comentarios , vuestros mensajes llegan a muchas personas que les ayudan a comprenderse mejor

  2. oscar Responder

    Gracias Carla por contarlo, por tu valentia y mucho ánimo, de verdad, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.