Simplemente decir

Algo tan simple como decir si, decir no, decir lo que se piensa, decir lo que se siente, no sentir que lo uno tiene que decir vale menos que lo dice el del enfrente, hablar… creerse el derecho a explicarse es tan importante para deshacer esos nudos que ahogan… con una amiga, con quien se tenga confianza, porque si se enquistan esos nudos se convierten en nudos que nos autodestruyen, hay que sacarlos, y ponerlos en su lugar. Con gente que sepa recibirlos, con quien podamos hablar, con quien quiera entendernos, con quien sanamente eligamos, pero hay que aprender a expresarse más allá de un plato, de un vómito, de un corte… son maneras, pero siempre nos llevan a un sitio peor. Este año que empieza es una buena oportunidad. Un beso a todas las que estais a mi lado y gracias, mil gracias.

Mi viaje…

La Navidad no es fácil, la nochebuena… para muchas de nosotras, no es fácil, yo de quien mejor puedo hablar es de mí, y realmente pensaba que lo llevaría todo peor de lo que lo estoy llevando. Ya el tema de la comida estos días complica muchas cosas, sí, agobia, va bien perder el control, hacer lo mismo que todo el mundo, comprobar que no pasa nada por disfrutar de lo que la gente disfruta de vez en cuando, pero es cierto que a veces es un esfuerzo, algo a lo que estar alerta, vigilar pensamientos que a veces aparecen, y hay que contradecir, siguen ahí, hay que luchar contra ellos, porque no pasa nada… Las relaciones, el esfuerzo de no aislarse, de disfrutar de la gente que se quiere, de los detalles, de las cosas pequeñas que día a día no están y no dejarse llevar por la obsesión, por la tristeza de la navidad, por mirar a los que no están, por la vida que no se tiene. Sí es difícil, pero se puede, yo ya sabía que este camino sería lento, y que no sería fácil, pero ya está empezando a dar fruto, ya no soy tan impulsiva, ya manejo mejor mis miedos, mis obsesiones, ya no me da tanta vergüenza quitarme la máscara… porque fui así y ahora soy de esta manera, y de ninguna manera conseguí, por suerte lo que pretendía. Sé que hay mucho que mejorar, pero estoy superando pequeñas cosillas que creí que no podría… y si yo puedo, se puede. No tengo prisa, si he rozado la tranquilidad, aunque haya tardado tanto, sé que podré abrazarla aunque tarde dos años más, luchando un poco cada día… Y resulta que tenían razón “acompañada este camino es mucho mejor”.

Y

y si grito muy fuerte y nadie me oye… y si intento explicar y no se me entiende… y si lloro tanto que tengo miedo de ahogarme… y si… y si no… y si no pasa nada. Y si el miedo me paraliza… y si sólo quería decir te quiero. Y si sólo quiero decir no puedo. Y si este nudo no se deshace. Y si a veces crece tanto que no me deja respirar. Y si…

Navidad

Se acerca la Navidad, para mí siempre ha sido una época difícil, el año pasado fue un poco mejor, pero este año vuelve la tristeza de tantos años, me dijo una compañera que en Navidad se suma y se resta la gente, la familia, y que por eso es triste y feliz a la vez para algunas personas. Yo durante años los pasaba muy triste, me sentía muy rara porque mi familia aparentaba alegría pero yo no podía, era demasiado grande el nudo, por cosas relacionadas con mi familia, que en esos día parecían desaparecer, porque no podía detectar por entonces lo que me afectaba tanta comida, la ansiedad, y las sensaciones corporales que me producían, todo era mío y lo desconocía y recuerdo intentar taparlo con más comida, con tabaco, con compras etc. pero me sentía sóla. Odiaba ese olor a castañas que tiene Murcia en invierno, ahora me encanta, porque le da un encanto especial, pero antes simplemente lo odiaba, sin pararme ni siquiera a pensar porque. Cuando después de cenar salía en nochebuena lo hacía por mis amigos y me sentía mal por dejar a mi madre en casa, siempre volvía pronto, fingía disfrutar, pero no era verdad, me sentía casi sucia, pero los días pasaban. La nochevieja tampoco es fácil para mi familia por mi abuelo, y la pasamos, el año pasado tuvo una parte muy bonita por una persona que estaba a mi lado, pero yo no podía por más que lo intentaba cubrir la soledad de mi madre, y otra vez esa mesa llena de comida, y otra vez una larga sobremesa, sí eso me daba ansiedad, pero el año pasado pude fijarme en otras cosas, pedir ayuda a mi hermano y ponérmelo un poco más fácil, pensar estoy un poco mejor, este año ha merecido la pena. Vuelven las navidades, y falta gente en mi vida, la comida ya no será tan problema, porque esto con el tiempo se va poco a poco superando, sé que puedo hacerla distinta de como la imagino, y no será fácil, pero no tengo porque hacerlo sola, tengo a mi gente y nunca dijimos que este camino fuera fáacil, no??? Animos a todos y a todas

hasta aquí

Cuando decidimos obsesionarnos por el cuerpo incluso nosotras creemos que es simplemente por imagen, por delgadez, porque controlar el cuerpo, nuestra imagen, nos dará una vida mejor, creo que cualquiera estará deacuerdo conmigo en que nadie decide meterse en una enfermedad que le puede llevar a la muerte sólo por estar más guapa… no, la comida, el cuerpo, la obsesión con la ropa, la imagen, los chicos, tapan un dolor mucho mayor, una angustia  que no se supo gestionar,  algo que  no supimos llevar. Es  increíble cuanto podemos tardar a veces en apartar  toda la superficie y empezar a hablar de lo que realmente nos dolía, ponerle palabras, hablar de esa rabia, de esa pena, y cuando sale todo cobra sentido, cuando después de tanto tiempo, entiendes que lo mejor que supo hacer esa persona en ese momento desembocó en un TCA y lo entiendes, y te entiendes, no era lo que parecía, que camino tan duro la trajo hasta aquí. Nadie supo hacerlo mejor, pero fue así, y estas fueron las consecuencias, y nunca más será como antes porque se abren las puertas que estaban cerradas con candados, como muchos sentimientos, como cuando eras niña y sin entender nada te dicen “tú cállate”, y te callas tantos años que aprendes a comunicarte de forma equivocada. Comida, alcohol, drogas, lesiones, mil formas… y sólo estás intentanto expresar algo que no sabes decir de otra manera, porque desde siempre pensaste que callada todo estaba mejor.

Pero el camino a re-descubrirse probando lo contrario a lo que tantos años se ha aprendido desde fuera, es mirar más  allá de ese plato, de ese cuerpo, decirlo de forma que la gente pueda entenderte, podamos ser un poco más adultas, respetarnos, que nos respeten, respetar. No comunicarse con la familia dejándose comida, o mil ejemplos parecidos…. se puede y cada vez que se hace distinto, se crece.

Hoy he visto a una flor abrirse y brillar como nunca, decir hasta aquí, decir aquí estoy yo, decirse, nombrarse, por primera vez, y yo por vez un millón me he sentido muy orgullosa se ser su amiga, porque sé que suficiente es la pasta para salir, ella es maravillosa, que se merece lo mejor, a lo mejor yo debería recordárselo más a menudo, y  la quiero no porque  esté bien, la quiero porque es LA OSTIA!!!!!! ala asi me sale del alma. Y tengo suerte de tenerla a mi lado… ojalá no se vaya muy lejos nunca.

Te quiero campiona.

Pues me voy

A veces cuesta mucho confiar en la gente, pero cuando se consigue romper el pensamiento de “estoy mejor sola” pasa algo y el miedo vuelve, con mucha fuerza, y me alejo, o me protejo, y mi cabeza lo explica, y habla el miedo a perder al alguien otra vez, el miedo a confiar, el miedo a querer, vuelvo a levantar esa muralla que tanto me costó derribar, y me infravaloro tanto otra vez… todo se vuelve un círculo, y me está dando una vergüenza increíble escribir aquí todo esto, pero me he hecho pequeñita, y pequeñita puedo seguir con mi vida, pero ahora sé que no sola, necesito a mi gente, pero tengo miedo. Y no puedo creer todo eso que me dicen, no puedo creerlo, y otra vez estoy ahí, en ese punto que tanto me entristece, no puedo abrazar, ni dejar que me abracen, se ha vuelto  a activar todo esto,  y no me gusta, no me gusto así,  y me siento culpable  de estar de esta manera, porque  hasta  me afecta en el cuerpo,  aunque ya puedo  cortarlo  me afecta.  Siento la necesidad de decir lo siento. Pero también tengo la necesidad de que me lo digan a mí. Quizá decŕmelo yo misma.

Queria decir

Me comentaron que había gente que al entrar al blog no se sentía muy identificada con cosas que leía, pronto escribiremos nuestra historia e igual de esta manera os identificais y podeis ver en qué consiste y en que no consiste todo esto, mientras a mi me encantaría que nos plantearais cualquier duda y pregunta que se os pase por la cabeza, que para eso está el blog para que participemos y nos ayudemos entre todos. Yo cada vez veo más claro que me estoy soltando de las muletas de la enfermedad, y asusta ver la vida desde otro sitio, pero la he visto muchos años con el prisma del TCA, y pensaba que nunca podría separarme de él…  pero se puede, poco a poco, se puede. Ahora sé que al principio el pozo es muy hondo, y hay miles de dudas, yo tengo miles cada día y aprendo cada día, por eso si puedo ayudaros en cualquier duda, no os corteis en preguntar, en expresar lo que sentís. De momento me comentaron esto y esto os quería decir. un beso

Culpa

Un día puedes empezar a ver la enfermedad con un poco más de distancia, y claro, te alegras, nadie mejor que tú sabe cuanto cuesta cada paso, pero entonces miras atrás y la culpa te invade, YO, si, YO hice eso, o dije áquello, a la gente que más quiero, no diré nunca que la enfermedad lo justifica todo porque no es así, lo hice como pude, como supe, seguramente muy mal, pero ya no puedo cambiarlo, sólo puedo aprender, pero eso no me quita la culpa cuando me recuerdo en según que momentos, sólo puedo decir siento el daño que os hice… y seguir caminando.

La publi II

Muchas gracias a todas las que habeis respondido al post y habéis expresado vuestra opinión, estamos pensando en dar un pasito más en este tema, me gustaría que aportarais vuestras ideas, todo lo que os pase por la cabeza, porque pronto intentaremos empezar a movernos. Sobretodo las chicas que escribís en el blog, me pondré en contacto con cada una de vosotras cuando se nos ocurra cualquier idea, Sara espero tu respuesta, seguro que tienes algo que aportarnos. Estamos en contacto, os iré contando.

La publi

Estoy con una compañera de grupo en casa ALBA(ánimos guapa), viendo la tele, han puesto anuncios y hemos empezado a hablar sobre el tema, me ha indignado una vez más los mensajes que nos manda la publicidad:

“unos niños tomando petitsuise diciendo que son bajos en materia grasa” niños que no pasarán de 10 años y muy contenta la niña informa al niño de que no tienen materia grasa, al acabar el anuncio dice “recomendado por la asociación de pediatras”

“cereales que dicen que adelgazan más tomarlos que no desayunar, además la chica pone una cara de asco increíble cuando le ponen un desyuno de lo más sano”

“cereales que si los cenas te levantaras realmente contento”

Nosotras creemos que los niños deberían ser protegidos de esta serie de mensajes, porque crecen con el canón de que lo bueno es lo light, lo delgado, no lo saludable, no es necesario comer light para estar sano, incluso al revés, se puede comer de todo y estar sano, los niños no tienen porque crecer con esta carga. Además me parece que esos anuncios de cereales muestran algo absolutamente falso, que es publicidad engañosa, que depende de a quien puede hacer mucho daño, la muestra de la mujer rechazando un desayuno de lo más sano, y la compración la gente que desayuna con la que no para vender cereales, me parece muy poco ético, teniendo en cuenta la cantidad de gente que puede recibir estos mensajes literalmente. Ojalá pudiera denunciarse cosas así, seguramente nosotras somos más sensibles a estas cosas, pero hay mucha gente obsesoniada con “la vida sana”, dietas, etc. Y además quien anuncia todos estos productos es quien menos los necesita, un poco de realismo en la tele por favor.

Besos

1 2 3 5  Scroll hacia arriba