Mi viaje…

La Navidad no es fácil, la nochebuena… para muchas de nosotras, no es fácil, yo de quien mejor puedo hablar es de mí, y realmente pensaba que lo llevaría todo peor de lo que lo estoy llevando. Ya el tema de la comida estos días complica muchas cosas, sí, agobia, va bien perder el control, hacer lo mismo que todo el mundo, comprobar que no pasa nada por disfrutar de lo que la gente disfruta de vez en cuando, pero es cierto que a veces es un esfuerzo, algo a lo que estar alerta, vigilar pensamientos que a veces aparecen, y hay que contradecir, siguen ahí, hay que luchar contra ellos, porque no pasa nada… Las relaciones, el esfuerzo de no aislarse, de disfrutar de la gente que se quiere, de los detalles, de las cosas pequeñas que día a día no están y no dejarse llevar por la obsesión, por la tristeza de la navidad, por mirar a los que no están, por la vida que no se tiene. Sí es difícil, pero se puede, yo ya sabía que este camino sería lento, y que no sería fácil, pero ya está empezando a dar fruto, ya no soy tan impulsiva, ya manejo mejor mis miedos, mis obsesiones, ya no me da tanta vergüenza quitarme la máscara… porque fui así y ahora soy de esta manera, y de ninguna manera conseguí, por suerte lo que pretendía. Sé que hay mucho que mejorar, pero estoy superando pequeñas cosillas que creí que no podría… y si yo puedo, se puede. No tengo prisa, si he rozado la tranquilidad, aunque haya tardado tanto, sé que podré abrazarla aunque tarde dos años más, luchando un poco cada día… Y resulta que tenían razón “acompañada este camino es mucho mejor”.

0 Respuestas a Mi viaje…
  1. Laura Responder

    Yo he tenido mucha suerte, esta, mi primera Navidad, ha sido genial, sin agobios, disfrutando a tope de mi familia… y gracias a muchas personas que no estaban allí, como tú, como todas las del centro, que yo me quejo mucho de que si el grupo por allí, el grupo por allá, pero no son más que mis dificultades y esta Navidad, por primera vez, he disfrutado a tope con el “grupo” de mi familia y eso, desde luego, me lo habéis enseñado vosotras… ¡en qué poco tiempo!

    FELIZ LO QUE QUEDA HASTA QUE PUEDA VOLVER A DARTE UN ABRAZO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.