¿frenos?

Llevo unos cuantos días que cuando pienso en qué hacer laa cabeza me queda en blanco, empiezo a pensar venga tía estás en Barcelona es una ciudad muy grande, habrá mil cosas que hacer… pues no, no se me ocurre nada, no me apetece nada. La semana pasada se terminó el trabajo y ahora no sé que hacer, ni con quien, me pongo nerviosa porque me cuesta mucho levantarme, no dormirme y sí termino durmiéndome, y sintiéndome mal, las distancias vuelven a hacerse muy largas, prefiero descansar en mi cuevecilla de vez en cuando, y lo mejor es que no ha pasado nada, a veces parece que cuando no pasa nada cuando empiezo a avanzar tengo que ponerme el freno de mano, de miedo pero… ¿a qué? a la vida… yo sé que es bonita y me fastidia mirarla a veces a través de un cristal. 

19 días y ninguna noche

Llevo mmmmm no sé cuantos meses sin salir de fiesta y evitándolo abiertamente, desde antes incluso de ingresar en el centro, cuando entré en el centro llevaba mucho tiempo aislada, con fobia a la gente, si salia me comparaba con todas las chicas, siempre perdía, mi objetivo era siempre ligar, ni siquiera era pasérmelo bien, pero llegó un momento en el que la gente me daba tanto miedo que me iba corriendo de los bares, me sentía ridícula, ansiosa, observada, y claro, como bebía, al día siguiente mi sensación era horrible, una resaca espantosa, me sentía rara, sola, todos hablaban de lo bien que lo pasaban y yo no podía compartir mi angustia con nadie, nadie la entendía, aún crecía mi malestar, todas eran mejor que yo… así que empecé a evitar salir, con excusas, lo cual llevó a sentirme más excluída aún de la gente con la que vivía, cuando venía gente a mi casa me metía en mi habitación, ya no soportaba las situaciones sociales porque no había imagen, comida, bebida que me ayudara con eso… ya no. Dejé de beber en esos momentos porque me hacía llorar, sólo alquilaba películas y me aislaba. Me sentía muy rara e incapaz de explicarlo.

Cuando llegué al centro salir me daba miedo y aún lo sigo evitando, no, puede que salir por la noche no sea lo que más me guste hacer en el mundo, pero ayer pude salir hasta las 5 y me di cuenta de que puedo hacerlo, de que todo lo que tengo en la cabeza son los miedos de mis vivencias anteriores, pero eso pasó, ya no soy la misma persona. Sí, es cierto, aún me cuestan ciertas cosas, pero puedo salir hasta las 5 como una chica normal, para mí es muy importante, puede que sea la segunda o la tercera vez que lo hago en un año, es algo positivo para mí. Y nada más por el momento, sólo uqería contaros eso, ahora tengo un poquito de sueño, no tengo resaca, no me siento rara, ni mal, ni nada que tenga que ver con antes. Me segurirá costando, lo sé, pero quería compartir estos pasos que voy dando con vosotros!!

Buenos días a todos!!!

Día a día

Hoy hice terapia… he acabado el trabajo y me parecía que la jefa no estaba muy contenta con el resultado, ella no sabe nada de mí, pero yo sí estoy contenta de como lo he llevado ¿puedo mejorar? seguro, pero me ha hecho dudar mucho de mi su actitud, al final he sopesado y he empezado a creer que igual su mala cara no era sólo culpa mía. Me he dado cuenta también de como puedo hacer daño a la gente que quiero con actitudes tan integradas que ni siuiera detecto, necesito ayuda para darme cuenta, y no conozco muy bien la alternativa, por eso, como bien dice Patry, las necesito para contarles lo que me pasa, lo que he hecho y para que me ayuden a ver que hay otras formas de hacer las cosas. Puedo perder gente que quiero mucho si dejo que mis miedos, mi inseguridad, mi control, es decir la enfermedad, hable por mí. A veces eso me hace pensar que tengo que aislarme del mundo “librar” a la gente de mi compañía y me aislo en mí misma, me molesta la gente, lo veo todo negro, no cogo el teléfono, me convenzo de que sola estaría mejor, todo me sobra. Estoy aprendiendo a darme cuenta que en estos momentos el problema es mio, y a dejar de decir que si esta ha dicho o hecho, que si esto no hubiera pasado yo no estaría enfadada, una vez más a coger mi parte de responsabilidad en las relaciones con los demás también.

Besos!!!

ps, gracias Patry yo tb te quiero mucho, ya lo sabes, mi petitona

Lo siento

Por error he borrado todos los comentarios, no se me dan bien los ordenadores…

Quim, te agradecía de todo corazón tuas ánimos, realmente te lo agradezco, me ha ayudado leerte, sé de tu experiencia, he andado parte del camino junto a tu hija y no es fácil, pero se puede, y sí, tenemos que aprender, eso nos hace mejores, el camino aquí no puede ser recto. Besos a Silvia y a Laura.

Alicia, realmente no sé que ocurrirá mañana, espero que seas sincera en lo que te pasa, en lo que haces, en lo que sientes, pero es importante que no te desesperes, Celia es de Murcia y está siguiendo un tratamiento que parece que le funciona, a veces la seguridad social es un poco escasa en estos medios, y el seguro escolar cubre estos tratamientos, hay que informarse. Te mando muchos ánimos, tienes toda una vida por delante, pase lo que pase mañana no es definitivo, no te desesperes, puedes y debes seguir luchando, no es fácil pero puedes hacerlo. Animos. Espero que nos sigas contando, sabes que aquí tienes una vía de escape para desahogarte. Besos

Car, muchas gracias, yo también te quiero mucho…

Celia gracias por seguir escribiendo, para mí es importante tu participación en mi blog, espero que nos sigas contando, un beso.

Laura, gracias por escribir en el blog, espero que nos sigas contando, siento haberlo borrado, soy muy torpe… no volverá a ocurrir!! Besos

Ankara, puedes hacerlo, sabes hacerlo, solo te falta confiar en eso, en mi opinión!

Bueno… hoy ha sido un día un poco raro y estresado, he madrugado mucho, raro en mí, nos os dije que encontré trabajo en una ludoteca y a veces los niños están especialmente revueltos. Me han dado el permiso de ir al gimnasio y me he ido a matricular y me ha costado mucho decirle que no al chico que me hacía la inscripción y me quería vender no sé cuantas promociones, luego a presentar el blog… me he acelerado y me he agobiado. Pero a la cena mis compañeras de piso me han dado una sorpresa, unas velitas muy bonitas, un pastelillo, feliz cumpleaños, un regalo chulísimo, me ha hecho sentir muy bien… me ha hecho sentir en casa, echo de menos esa sensación!

Un beso a todos

Cuando vuelve…

A veces vuelve… por una razón u otra, vuelve la tristeza, esa pesadez, la pena, la ansiedad, la obsesión, mirar la comida y tener que esforzarte y pensar “la comida no tiene nada que ver, no es la solución” las ganas de llorar… me esfuerzo por no mirarme hoy, sé que no me iría nada bien, mi estado de ánimo me traicionaría y me haría ver algo distorsionado, ya lo sé, hago por cuidarme, pero la tristeza es difícil, no hay comida que arregle eso, ni imagen perfecta, eso esta dentro de mí y supongo que lleva un trabajo más largo y más profundo… tiendo mucho a aislarme… hoy he estado con las chicas del grupo y me ha costado mucho salir de casa. Me ha ido bien. Pero he vuelto… y he pensado en escribiros… En este proceso he sacado fuerzas de muchos sitios, esta vez no será diferente, pero a veces hay que recordárselo a una misma y volver a sacar fuerzas para seguir el camino, no siempre es fácil. Pero yo confío en que no imposible. Un beso

Los productos engaño

Esto lo escribí hace unas 3 semanas…

Llevo toda la vida preocupada por el peso, el cuerpo y la imagen, he empezado miles de dietas, y no he conseguido mantener ninguna, así que he comprado todo tipo de productos milagrosos anunciados por la televisión y ofertados en los mostradores de las farmacias (sin receta), adelgazar sólo en 10 diez días esos kilitos que te sobran hasta estar como la del anuncio requiere disciplina (esa mujer que no ha probadolo que anuncia y que no lo necesita) así que en mis peores momentos he tenido que restringir con la comida, ayunar, vomitar, contar rigurosamente las calorias de cada alimento… eso sí, adelgazaba a un precio demasiado alto, la obsesión aumentaba, la depresión, el miedo al rechazo, la inseguridad, la exigencia, la tristeza, las máscaras… la anorexia, la bulimia volvieron a mi vida con una fuerza que jamás pensé que pudiera coger la enfermedad.

Llevo más de un año de tratamiento ha sido duro, y lo que queda, porque hay mucho que trabajar más allá de la comida y el cuerpo, en cualquier caso no podemos elegirnos ninguna ingesta, poco a poco nos van dando permisos. Esta mañana he ido a comprar fruta ya que he estado hablando con mi terapeuta que descargo mucha ansiedad eligiendo dulces o café, he ido al super y me encuentro casi todas las estanterías repletas de productos Light, una pesadilla. He vuelto a casa y una vez más en casi todos los canales productos lights, pastillas para adelgazar, trucos, operación biquini… he encontrado realmente absurdo que la gente haga dieta un mes al año para lucir biquini en vez de cuidarse todo el año para estar sana… pero, está bien, nos bombardean cada día, con que la delgadez es el éxito, lo bueno, lo que gusta, lo correcto, nos hacen esclavas de unos productos que no sirven para nada. Me enfada, he estado engañada demasiados años por toda esa basura. Ahora estoy en mi peso, no tomo nada light, ni me pongo ni una sola crema milagrosa, los milagros no existen, existe la salud, el sentido común, las ganas de ser feliz, y las empresas bombardeándonos… ¿alguien se hace una idea del daño que puede hacer todo esto? ¿alguien se hace una idea de la cantidad de enfermos con TCA existen? Somos víctimas de lo que demandamos, tenemos prisa para todo, pero tanta prisa, puede matarnos….

 

 

 

un poquito de mí

Hola!

Voy a contarte una parte de mi historia, poco a poco, es larga y para mí difícil…  Hace unos diez años decidí dejar de comer, sólo podía ver por entonces que me sentía gorda y que si adelgazaba conseguiría tener un tipo de éxito que yo jamás había tenido. Yo no era una chica con problemas aparentemente, todo lo contrario, tenía mis amigas, sacaba muy buenas notas, nadie sabía del todo el malestar que yo arrastraba cada día, la ansiedad… Creí que esa sería la solución, pero nunca era suficiente, la ansiedad aumento, la obsesión, me alejé de la gente, manipulaba a los que tenía a mi alrededor, creo que fue una de las épocas más infelices de mi vida… la paradoja era que todo el mundo me decía lo guapa que me estaba poniendo, ninguno sabía el precio que estaba pagando. Pedí ayuda, cuando llegué al punto en el que morirme no me importaba, pedí ayuda a mi madre y seguí un tratamiento, una vez a la semana, recuperé peso, normalicé un poco mi vida, y decidí dejarlo, yo también había caído en el mito de que la anorexia es una enfermedad física, cuando me encontré mejor dejé el tratamiento.

Diez años después la enfermedad presentó gran parte de sus síntomas pero no dejé que llegara ni al infrapeso ni al sobrepeso, quizá por eso la gente no podía verlo, yni muchos creerlo, pero seguía comparándome, sintiéndome inferior, teniendo cada vez más ansiedad y obsesión, depresiones, comprando compulsivamente, bebiendo…me sentía fuera de lugar con esa tristeza que ya asumí como crónica porque nadie había sabido ayudarme, y muy sola, me sentía muy muy sola, y una imagen muy distorsionada.  Hace un año y medio recaí, ya no podía más, otra vez visitando psicólogos y nadie sabía ayudarme… tuve la suerte de que dos amigos me trajeron a abb y empecé el tratamiento, y estoy comprobando que no estoy condenada a ser triste, ni a estar sola, ni a no relacionarme con chicas por miedo a la competencia… No estoy condenada nada más que a lo que yo decida, me está costando porque yo creía que sería así para siempre, y por suerte parece que me he equivocado… a ver como siguen las cosas!! Besos

Día a día

Hola! hace tiempo que esperaba poder comunicarme con vosotros con el blog y que pudiéramos compartir nuestra historia en esto… Os iré contando poco a poco la mía!!

Hoy estoy mejor, llevo días anclada en ese malestar que llevo conmigo creo que casi toda la vida, muy aislada, antisocial, sin motivación de hacer nada… hoy me doy cuenta de que tengo miedo a avanzar, a asumir responsabilidades, sí, “miedo a crecer” incluso físicamente a veces evito parecer una mujer. En realidad ya voy asumiendo muchas responsabilidades que hace un año no hubiera podido imaginar, poco a poco, pero es un miedo abstracto que arrastro conmigo mucho tiempo… y cada vez pierde más sentido y aún así me resisto e inconscientemente hago cosas que me hacen creer que no avanzo mucho, pero en realidad claro que he avanzado, claro que lo he conseguido, me cuesta mucho valorarmelo. Es importante recordarse los pequeños pasos que damos cada día, yo soy muy exigente y espero de mí a veces lo inesperable, y eso me frustra mucho, pero pararme y recordar de donde vengo, las cosas que me cuestan cada dia aunque sean pequeñas, me va muy bien pararme y valorarme todo eso, porque me cuesta mucho valorar las cosas que hago y valorarme a mí misma.

SALUDOS A TODOS/AS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

 

Estoy en buen camino

Hola! Soy Carlota, tengo 26 años, cuando tenía 17 me diagnosticaron anorexia purgativa, después de un año de tratamiento bastante duro, recuperé peso, normalicé mi vida, mis relaciones sociales, mis notas subieron, y dejé de encontrarle sentido al tratamiento. Hace casi dos años vine a Barcelona, después de viajar buscando un sitio en el que me sintiera mejor y no encontrarlo, y mi malestar en todo este tiempo no había hecho más que crecer, yo había intentado taparlo de mil maneras posibles,y ya no podía más. Hace un año ingresé en el hospital de día de ABB en Barcelona, yo soy de Murcia y eso de no tener aquí a mi gente se me ha hecho difícil, pero tengo un grupo estupendo que me ayuda cada día a superar todas las cosas que he ido trabajando.  Nunca imaginé que la enfermedad me hubiera acompañado tanto tiempo, pero ahora veo que sí y que cuando no salía por la comida, salía por otros sitios, pero yo no podía entenderme, y muchos profesionales a los que iba tampoco. Ha sido duro pero estoy en buen camino. Ahora sé que se puede vivir mejor. Besos !!!

1 3 4 5 Scroll hacia arriba