El pasado

El pasado, ese recuerdo que siempre estará, esas memorias tan bonitas de nuestra vida que siempre tendremos. O al menos eso tendría que ser, pero no siempre es así. El pasado también puede doler, ser fugaz, y a veces, estar aún más presente de lo que tendría que ser. No deja sitio para que el presente pueda simplemente ser.

Cuanto  cuesta dejar ir el pasado. Parece imposible dejar ir el clavo en el cual estas agarrada por miedo de dejarte sentir, de dejarte simplemente ser.

Te resulta imposible olvidar aquellos traumas, aquellos recuerdos que tanto duelen. Tu presente vive de las lagrimas del pasado. Y muchas veces, sin saber porque, no puedes soltar todo el dolor y vivir en plenitud. Inconscientemente llegan las voces, las mentiras, los trucos, el aislamiento. Y aquí, la enfermedad, la única manera posible de pedir socorro, o al menos esto parece.

Empiezas terapia, el síntoma baja, el peso empieza a estabilizarse, las voces de la cabeza desaparecen y aprendes a vivir con tu cuerpo. Y sin darte cuenta, tienes la alta, el mundo  te esta esperando.

Lo primero que te pasa por la cabeza: que miedo. Podré hacerlo?

Sí, sin duda, has aprendido a controlar la comida y no dejar que esta te controle a ti.

Pero realmente, más de la mitad del día sigues viviendo en el pasado, con el dolor en el pecho, tu frágil interior dañado. Resulta muy difícil dejarlo ir, vives anclada. Tus relaciones se ven afectadas por él, tu día a día depende de toda tu historia que llevas cargando des de que tienes conciencia. Y no puedes más.

Quieres librarte de él, poderlo recordar sin que te controle, hacerle sitio al presente. Pero no sabes, o no quieres. Constantemente ese juego de querer y no poder, o poder y no querer.

Vives con la esperanza de que llegara el día en que podrás vivir el presente, y sin darte cuenta, vives en el futuro obviando el presente.

Te pasas la vida así, rabiosa por un pasado que duele y soñando con un futuro utópico inexistente,   dejando pasar el presente.

Supongo que poco a poco el pasado sera un recuerdo querido, el futuro un viaje a hacer, y el presente la energía del día a día.

5 Respuestas a El pasado
  1. Tina Responder

    Hola Celia,
    Me siento del todo identificada con estas palabras… yo tamién tengo el alta pero como bien dices, mi pasado ha seguido formando parte de mi presente, así que he decidido seguir terapia para trabajarme.

    Yo tengo traumas de la infancia bien reales (y pongo reales porque a veces usamos la palabra trauma muy alegremente) y he ido descubriendo, que estos traumas que habitan en mi, estan tan arraigados que incluso los llevo grabados en el cuerpo físico (más que en la memoria). Así que la terapia que voy siguiendo es corporal/energética, para poder sanar mi pasado a traves del cuerpo.

    Algo muy potente de lo que hablaré en mi blog más adelante.

    Un beso y a por todas guapa 😉

    • Cèlia A. Responder

      Hola Tina! Si, exacatamente por eso seguir haciendo terapia para acabar de trabajar la parte emocional y sanar todas las heridad que aún sangran a veces es muy importante.
      Muy interesante esta terapia de la cual hablas, espero leer más en cuando hables de ella!

      Un beso!!

  2. Geetha Responder

    This blog is impressive and informative.It clearly explains about the concept and its techniques.Thanks for sharing this information.Please update this type of information

  3. Andrew son Responder

    Thanks for sharing your ideas.It is useful to me.I preferred it.Keep sharing more like this.

  4. Software Testing Training in Chennai Responder

    Excellent post.Keep sharing more with efficient news like this.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.