Yo misma

Creo que uno de mis principales problemas siempre ha sido no saber quien soy ni que hago en este mundo, sentirme insignificante. Recuerdo de pequeña sentirme diferente a mi familia, el nudo en el estomago al darme cuenta que en realidad, yo no pertenecía en su mundo. Siempre lo he pensado, la vida que me ha tocado realmente no es la vida que me hubiera gustado vivir durante estos primeros años de vida, meros dieciocho.

Hubo un día que me levanté y me di cuenta que la enfermedad también era un modo de escape del sitio de donde me sentía atrapada, un mundo que me ahogaba, me empequeñecía.  Querer dejar de ser, al menos por unos instantes, y viajar a la vida que des de pequeñita he soñado en tener. Y fue entonces cuando vi que realmente estaba en mis manos, el cambio lo escogía yo, mi vida la controlo únicamente yo. Y decidí dejar de soñar para empezar a vivir.

Empecé por buscarme a mi misma y saber quien era, ya que realmente ni me reconocía en el espejo. Tuve que aprender a escucharme, responder a las necesidades de mi cuerpo e investigar dentro de mi enloquecida mente. Aprendí a decir que no (sí, no siempre puedo, pero poco a poco voy mejorando), dejé atrás el miedo de tomar decisiones y por primera vez, escuché a mi corazón. Y entonces, me encontré, construí lo que soy por mi misma y me juré (y por escrito) que nunca más iba a dejar que alguien me  lo quitara, nadie podrá nunca jamás destruir mi esencia.

Y aquí estoy, escribiendo estas líneas, sin saber muy bien qué será de mí en unos meses, pero más segura que nunca que voy a vivir la vida que yo quiera, sea lejos o muy cerca de aquí, con o sin las personas que ahora me rodean; porque como me prometí, nadie me va a arrebatar.

2 Respuestas a Yo misma
  1. Tina Responder

    Romper con todo y saltar al vacío para mi és la mejor opción para vivir de forma libre. No es fácil y durante el proceso para conseguirlo hay muchos obstaculos que saltar, pero si sabes cual es tu meta y donde quieres llegar, sólo queda caminar en esta dirección, rápido o lento, sola o acompañada, parado y volviendo a andar… pero jamás recular!

    Mucha fuerza y a seguir el camino que te indique tu corazón… Que es el más sabio de todos ! ! !

    • Cèlia A. Responder

      Exacto, a veces da miedo pero se que tengo que seguir mi corazón y vivir el momento!

      Muchas gracias, un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.