ÉL…

Hola a todos/as,

Algunos de vosotros habreis leido mi último post, “Apreciar la vida”. Los que no, no os preocupeis.

Pues bien, mi história, mejor dicho la de Adrià, NUESTRA HISTÒRIA ha acabado mal, de la peor manera posible. Adrià, mi novio, hace casi tres meses que se fué, nos dejó a todos. La verdad es que ha sido y esta siendo el peor momento de mi vida. En muchos momentos he estado a punto de renunciar a todo, de tirar por la borda todo lo que hasta ahora había conseguido con mi esfuerzo… Si no lo he hecho ha sido única y eclusivamente por las personas que más quiero: ÉL y mi familia.

ÉL luchó hasta el final, hasta el último día a pesar del dolor, el sufrimiento, el cansancio,… A pesar de todo esto ÉL seguía teniendo ilusiones, seguia queriendo vivir, seguia pensando que la vida merece la pena y sacó fuerzas de donde no tenía para hacer muchas cosas que su cuerpo casi ya no le permitía. Sacaba fuerzas para sonreir y dedicarme una de sus dulces palabras, y como no, preguntarme si habia merendado a pesar de estar a 40 de fiebre. Era y ES realmente una persona extraordinaria. A pesar de lo mal que lo estaba pasando, se seguía preocupando por los demás y lo mejor, por ÉL. Nunca dejó de quererme y mostrarme su afecto. Yo creo que tampoco. Por suerte, no me arrepiento de nada. Pasé todo el tiempo que pude a su lado y no desperdiciamos ningún segundo. Fué el año más intenso de mi vida. Ha sido un año muy duro y complicado pero a la vez, dulce y agradable grácias a nuestro apoyo mutuo. Nuestra relación era especial y creo, sé que estabamos hechos el uno para el otro. Pero el destino nos ha arebatado la oportunidad de comprovarlo…

No quiero convertir este blog en un lugar dnde escibir mis penas, ya las escribo para mi misma cuando lo necesito. Pero ahora más que nunca os vuelvo a repetir lo que ya os dije en el post anterior: DISFRUTAR DE ESTA ÚNICA VIDA QUE TENEMOS, POR FAVOR! Y casi os lo pido como un favor, ÉL no pudo, ÉL no tuvo la oportunidad. Si la hubiera tenido, habría hacho lo imposible, en su momento ya lo hizo pero desgraciadamente no salió como todos esperabamos…. Nosotros/as sí, aún estamos a tiempo de cambiar todas esas cosas que no nos dejan ser felices y empezr a VIVIR de verdad.

Durante estos tres meses lo he pasado muy mal no nos vamos a engañar, pero, ÉL me ha enseñado tantas y tantas cosas… No os lo podeis ni imaginar. Mis prioridades en la vida han cambiado. Mis creencias, mis valores, TODO se ha derrumbado. Ahora estoy intentando reconstruir una vida rota. Esta siendo terriblemente dificil. Me siento vacía y sola. Desorientada. Pero lo que os puedo asegurar es que me dejó el regalo más valuoso que alguien te puede hacer: Una gran lección de vida y un sinfín de recuerdos que SIEMPRE, SIEMPRE permanecerán en mi corazón. Me dió la oportunidad de descubrir el amor verdadero. Porque el nuestro lo era. ¿ A caso, muchas personas serian capaces de mantener una relación con una persona con un transtorno alimenticio teniendo un cáncer? Y viceversa… Al principio, fueron muchos los que se oponieron a nuestra relación. Nos decían que ya teniamos suficiente cada uno con lo suyo, que sería muy complicado… Cierto. Pero estabamos dispuestos a lo que fuera para estar juntos. Algo que también os quiero transmitir: POR FAVOR NO DEJEIS DE HACER NADA PORQUE PUEDA LLEVAROS COMPICACIONES Y MENOS AÚN PORQUE OTROS OS LO QUIERAN IMPEDIR SI REALMENTE ES LO QUE QUEREIS!!! Si no fuera por esto, yo no habría tenido la oportunidad de pasar los mejores momentos de mi vida con la mejor persona que he conocido. Tampoco podría haber aprendido todo lo que me enseñó… ÉL confió y creyó en mi des de el primer dia. Sacó de mi TODO mi potencial, todas mis fuerzas, todo mi amor, hizo de mi una persona mejor.  Porque lo que soy ahora es GRACIAS A ÉL.

Así que ahora entenderéis por qué no puedo renunciar a esta vida. Sería faltarle al respeto. Un buen hombre me dijo hace unos días que a las mejores personas se las llevan antes porqué los quieren tener allí (donde sea que creéis) en vez de en este mundo tan mezquino e injusto que no valora su belleza. Si es así, y eso espero y deseo con todas mis fuerzas, ahora ÉL estará en un lugar mejor, sin sufrimiento ni dolor…. Y pensandolo así, se lo merece, ya sufrió demasiado durante este largo proceso.

Yo, ahora, lo único que puedo hacer es mantenerme con vida para transmitir al “mundo” su fuerza, sus ganas de vivir, nuestra experiencia. Porque ÉL no se ha marchado, no. Sigue estando aquí y lo estará siempre. Siempre que lo recuerde, siempre que piense en todo lo que pasamos juntos, siempre que siga en mi corazón. Ojalá sirviera para que alguién apreciara la vida. Ojalá. Yo estoy aprendiendo de ella a mazazos pero no digo que no es necesario…

Ahora pensar y reflexionar, ¿ Realmente es tan importante ese error que has cometido en el trabajo o el instituto?, ¿Hasta que punto es importante la imagen? Porque yo, le seguí queriendo a pesar de su falta de cabello, sus kilos de más por culpa de la cortisona, y su aspecto radicalmente cambiado. És más, cada día lo quería más. Y que fuera capaz de mostrarse así ante mí, me demostró su confianza y su amor. ¿Has dicho hoy a alguien grácias por ese favor que te hizo?, ¿Has dado un abrazo o un “te quiero” a esa persona que tanto aprecias?, ¿Cuanto tiempo has perdido hoy pensando en cosas absurdas y sin importancia? ¿Cuantas cosas podrias, pero no has hecho?,……………………………………..

¿A que esperais?

Un abrazo,

Esther

 

PD: Te quiero.

 

3 Respuestas a ÉL…
  1. HOUSE Responder

    Hola Esther.

    Antes que nada decirte que siento mucho que el final haya sido el que cuentas, evidentemente por tí, pero sobre todo por Adrià, y de manera especial porque, en mi caso, no tengo el consuelo de que ‘después haya algo mejor…’, porque para mi mente ‘racional’ sería admitir que aquí alguien nos ha dado el papel de ‘felices’, o de ‘enfermos’, o de ‘pobres’, etc…, de forma ‘alegre’, injusta e irresponsablemente, y ésto no lo consuela ningún ‘premio’ posterior, pero es mi opinión.
    Como ya te dije en tu escrito anterior, tu caso me recuerda mucho al de Silvia, mi hija, y creo poder entender como te sientes y por lo que estás pasando.
    Adrià te ha demostrado que nuestra escalera de prioridades es frágil y muy a menudo (casi siempre…) estúpidamente superficial, y que nos perdemos en ‘nosotros’ mismos una y otra vez…, hasta que situaciones como la que cuentas, de gente como Adrià, te hacen ver lo absurdo de algunos planteamientos ‘minimalistas’ cuando la realidad va por otro lado, y tarde
    o temprano la encontramos, o nos acaba encontrando ella a nosotros…
    Solo decirte que, en mi opinión, el mejor tributo que puedes rendirle a Adrià es reordenar tu escala de valores y vivir plena y libremente (con su recuerdo, pero no para su recuerdo…), y sobre todo libre de ti misma y de tus obsesiones, porque solo de ti depende hacerlo, y porque como le decía a mi hija cuando le pasó algo muy parecido, sería tremendamente injusto no
    hacerlo cuando, de hecho, solo depende de ti, mientras que él (y otros muchos como él cada día…) ni siquiera tuvo la oportunidad, no crees?
    En cualquier caso, ésta experiencia (por muy dura e innecesaria que sea) te acabará fortaleciendo (leyéndote estoy completamente seguro de ello…), y volverás a ver el sol, porque el sol siempre está ahí (día y noche), pero hay que ‘salir’ a verlo; no dejes de salir !
    Un beso.

  2. Beatriz Responder

    Mi niña! me has llegado al corazón con todo lo que has dicho. ahora mismo estoy demasiado emocionada para escribirte algo, pero lo haré.
    Creo que compartir con todos nosotros lo que te ha pasado es un gran paso para ti y una ayuda.
    Un besazo preciosa! Continúa tu caminito, que veo que poco a poco vas avanzando.

  3. Sara Domínguez Responder

    Muchas gracias por compartir algo tan íntimo y tan duro. Nunca olvides lo que él te ha enseñado, eh?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.