A veces no me quiero

A veces pienso que soy invisible. Que soy como un mueble, que a la gente de mi alrededor le da igual si estoy allí o no. Mejor dicho, soy como un mueble que está en medio del paso, fuera de lugar, molesta.

A veces pienso que los demás no tienen ningún interés en estar conmigo, que no les aporto nada, que si no estuviera yo, ellos estarían mejor.

A veces me parece que hay gente que tiene ganas de estar conmigo. Entonces desconfío… Por qué iban a querer estar conmigo? Vienen a hablar conmigo, pero con qué interés? Seguro que quieren aprovecharse de mi de alguna forma u otra.

A veces me parece que no, que en realidad no se quieren aprovechar de mi. Parece que realmente no les molesta hablar conmigo, no estan a disgusto. Entonces pienso, bueno, tampoco te emociones, seguramente no volverán a hablarte, ha sido una vez y ya está. Seguramente no tienen a nadie mejor con quien estar.

A veces me doy cuenta de que pasan los años y hay gente que sigue hablando conmigo, aunque yo tenga la sensación de que no les aporto nada. Vivo con el miedo a que me dejen de hablar. Pero mirándolo fríamente, si llevan cinco, seis, ocho o doce años a mi lado, tal vez quiere decir que puedo dejar de sufrir por el miedo a que me dejen.

A veces pienso y me doy cuenta de que parece que a la gente le aporto algo. Que algunos me consideran una persona de confianza con quien pueden compartir lo que sienten sin ser juzgados. Que se divierten conmigo, o que simplemente les gusta estar a mi lado en silencio, porque sí.

A veces me doy cuenta de que la Júlia que ellos ven no es la misma que veo yo. Yo veo mis cualidades, pero les quito importancia para centrarme en los defectos que tengo que cambiar, que son muchos, sobre todo en comparación a los demás. Los que me quieren ven a Júlia con sus virtudes y sus defectos, como cualquier ser humano. No es perfecta, pero bueno, quién lo es? No le cambiarían nada porque así es y así la quieren y si fuera diferente, entonces no sería ella.

A veces me doy cuenta de que busco la perfección en cada cosa que hago. En cada frase que digo quiero parecer la más inteligente, en cada consejo que doy quiero ser la amiga más empática, en cada trabajo que hago tengo que deslumbrar al profesor, en cada fiesta quiero ser la más guapa, cada entrada de este blog tiene que ser la mejor escrita de todas, cada instante de mi vida tendría que ser de plena felicidad hollywoodiense. Vivo persiguiendo algo que no existe. Y por eso estoy cansada, por eso a veces siento que me faltan fuerzas.

Espero que llegue un día en que sienta que lo que tengo me basta. Me gustaría poder sentarme a descansar y disfrutar del paisaje que tengo delante, en lugar de seguir corriendo siempre en busca de uno mejor.

 

image

 

9 Respuestas a A veces no me quiero
  1. Lunnaris81 Responder

    ¡¡Vaya, así es cómo me siento continuamente!! Como un estorbo, una carga… no valoro nada de aquello que hago, sin sueños ni ilusiones, sin nada que me motive, sin disfrutar de las pequeñas cosas de la vida… triste, sola, apática…

  2. Júlia R. Responder

    Hola Lunnaris :)

    A mi me va a días, creo que todos tenemos momentos bajos en que nos parece que todo va mal (bueno, algunos tenemos más momentos de esos que otros).
    Pero si te sientes así contínuamente puede que estés un poco deprimida… Bueno, lo digo así sin conocerte, pero yo también me sentía contínuamente triste, sola y sin ilusión ni motivación. Llevaba así bastante tiempo y hace unos 6 meses que empecé a hacer terapia psicológica y ahora estoy mucho mejor. No sé si ya has buscado ayuda, pero si no lo has hecho tal vez te iría bien, todos tenemos la capacidad de sentirnos mejor con nosotros mismos y con nuestra vida, solo necesitamos alguien que nos guíe un poco en esos momentos en que se ve todo negro.

    Ánimo, estoy segura de que no estás sola y que las personas que tienes a tu alrededor no te consideran una carga. Porque ellos no te miran con esos ojos tan críticos!!

    Ánimo, un besito!

  3. rut Responder

    M’agradat molt l’escrit Julia. Jo tambe em sentia i em sento moltes vegades aixi. pero si savem gestionar aquest sentiment podem arrivar molt lluny i fer d’un problema una gran qualitat. Jo sempre donare les gracies a aquest gran centre i sobretot a les grans terapeutes i companyes que em van ajudar a gestionar aquest aentiments. Una abraçada.

  4. Júlia R. Responder

    espero que estiguis molt bé Rut! Un petó

  5. ana Responder

    increible, que grande

  6. Tina Responder

    Júlia!… Ostres… les paraules em recorden a com em sentia i a les reflexiones que tantes vegades he fet per mi mateixa… però avui, al llegir el teu escrit, m’he donat compte que he passat a un altre nivell (podriem dir-li de consciencia) i tot això ha quedat enrere…

    Encara és aprop i no vull cantar victòria però… És una sensació extranya d’haver-ho “superat”… i ara a treballar-me molts altres aspecte que encara em queden pendents ! ! !

    • Júlia R. Responder

      Felicitats Tina! Aquests moments en què t’adones que has canviat i que tot l’esforç ha servit s’han de disfrutar molt!!! :)

      Un petó!

  7. casy Responder

    Creo que todos alguna vez en nuestra vida nos hemos sentido así , yo por los menos si y la verdad que es horrible , pero no hay que hundirse ya no es que si el vaso este medio vacío o medio lleno ya es que no hay agua para seguir pero tenemos lo mas importe que es la fuerza y eso , eso siempre esta ahí tal vez pienses no puedes pero solo hay que ponerle empeño y la montaña de arena se moverá al menos 1 cm o menos pero se ha movido que es lo importe.

    • Júlia R. Responder

      Gracias por comentar! La verdad es que los cambios grandes se hacen cm a cm, es imposible hacer desaparecer de golpe creencias arraigadas desde hace años. Hay que tener paciencia con una misma! :)

      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.