ACEPTACIÓN PERSONAL

Ayer mi novio me decía que no entendía lo de mi baja autoestima. Amenudo, mis padres me lo han dicho también… pero a mi, me es bastante diIMG_6420fícil explicarles como yo lo siento.

Los enfermos de TCA padecemos de baja autoestima. Sabemos, que tenemos cualidades porque la gente nos los dice y repite, aún más cuando sabe que padecemos esta enfermedad. Pero es difícil de explicar como nosotros LAS SABEMOS PERO NO LAS SENTIMOS… es decir que no acabamos de creérnoslas.
Y las olvidamos facilmente si no se nos las repite y reafirma continuamente des del exterior, con palabras o con hechos. Nuestra autoestima cuelga de un simple hilillo que se descuelga con mucha facilidad, así que hay que poderla tratar con mucho cariño.

Para nosotros/as es muy importante poder aceptarnos tal y como somos. Con nuestras cualidades y defectos. Conocernos bien y interiorizar. Esta es una parte muy importante del tratamiento, pero tambien conocer que las cualidades tienen límites, que a veces no están al 100% y como no, también poder reconocer que tenemos defectos y poder aceptarlos.

Para mi, aceptar que no soy 100% creativa o 100% cariñosa, sino que lo soy un 60% y que no por ello deja de ser una cualidad mía, no es tarea fácil. Y que mis defectos me hacen especial y única, esta siendo un proceso algo complicado, me cuesta a veces… “no ser la persona que soñaria ser”. Pero las SUPERWOMAN no existen más que en las pelis de Hollywood.

Una compañera me dijo: “cambia tu mirada y mírate con dulzura”… hay que poder mirarse sin juzgarse y queriéndose más. Cuesta porque nos exigimos demasiado.

21 días… ¿de qué?

Continuo en negativa con el programa emtido este viernes en QUATRO.

21dias_promoLo único que ha dado a conocer el programa o que debería dar incapié (más allá de que con la comida no se juega, que eso creo que la gente ya lo sabe) es que no hay un PROTOCOLO DE ACTUACIÓN para los casos de Transtorno de Conducta alimentaria. ESTA DEBERIA HABER SIDO LA CONCLUSION DEL PROGRAMA.

¿Como puede ser que en un hospital de dia a un paciente con TCA le dejen escoger cuantas galletas quieren los/las pacientes para desayunar?, o que ¿Vaya solo/a al lavabo?… no hay conteción en los hospitales. Desde nuestro punto de vista esto es un grave error.

Me quedé horrorizada al ver eso… y además, en lugar de ver que desde esos hospitales se daba un trato erróneo a los pacientes y buscar como enfocarlo para dar una visión de AYUDA desde el reportaje, Quatro busco el sensacionalismo. Le dió más valor a la imagen morbosa, que a la visión de Imma, mucho más sana y con un tratamiento más positivo, que la ha ayudado a estar saliendo de la enfermedad.

Además de no tener en cuenta de la repercusión del hecho de que Samatha dejara de comer, que no rehuye, sinó que incita a provar de dejar de comer muchas adolescentes que puedan relacionar dejar de comer 21 días con caer en una anoréxia, porqué, ustedes no saben la de chicas con baja autoestima, inseguridad o sobrepeso que piensan en poder tener esta enfermedad sin pensar en sus consecuencias y pensando en que luego su curación no tiene tan duro proceso. Lo decimos con fundamento.

Seguimos teniendo una dura crítica al programa y a su compañera Samantha. Que pareció durante el programa haber estudiado un guión. Por favor, no se lo creía nadie… o almenos las que lo hemos vivido. Para mi, una falta de respeto para pacientes y familiares que sabemos y hemos sufrido el dolor, los pensamientos, la angustia, que conlleva esta enfermedad como para que ella haga teatro.

21 días

El viernes emiten un programa en la QUATRO llamado 21días. Otras compañeras y yo decidimos participar en él en su momento. La idea se nos planteó, y después de estudiarla, nos pareció que podría ayudar.

Pero el enfoque que se le ha dado al programa ha dado un giro de 90º.  El anuncio es sensacionalista y a mi parecer muy poco alentador para las personas que viven esta enfermedad. Pero a ellos lo único que les interesa es la audiencia claro está. Y no el dar una información veraz y con buenos objetivos de conciencia, desestigmatización y ánimo para aquellos que estamos inmersos, familiares y amigos.

Para ello, quiero haceros reflexionar de modo a que si véis el programa sea de modo crítico.

4svillar

de visita…

Hoy he estado en el Hospital dando testimonio a los chicos /as ingresados allí. Chicos y chicas menores que yo a los que podía dar un testimonio de la enfermedad un poco desde la distancia y además desde la experiéncia ya que todos ellos /as són mucho más jóvenes que yo.

Muchas veces la juventud hace que se tome mucha menos conciencia de hasta donde puede llegar esta enfermedad y de sus conseqüencias. O hasta se piensa … “que controlas”, “que ya pararás algún día”, etc. però lamentablemente, una vez estás dentro no sales, almenos NO tan facilmente. Toda tu vida puede girar entorno a un plato y a una báscula y todo dependerá de ello: tus relaciones personales, sentimentales, el ocio, la salut, etc.  La comida irá toda tu vida por delante de tus amigos. Perderás a tus parejas… y hasta tu dignidad personal por tener un cuerpo que al fín y al cabo, por muy delgado /a que estés nunca te sentirás a gusto porque el problema no está en que te guste tu cuerpo sino en gustarte a ti mismo por dentro. Estar orgulloso de lo que haces y sentirte bien, sin importarte lo que opinen los demás.

En un post una mama me ha pedido algo y yo quiero pedirle algo a los papás con hijos / as con TCA:

*Cuando sus hijo/a no quiera comer NO SE ENFADEN. Preguntele que le pasa. Pero nunca ceda a sus manipulaciones con la comida, mántengase firme!! Lo que hay en el plato es lo que se COME (que su hijo no le vea dudar con la comida, necesita confianza).

*No hablar de comida ni de cuerpo en casa. Evitar todo tipo de comentarios de este tipo. No comprar revistas de moda / dietas / famosos ni nada que haga aumentar la obsesion. Menos decirle nada sobre su cuerpo. No comprar ropa. Cortarle todas las etiquetas con las tallas.

Les diria que la enfermedad no es más que el reflejo de que algo les pasa a sus hijos/as. Se sienten mal, inseguros, solos, tristes, frustrados, culpables… y no saben manejar sus sentimientos. Pero tampoco saben abrirse y contar lo que les pasa, si les preguntan, solo les dirán que no quieren comer y que están gordos… pero eso no la verdadera verdad, es lo que sienten, pero no realidad. Así que hay que rascar más y más a esta respuesta… hasta hallar el problema real.

Se necesita mucha paciencia con nosotros, todo es muy lento! muchos ánimos

 

 

 

 

A las que nos creímos ser princesas…

A veces estoy un poco harta de ver esas imágenes de extremada delgadez para identificar la anoréxia… porque la mayoría de las que estamos metidas en esta enfermedad para nada nos identificamos con ellas. Conciencian más a los demás que a nosotras mismas, porque cuando estamos en el pozo pensamos que nunca vamos a llegar ahí y aunque llegaramos tampoco íbamos saber verlo. Realmente lo único que hace es crear una imagen extrema de la enfermedad.

Todavía me asusta ver que corren por la red páginas que nos hacen creer que esta enfermedad puede hacerte sentir una PRINCESA. Creo que en cierto modo están faltando al respeto a nuestras princesas de los cuentos de cuando éramos niñas, porque ellas hablan de:

Princesas que viven aisladas del resto de su reino, son egoistas, mienten a las personas que quieren, son traicioneras con sus amigos por un trozo de comida y dicen que el fín justifica los medios, QUALQUIER FÍN (un grito, un insulto, una mentira), princesas que viven cogidas a una taza de wàter, que pasan las horas controlando y programando… estas princesas son desdichadas e infelices. Quizás sí, las princesas se sienten especiales por estar enfermas y por vivir en una fantasía.

Pero de mientras, se pierden la autenticidad de ser especiales por ser quién son más allá de su cuerpo y de demostrarse a si mismas que son queridas por ello simplemente siendo honestas con los demás y con ellas mismas.

A todas esas princesas… deciros que se puede vivir de otra manera. Se puede vivir siendo AUTÉNTICA, siendo simplemente tú. Animaros a salir de esas páginas y buscar ayuda real

Aprendiendo a disfutar de mis cosas…

Ideas fijas, preconcebidas, fuertes, agarradas a nosotras del cómo, y del cómo no, deben ser las cosas. Rígidas demasiado rígidas. Que nos hacen daño, que nos machacan…

Y es que me he dado cuenta que una cosa tan sencilla como pensar que el fin de semana tiene que ser para mi novio puede causarme tanta angustia. Ni tan solo, yo sabía que tenía esta idea metida en mi cabeza.

Pero este fin de semana decidí por mi misma hacer mis planes. Pensar lo que me apetecía. Estar con mis amigas. Pero lo que no pensé fue que la angustia seria tan grande.

La diferencia, es que en las otras ocasiones, la decisión de no vernos, la había tomado él o las circunstancias. Esta vez… YO ponía los límites, y ahí es dónde una decide… y ahí es donde duele. Y es que, no es tan fácil como parece. Me he sentido insegura por tomar la decisión y por romper esa idea preconcebida. Como quién coge una bici y por primera vez, le sacan las ruedas de atrás.

Ha sido un finde genial con mis compañeras de grupo aunque algo complicado. Fuimos al cine y a un concierto de Techno. Pero tuvieron que soportar mi mal humor, mi impulsividad y como no, surgió la angustia y el nudo en el estómago que no deja pasar la comida.

Otra cosa más, voy trabajando… poco a poco… nos vamos conociéndo.

Ser fuerte

Hace unas semanas ha entrado un chica nueva en el centro. Su estado es muy grave y la enfermedad la tiene totalmente absorbida. Es muy duro ver a alguien llegar tan abajo. Ver a la enfermedad maltratar a su familia y a su nóvio. No poder con un simple zumo.

La semana pasada estube en su casa. El “no puedo” es la palabra que más se repite, pero SI QUE PUEDE, todo esta en su cabeza. Dice que esta gorda… debériais verla. Esta débil, su cara es triste y apagada. Cuando no tiene un plato de comida delante parece una chica simpàtica y muy agradable, pero cuando llega la hora … desaparece.

Ahora, el grupo entero luchamos para que salga del pozo. Este es el primer paso. Vamos a su casa para dar soporte. Estamos con ella y aunque no es nada fácil, cada paso que da es una recompensa para nosotras. Poco a poco queremos que la enfermedad pierda intensidad y salga ella…

Desde aqui… Muchos ánimos Noelia (y a tu familia y amigos)

………………………………….

Quiero añadir algo en este POST. Esta es Noelia AHORA entre Leir y Laia… 16 de Noviembre 2009 ¡Gracias Noelia por volver a SONREIR!

n752043169_1263964_288

dejarte llevar

porque muchas veces todo nos está bien. Nos dejamos llevar por la corriente de los demás. Sin parar. Sin pensar. Y luego… inconscientemente todo sale, como una bomba!

Y eso me pasó el fín de semana con Marc (mi chico). Nos fuímos a Altafulla dónde el veranea. No me apetecía del todo, pero una vez allí lo estaba pasando bien, y me dejé llevar… dentro de mi, por eso, y aunque no me diera cuenta corría otro deseo. Porque no podíamos compartir un poco él y un poco de lo mío también? pero no se lo dije. Ni si quiera me lo planteé. Porqué quizá lo mío era más aburrido o por miedo a torcerle a él el fin de semana.

Pero ahora, soy más consciente de lo que quiero… y al final todo sale. Así que el domingo estallé y no de la mejor manera. El resultado es que el otro no entiende nada, claro. Porque ve que todo va bien y de repente, la caballería le cae encima! “que siempre hacemos todo con los tuyos, que estos no son mis amigos, etc” y el a cuadros!!! – “pero si te lo estabas pasando genial?”.

Os suena?? un pasito más de nuestra enfermedad. Pensar más en nosotras. Que queremos??? y no os digo que sea fácil porque me ha costado un “huevo” hacer un cronograma sobre lo que quería hacer este fin de semana. A veces no se ni yo, lo que quiero hacer. Pero, habrá que aprender… no???

Besicos

11 días fuera de ABB, mis primeras vacaciones

Después de no haber salido del centro más de 3 días seguidos estas han sido mis primeras vacaciones con Marc. Hemos estado en el País Vasco. 11 días de camping y hostales por la costa.

Y no ha sido nada fácil… me he desmoronado de nuevo delante de un plato de comida. He sentido miedo, me he hecho pequeña.

Las vacaciones ideales con mi pareja se han convertido en unas meras vacaciones con conflictos, discusiones. Algo reales y diria, simples ¿Porqué? porque soy demasiado exigente.

Porque en mi cabeza me había creado mi cuadro. Un patrón con unas vacaciones ideales. Dónde los dos seríamos felices, yo me sentiría bien, querída. Nos rodearía un ambiente de risas, conversas risueñas, carcajadas, bonitas y aereosas comidas y cenas a mi gusto (nada de restaurantes de menú). Dónde él me haría sentir su princesa.

Pero cuando mi cuento de hadas empezó con mal pie y, ahí me pegué el batacazó, porque mi chico es íncreible, pero para nada un personaje de cuento. Y las cosas són más simples y no tan complicadas. Los nervios pudieron con los dos y los inicios de nuestro viaje fueron duros.

Pero poco a poco las cosas fuero poniéndose en su sitio. El ambiente fué relajándose y tubimos que buscar soluciones y yo, poner de mi parte para salir de la rueda obsesiva de la comida y del “no me quiere, me va a dejar”, etc. porque dentro de esa rueda solo haces daño a una persona, a ti misma.

DEJAR QUE LAS COSAS FLUYAN… Let’s GO WITH THE FLOW.

Parón y vacaciones

y de repente después de ir 4 meses acelerada con el cole… pam! todo se para. Durante estos meses mi cabeza solo tenía una preocupación: entregas, escaparates, exámenes, materiales, etc. sólo un tema a tratar en terápias: el cole.

¿Que pasa cuando paras? el ritmo de mi cabeza continua con el mismo aceleron, con la sensación de muchas que hacer. Pero no me paro, no pienso, no siento, no asimilo… y por dentro: empieza la angustia, las pesadillas, ponerme exigente con las compañeras, etc. No se que me pasa, no lo detecto, pero no estoy bien.

Me cuesta en la incertidumbre del parón, el no dejarme sentir el pasar de una situación de mucho estress a las vacaciones ¡Un gran cambio! y me cuesta pensar que tal vez solo es eso. Y ahora, lo siento mucho más así. Peró que intenso se vive, solo se necesita, DEDICARSE TIEMPO y PARAR.

Y ahora se aproximan más acontecimientos que me dan miedo. Y es que a mi y a Marc (mi chico) nos ha costado decidirnos a conocer a los padres de ambos y el domingo será el día… unos para comer y los otros para cenar… ya, ya, todo junto! así lo zanjamos de una vez… y luego, nos vamos de vacaciones. Las primeras juntos después de medio año de relación.

¿Pero estaré preparada para 11 días con él? nos aburriremos, me agobiaré, cojeré dependencia, sabré decidir, podré pedirle mi espacio para leer, dar un paseo, etc. irá bien con la comida, nos daremos cuenta de cosas, tendré ansiedad… ¿y si?, ¿y si?, ¿y si?

La verdad es que estoy harta de sentir tanto miedo!!! pero es mi lucha contra esta enfermedad y los miedos solo se superan enfrentándose a ellos y viendo que no son tan grandes… o algunas veces, equivocandóse constructivamente!!!

1 2 3  Scroll hacia arriba