Exigencia y crítica

La exigencia y la crítica no tienen porque ser malas. La exigencia y la crítica me han ayudadi sacar buenas notas, me han ayudado a estar en un buen equipo de baloncesto,me han ayudado a querer hacer bien las cosas, me  han ayudado a ser buena amiga de mis amigos, me han ayudado a querer ser buena persona, me han ayudado a luchar por mis objetivos, me han ayudado a ser educada con los desconocidos, me han ayudado a querer aprender de la vida, me han ayudado a escuchar consejos, me han ayudado a aplicarme las terapias de mis compañeras, me han ayudado a cumplir los compromisos de terapia, me han ayudado a hacer cambios en mi vida, me han ayudado a  tirar el triple aunque pensara que lo fallaría, me han ayudado día a día a luchar contra la enfermedad, me han ayudado a ser sincera con el síntoma, me han ayudado a superar la etapa de hospital de día y me ayudaran a curarme.

Estas últimas semanas tenía una percepción de la exigencia y la crítica muy malas. Me decían que era una fracasada, me decían que no debería estar obsesiva, me decían que no debería costarme comer, me decían que no podía tener ideas autodestructivas, me decían que era mala persona, me decían que era patética por estar triste, me decían que no me acercara a la gente porque me harían daño y yo no se aguantar el dolor, me decían que era horrible, me decían que la gente está a mi lado porqué en realidad no me conoce, me decían que soy una chica triste y no paraban de torturarme,

La exigencia y la crítica no son malas si haces un buen uso de ellas. Si las utilizas para frustrarse y castigarte, son lo peor.

Después de una terapia me puse el compromiso de hacer una carta de la “Mar buena” a esa “Mar crítica y mala”. En esta carta la “Mar buena” le  ha dicho que no es cierto lo que dice, le ha dicho que ahora esta pasando una mala época y que es normal que lo vea todo negro pero eso no quiere decir que sea una infeliz ni mala persona, le ha dicho que le cuesta comer y algunas cosas le obsesionan porque tiene una enfermedad pero que cada día está luchando para superarla, le ha dicho que se permita estar mal, le ha dicho que no es perfecta y que tiene derecho a equivocarse pero por eso no es necesario que se castigue, le ha dicho que tiene gente a su alrededor que la quiere, le ha dicho que este malestar es temporal, que todo pasará pero que no se exija tanto, que ella esta haciendo todo lo que puede para estar bien. Las dos partes de Mar han hecho un pacto, ninguna de las dos puede desaparecer, deben aprender a convivir y para eso es necesario que la “Mar mala” no la torture, que le diga lo que hace mal pero con una crítica constructiva, no destructiva. Al fin y al cabo mi exigencia solo quiere cosas buenas para mí, pero me toca a mi decidir hasta que punto le tengo que hacer caso.

Ahora me propuesto ser exigente para hacer un buen uso de la exigencia, será muy difícil pero el primer paso es proponérselo.

5 Respuestas a Exigencia y crítica
  1. Tina Responder

    A mi la exigencia también me ha ayudado a tirar hacia adelante y a sobrevivir… y por supuesto es la parte buena y la parte donde agarrarse cuando la parte “mala” coge fuerza!

    Si te lo propones y no dejas que la otra te gane, lo conseguiras seguro, porque la critica constructiva y la exigencia tienen mucha fuerza y más en personas como nosotras, que las usamos con una potencia brutal!

    😉 Un beso a la “Mar Mala” para que pueda ablandar su corazón y una caricia para la “Mar buena” que se lo merece muchísimo!

  2. Sara D. Responder

    Interesante reflexión Mar. Te mando un abrazo lleno de energía.

  3. marb Responder

    Gracias bonitas!!

  4. Isa Responder

    Me podeis dar un consejo, ingreso el martes y tengo muchos miedos. Sobre todo el enfrentarme a lo que me pongan, las cantidades…

    • Mar B. Responder

      Perdona por responderte tan tarde…
      Mi consejo es déjate cuidar, deja que te ayuden a vencer el monstruo. Ahora ya no estas sola con esa angustia y aunque ahora todo lo veas negro, verás como todo se va iluminando y la comida va a pasar a segundo plano.
      Un abrazo muy fuerte y ánimos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.