Sigue adelante

A veces, la esperanza de un futuro mejor es solo aquello que nos mantiene vivos para poder vivir el presente. Pero, cuando se desvanece esta espurna de esperanza que te queda? Luchas a contracorriente sin ninguna meta, luchas para luchar y los brazos cada vez tienen menos fuerza y las piernas empiezan a temblar. Es entonces cuando tienes que coger impulso de las piedras de la orilla para poder seguir adelante, ellas podran sostener tu peso el tiempo que necesites, ellas siempre estaran y harán que la lucha no sea inutil, ellas te indicarán el camino que debes seguir. El río es tuyo, no dejes que te lo ensucien las lágrimas, hazlo tuyo, a tu medida y con las piedras que quieras colocar. Y, aunque hayan remolinos sigue siempre adelante, las lágrimas no tienen suficiente fuerza como para tirarte para atrás.

2 Respuestas a Sigue adelante
  1. Sara D. Responder

    ¡Te mando mucha fuerza!

  2. Tina Responder

    A por todas, Mar 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.