Archivo mensual: noviembre 2012

Cuando la autoestima solo recae en el poder de un número*

Durante muchos años, el barómetro más importante de mi estado anímico ha recaído principalmente en el poder de un potentísimo aparato: la báscula. Si si… un aparato sencillo, aparentemente inofensivo, pero que para mi ha tenido una influencia abismal en mi vida.

Daba igual que esa semana, día… hubiese hecho cosas importantes para mi misma, hubiese superado algún que otro percance, hubiese aprobado el examen que taaanto miedo me daba, hubiese tenido una gran conversación, hubiese… si mi gran compañera de batallas mostraba un número que no me podía permitir, todo lo demás perdía sentido y valor. Para qué esforzarse? Si en realidad seguía siendo “gorda”, débil, tonta, incapaz… y un sinfín de adjetivos más que reflejaban que algo no iba bien.

El maldito número importaba más que mi salud, que mi disfrute, que mis ilusiones… Y si le sumas un objetivo totalmente irrealista, la frustración aumentaba exponencialmente. Era como una droga. Mi cabeza siempre maquinando: “cuando pese x…”, “para llegar a pesar x…”, sin leer entre líneas toda la angustia y sufrimiento al que me exponía, y RENUNCIANDO  a muchísimas cosas mucho más valiosas para mí.

CUIDARSE NO ES ESO. Cuidarse es comprenderse, ser flexible como un@ mism@, y priorizar la salud por encima de todo. Es cierto: hay que comer equilibradamente, moverse un poquito, dormir bien… pero también hay que disfrutar del camino y de los placeres que la vida nos proporciona sin estar constantemente esclavizados con esto.

Ahora mi barómetro de mi autoestima ha cambiado: recae sobre MI SONRISA! cuanto más la uso a lo largo del día, más me indica que mi camino es el correcto para mí! Mucho más sano, verdad??? :)

 

Caer en antiguos errores…

Tener el alta no significa no reencontrarse con viejos fantasmas nunca más. Estos aparecen cuando dejas de cuidarte, de darle importancia a aquello que realmente te hace sentir bien. Y este ha sido mi caso durante estos últimos días. Las prisas, la autoexigencia propia, el estrés del dia a dia, un ritmo de vida frenetico, el querer resultados perfectos e inmediatos (YA!!) me han hecho descuidar aquello que me ha costado tanto tiempo darle orden y coherencia: la alimentación. Sí, un pilar básico para mi, que necesito que esté en equilibrio para que mi vida fluya. Por suerte, ahora dispongo de muchos mas recursos que antes en la maleta, y soy capaz de detectarlo y de PEDIR AYUDA (siii, aquello que nos cuesta taaanto hacer a la mayoria, porque nos creemos seres supermegafuertes que no necesitan el consejo o abrazo de nadie por aquello de “no molestar con lo mismo de siempre”). Pues no!!! Hay que ponerse las pilas, rescatar estrategias antiguas y volver a darle forma al asunto. Y es aqui donde aparecen las pequeñas pautas que tanto nos ayudan: hacer las 5/6 comidas al dia, no atiborrarse ni restringir, no hacer dietas extrañas ni prohibirse alimentos, hacer la libreta (gran herramienta a la que recurro en épocas más complicadas), y compartirlo con los nuestros. Sin victimismos, sin lamentaciones, simplemente compartirlo…

No estoy triste, simplemente soy mas consciente de cual es mi punto débil que mas debo cuidar. Por suerte, puedo detectarlo. Por suerte, estoy rodeada de una gran familia que me ayuda. Por suerte, tengo millones de motivos que celebrar cada dia. Esto ha sido un resbalón, simplemente. Hay que darle la importancia justa para que no se repita, pero tampoco hay que caer en el pozo! 😉

Gracias!!!! :)

Gracias, gracias, gracias, gracias, gracias… Ni aunque repitiese esta mágica palabra miles de veces, nunca sería suficiente para poder agradecer a mis padres todo lo que me han dado. De aquí a pocos días me independizo, y supongo que soy mas consciente que nunca de la SUERTE que he tenido con la familia que me ha tocado. Con sus problemas, si. Con sus dificultades, también. Con nuestros infinitos más y menos, por supuesto. Pero si hago balance global, me puedo considerar superafortunada.

No siempre me he sentido así… Durante muchos años era incapaz de ver esta parte, y solo había espacio para reproches, malas caras y sentimientos de no comprensión, de soledad, de vacío… Supongo que se unió el mal momento con la adolescencia (época complicada para todo ser viviente) y no podia ver nada con objetividad…

Solo espero que la vida me de largos momentos para compartirlos a su lado y poco a poco poderles dar lo mejor de mí. Me debo a ellos, y siempre les estaré eternamente agradecida por su apoyo. Os quiero!!!! :)

23!!!

El miércoles pasado fue mi cumpleaños… 23 primaveras!! :) Fue un día de muchas emociones, de recibir el afecto de mi gente y de disfrutar mucho, pero también tubo una parcela de reflexión… donde la conclusión fue que… El TIEMPO VUELA!! Así que tenemos que aprender a aprovechar la vida y luchar por nuestros sueños, porque nadie nos garantiza cuanto tiempo vamos a estar aquí!! Tal y como dicen, “al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años”, y nunca es demasiado tarde para cojer las riendas, afrontar los problemas de cara, crecer e ir superando nuestros propios límites! la vida es un proceso de mejora constante!!! :)

“Cuando los problemas nublan tu visión y te hacen perder el rumbo es entonces cuando deberías darte cuenta que estar vivo no es un problema sino un privilegio temporal” (Eric I. Franicevich)
No te olvides que estar vivo es un privilegio… Y este privilegio es TEMPORAL… Tienes un tiempo… Un instante… Unos años… El tiempo que sea… La vida es un inmenso privilegio que se te ha otorgado para que hagas con este TIEMPO cedido lo que tu más desees!!! :)

Un besito!!!! :)

Marta

 Scroll hacia arriba