caminos…

DECIDIR… Vértigo e ilusión. Incertidumbre y suave cosquilleo esperando lo desconocido. Miedo a desprenderse y ganas de descubrir. Ying y yang…. En fin, ambivalente, como la gran mayoría de elementos que forman parte de nuestra vida.

Nos aferramos a objetos, personas y situaciones que aunque actualmente no nos sirvan, no nos hagan felices o no nos permitan vibrar a causa del miedo a DECIDIR CAMBIAR ALGO.  Aunque sabemos que la vida es limitada, que nada nos asegura que mañana sigamos aquí o que la vida puede dar un vuelco en cuestión de segundos, muchas veces nos quedamos paralizados ante la toma de decisiones. ¿opción aparentemente “segura” o aquella que recupere el brillo de nuestra mirada? ¿dejarse llevar por aquello que culturalmente y socialmente se considera “exitoso” o “triunfador” o aquello que nos haga levantarnos cada mañana sintiendo la gratitud de estar vivo y con una sonrisa de oreja a oreja? ¿aceptar dejarse llevar por el gris de la rutina o por la luz de la lucha por nuestros sueños más íntimos y profundos?

Supongo que la situación de cada uno es un mundo, y eso hace que no existan decisiones “correctas” o “incorrectas”… en cada camino uno gana cosas nuevas y deja atrás algunas otras, y sólo con la perspectiva del tiempo se puede apreciar realmente todo lo aprendido. No pienses que los demás lo tienen más fácil: quizás no tienen las mismas luchas que tú, pero batallan con otros fantasmas y miedos. Así que atrévete a dibujar tu camino… si decides desde el corazón, siempre tendrás la aprovación de la compañía más especial: la de ti mismo :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.