Necesidad de comer dulces*

“Cuando nacemos, lo primero que degustamos es la leche materna. Este alimento primero le envía de inmediato una señal a nuestro cerebro que nos informa que esa persona con la que mantenemos contacto nos está nutriendo de AMOR. El primer lazo afectivo que forjamos al llegar a este mundo es el vínculo materno y, en consecuencia, nuestro primer apego. Este acto (el amamantamiento) permite al recién nacido comprender que, a través de ese lazo, de ese amor, se nos alimenta y se nos protege.

Por lo tanto, cuando no nos sentimos completamente amados o minimamente cuidados o necesitamos afecto y demostraciones de amor, nuestro cerebro nos demanda el consumo de algún alimento con contenido de azúcar para “TAPAR” el hueco de carencia afectiva. Sin ser conscientes de esto, por supuesto, podemos consumir de manera desmedida alimentos o bebidas dulces perjudicando nuestro organismo y, para mayor agravante, sentir posteriormente una depresión O tristeza que parece escasa de argumentos.

Una de las alternativas para solucionar esta problemática es, entonces, el comprender esta falta de cariño y el VERBALIZARLA. Comunicar a los otros que necesitamos un abrazo, un cuidado, un beso, mimo o palabra… e indefectiblemente la necesidad -aparentemente física- que sentimos por comer dulces desaparecerá. A-dicción significa No-decir, por lo tanto, la salida más práctica es aprender a hablar respecto de nuestras emociones, ya que toda adicción tiene origen en alguna carencia o mala experiencia de índole afectiva…”

ilusión y miedo*

Cambios. Incertidumbre. Nuevos proyectos. Mezcla enorme de emociones… Ilusión, muchísima. Miedo, para qué negarlo, también…

Las cosas que más deseo son las que, a la vez,  más inquietud me despiertan.. Me cuesta  tolerar estas emociones. Me cuesta  parar, relajarme, dejarme sentir y expresar aquello que siento. Falta de costumbre, muchísima. Miedo a sentir y a expresar, también…

Miedo a lo desconocido y, a la vez, motivación por el mañana que voy contruyendo. Miedo a dejarme sentir y, a la vez, enormes ganas de compartir la parcela de mi vida más íntima. ¿incoherencia? no… humanidad.

Han sido muchos años con un gran escudo puesto, y, aunque ahora es mucho más permeable, en momentos de más vaivén éste se vuelve a activar para “protegerme”, sin darse cuenta de que, sin quererlo, cada vez me oprime  más. El precio de tanta protección es demasiado alto. Si bien es cierto que quizás antes era necesario, ahora me dificulta algo muy importante: querer y dejarse querer en esencia. Sin máscaras. Poder mostrarme tal y como soy. Poder demostrar afecto sin sentir que me tambaleo, y tolerar que me lo den a mí. No mostrar indiferencia cuando en realidad siento todo lo contrario. Ser capaz de pedir lo que necesito y quiero, y arriesgarme a vivirlo. En definitiva, disfrutar y permitirme experimentar lo más bonito que tiene la vida: VIVIR!

Cuando la autoestima solo recae en el poder de un número*

Durante muchos años, el barómetro más importante de mi estado anímico ha recaído principalmente en el poder de un potentísimo aparato: la báscula. Si si… un aparato sencillo, aparentemente inofensivo, pero que para mi ha tenido una influencia abismal en mi vida.

Daba igual que esa semana, día… hubiese hecho cosas importantes para mi misma, hubiese superado algún que otro percance, hubiese aprobado el examen que taaanto miedo me daba, hubiese tenido una gran conversación, hubiese… si mi gran compañera de batallas mostraba un número que no me podía permitir, todo lo demás perdía sentido y valor. Para qué esforzarse? Si en realidad seguía siendo “gorda”, débil, tonta, incapaz… y un sinfín de adjetivos más que reflejaban que algo no iba bien.

El maldito número importaba más que mi salud, que mi disfrute, que mis ilusiones… Y si le sumas un objetivo totalmente irrealista, la frustración aumentaba exponencialmente. Era como una droga. Mi cabeza siempre maquinando: “cuando pese x…”, “para llegar a pesar x…”, sin leer entre líneas toda la angustia y sufrimiento al que me exponía, y RENUNCIANDO  a muchísimas cosas mucho más valiosas para mí.

CUIDARSE NO ES ESO. Cuidarse es comprenderse, ser flexible como un@ mism@, y priorizar la salud por encima de todo. Es cierto: hay que comer equilibradamente, moverse un poquito, dormir bien… pero también hay que disfrutar del camino y de los placeres que la vida nos proporciona sin estar constantemente esclavizados con esto.

Ahora mi barómetro de mi autoestima ha cambiado: recae sobre MI SONRISA! cuanto más la uso a lo largo del día, más me indica que mi camino es el correcto para mí! Mucho más sano, verdad??? :)

 

Caer en antiguos errores…

Tener el alta no significa no reencontrarse con viejos fantasmas nunca más. Estos aparecen cuando dejas de cuidarte, de darle importancia a aquello que realmente te hace sentir bien. Y este ha sido mi caso durante estos últimos días. Las prisas, la autoexigencia propia, el estrés del dia a dia, un ritmo de vida frenetico, el querer resultados perfectos e inmediatos (YA!!) me han hecho descuidar aquello que me ha costado tanto tiempo darle orden y coherencia: la alimentación. Sí, un pilar básico para mi, que necesito que esté en equilibrio para que mi vida fluya. Por suerte, ahora dispongo de muchos mas recursos que antes en la maleta, y soy capaz de detectarlo y de PEDIR AYUDA (siii, aquello que nos cuesta taaanto hacer a la mayoria, porque nos creemos seres supermegafuertes que no necesitan el consejo o abrazo de nadie por aquello de “no molestar con lo mismo de siempre”). Pues no!!! Hay que ponerse las pilas, rescatar estrategias antiguas y volver a darle forma al asunto. Y es aqui donde aparecen las pequeñas pautas que tanto nos ayudan: hacer las 5/6 comidas al dia, no atiborrarse ni restringir, no hacer dietas extrañas ni prohibirse alimentos, hacer la libreta (gran herramienta a la que recurro en épocas más complicadas), y compartirlo con los nuestros. Sin victimismos, sin lamentaciones, simplemente compartirlo…

No estoy triste, simplemente soy mas consciente de cual es mi punto débil que mas debo cuidar. Por suerte, puedo detectarlo. Por suerte, estoy rodeada de una gran familia que me ayuda. Por suerte, tengo millones de motivos que celebrar cada dia. Esto ha sido un resbalón, simplemente. Hay que darle la importancia justa para que no se repita, pero tampoco hay que caer en el pozo! 😉

Gracias!!!! :)

Gracias, gracias, gracias, gracias, gracias… Ni aunque repitiese esta mágica palabra miles de veces, nunca sería suficiente para poder agradecer a mis padres todo lo que me han dado. De aquí a pocos días me independizo, y supongo que soy mas consciente que nunca de la SUERTE que he tenido con la familia que me ha tocado. Con sus problemas, si. Con sus dificultades, también. Con nuestros infinitos más y menos, por supuesto. Pero si hago balance global, me puedo considerar superafortunada.

No siempre me he sentido así… Durante muchos años era incapaz de ver esta parte, y solo había espacio para reproches, malas caras y sentimientos de no comprensión, de soledad, de vacío… Supongo que se unió el mal momento con la adolescencia (época complicada para todo ser viviente) y no podia ver nada con objetividad…

Solo espero que la vida me de largos momentos para compartirlos a su lado y poco a poco poderles dar lo mejor de mí. Me debo a ellos, y siempre les estaré eternamente agradecida por su apoyo. Os quiero!!!! :)

23!!!

El miércoles pasado fue mi cumpleaños… 23 primaveras!! :) Fue un día de muchas emociones, de recibir el afecto de mi gente y de disfrutar mucho, pero también tubo una parcela de reflexión… donde la conclusión fue que… El TIEMPO VUELA!! Así que tenemos que aprender a aprovechar la vida y luchar por nuestros sueños, porque nadie nos garantiza cuanto tiempo vamos a estar aquí!! Tal y como dicen, “al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años”, y nunca es demasiado tarde para cojer las riendas, afrontar los problemas de cara, crecer e ir superando nuestros propios límites! la vida es un proceso de mejora constante!!! :)

“Cuando los problemas nublan tu visión y te hacen perder el rumbo es entonces cuando deberías darte cuenta que estar vivo no es un problema sino un privilegio temporal” (Eric I. Franicevich)
No te olvides que estar vivo es un privilegio… Y este privilegio es TEMPORAL… Tienes un tiempo… Un instante… Unos años… El tiempo que sea… La vida es un inmenso privilegio que se te ha otorgado para que hagas con este TIEMPO cedido lo que tu más desees!!! :)

Un besito!!!! :)

Marta

SI o NO? Que decides? :)

SI a la vida, a la espontaneidad y a la alegría….y NO a la autodestrucción, al vivir siempre mirando hacia fuera y juzgando solo el exterior y a la visión negativa de las cosas y las personas.

SI al disfrutar el AHORA  y las pequeñas cositas del día a día…. y NO al vivir siempre en un futuro “ideal y perfectamente maravilloso” que solo provoca frustraciones y no permite poder apreciar todas las cosas y personas buenas que nos rodean.

SI a la SALUD, al cuidarse y respetarse a un@ mism@ y a querer dar una buena imagen… y NO a las obsesiones, al valorarse sólo por un número o una talla y a los extremismos.

SI al marcarse OBJETIVOS REALISTAS y luchar para conseguirlos mientras DISFRUTAS DEL CAMINO… y NO a los objetivos irreales y frustrantes que realmente ni deseamos ni necesitamos y que van en contra de nuestra salud, bienestar y felicidad.

SI a cuidar a la familia, a los amigos y a todas las personas que queremos, compartiendo experiencias, vivencias y momentos de felicidad y de tristeza sin perder nunca nuestra ESENCIA y LIBERTAD INDIVIDUAL… y NO a la dependencia, a las relaciones tóxicas y negativas para nosotr@s y a las comparaciones.

SI al EQUILIBRIO entre las diferentes parcelas de nuestra vida… y NO al valorarse y quererse solo por un parámetro!!!!

Que decides????? :)

Un besazo a tod@s y ANIMO!!!!!!!!!!!!!!!

Y una última frase para acabar que a mi siempre me ha ayudado mucho: “Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único…” :)
Marta

 

desprenderse de antiguas ideas :)

Hoy os dejo un cuento de Jorge Bucay que siempre me ha hecho pensar mucho: el elefante encadenado. Disfrutadlo!! :)

 

“Cuando yo era pequeño me encantaban los circos, y lo que más me
gustaba de los circos eran los animales. Me llamaba especialmente la
atención el elefante que, como más tarde supe, era también el animal
preferido por otros niños. Durante la función, la enorme bestia hacía gala
de un peso, un tamaño y una fuerza descomunales… Pero después de
su actuación y hasta poco antes de volver al escenario, el elefante
siempre permanecía atado a una pequeña estaca clavada en el suelo con una cadena que  aprisionaba una de sus patas.
Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenaS enterrado unos centímetros en el suelo. Y, aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que un  animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su fuerza, podría liberarse con facilidad de la
estaca y huir.
El misterio sigue pareciéndome evidente.
¿Qué lo sujeta entonces?
¿Por qué no huye?
Cuando tenía cinco o seis años, yo todavía confiaba en la sabiduría de los mayores. Pregunté  entonces a un maestro, un padre o un tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó
que el elefante no se escapaba porque estaba amaestrado.
Hice entonces la pregunta obvia: «Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan?».
No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente. Con el tiempo, olvidé el misterio del elefante y la estaca, y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían
hecho esa pregunta alguna vez.
Hace algunos años, descubrí que, por suerte para mí, alguien había sido lo suficientemente sabio como para encontrar la respuesta:
El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño.
Cerré los ojos e imaginé al indefenso elefante recién nacido sujeto a la estaca. Estoy seguro de  que, en aquel momento, el elefantito empujó, tiró y sudó tratando de soltarse. Y, a pesar de sus
esfuerzos, no lo consiguió, porque aquella estaca era demasiado dura para él.
Imaginé que se dormía agotado y que al día siguiente lo volvía a intentar, y al otro día, y al otro…
Hasta que, un día, un día terrible para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino.
Ese elefante enorme y poderoso que vemos en el circo no escapa porque, pobre, cree que no puede.
Tiene grabado el recuerdo de la impotencia que sintió poco después de nacer.
Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese recuerdo.
Jamás, jamás intentó volver a poner a prueba su fuerza…

Todos somos un poco como el elefante del circo: vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad. Vivimos pensando que «no podemos» hacer montones de cosas, simplemente porque una vez, hace tiempo, cuando éramos pequeños, lo intentamos y no lo conseguimos. Hicimos entonces lo mismo que el elefante, y grabamos en nuestra memoria este mensaje: No puedo, no puedo y nunca podré.

Hemos crecido llevando ese mensaje que nos impusimos a nosostros mismos y por eso nunca más volvimos a intentar liberarnos de la estaca. Cuando, a veces, sentimos los grilletes y hacemos sonar las cadenas, miramos de reojo la
estaca y pensamos:  No puedo y nunca podré….”

 

¿CUANTAS VECES CREEMOS QUE ES IMPOSIBLE SUPERAR MIEDOS, OBSTÁCULOS, RETOS… POR EL SIMPLE HECHO QUE UN TIEMPO ANTES NO PUDIMOS?

¿CUANTAS VECES NOS SENTIMOS ATADOS A VIEJAS CREENCIAS SOBRE NOSOTROS MISMOS BASADAS EN EXPERIENCIAS PASADAS Y NO NOS DAMOS LA OPORTUNIDAD DE CAMBIAR LA IDEA SOBRE NOSOTROS EN LA ACTUALIDAD?

¿CUANTAS VECES NO ESCUCHAMOS A LAS PERSONAS DE NUESTRO ALREDEDOR QUE NOS DICEN QUE TENEMOS UNA IDEA EQUIVOCADA SOBRE ALGO QUE NOS PERJUDICA MUCHO Y SEGUIMOS OBSESIONADOS CON ELLA AUNQUE NO NOS HAGA FELICES?

ANIMO A TOD@S LOS QUE DIARIAMENTE LUCHAN POR LIBERARSE DE SU PROPIA ESTACA!!!!!

UN BESITO,

MARTA

muy buenas noticias :)

Hoy estoy de celebración!! :) ayer por la tarde fui a la última revisión en el centro, y me dieron la tan esperada notícia: ALTA!!! Después de 5 años, ha llegado el momento! La verdad es que cuando lo pienso solo puedo sentir AGRADECIMIENTO: a mi familia, a mis amigos, a mis terapeutas, a mis compañeros (y muchos ahora amigos) del centro, y a el problema en sí mismo, ya que gracias a este “resbalón” ahora cuento con muchos más recursos internos y me siento mejor conmigo misma!

Siempre he pensado que los problemas que tenemos no son porque sí, sino que, en el fondo, son pruebas que nos pone la vida para sacar nuestros ENORMES recursos internos. Tod@as somos más fuertes, valientes y autónomos de lo que creemos. Un hecho que de entrada puede parecer una CRISIS, si se enfoca correctamente puede ser la GRAN OPORTUNIDAD de transformar tu vida en algo más interesante, más vivo, más auténtico. TODO LLEGA si uno se deja asesorar por profesionales y tiene ganas de VIVIR.

Os mando toda la fuerza del mundo y os recomiendo que SIGAIS LUCHANDO!!!!! :) VALE LA PENA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Un besito gigante!!!!!!!!!!!!!!!!!!! :)

Valorar los cambios también en los momentos difíciles*

Cuando estamos en épocas tranquilas, es facil valorar y darse cuenta de todo lo que, poco a poco, hemos ido adquiriendo a medida que el tiempo pasa: paciencia, empatía, cuidar a la gente que queremos…

Pero a veces, cuando por circunstancias del dia a dia nos encontramos envueltos en situaciones de más tensión, cambios o estrés, nuestro interior empieza a revolotearse y a buscar viejas estrategias que no nos hacen sentir nada bien: el bloqueo, el negativismo sin función de crecimiento y nuestra “querida” comida. Si si, aquello que llevas años con una relación complicada, y que te parece que aparece inoportunamente en los momentos más críticos….

Pero nada es inoportuno o sin motivo. En mi caso, por ejemplo, tengo bastante claro el mensaje que me quiere transmitir cuando tambalea: PARA!!!! PARA de no concederte tiempo libre, PARA de no decir que NO  a aquello que no te interesa, PARA  de auto-exigirte sin sentido…. Todas las personas tenemos algún “saltador autómatico” que se activa cuando algo en nuestra vida no funciona bien… lo interesante es saber DETECTARLO, LEERLO y hacer CAMBIOS para mejorar nuestra vida.

 

Siempre hay que ir ADELANTE!!!!! No somos diferentes al resto de personas, simplemente tenemos la suerte (o la desgracia, son las dos caras de la misma moneda) de que durante muchos años la alimentación ha sido el escaparate de nuestras emociones.

 

Un besito gigante a tod@as!!! Espero vuestras respuestas!!!!!!!!!!

 

Marta

 

1 2 3 4  Scroll hacia arriba