Una despedida especial que supone un avance.

despedida

 

A mi terapeuta:

Bueno como sabéis actualmente continuo en tratamiento en el centro de abb de Sevilla.:he dado un pasito más, corto pero firme, ha sido un avance que me ha supuesto una despedida dura.

Siempre he tenido mucha facilidad para apegarme a gente, algunas veces de una manera sana y otras quizás de una manera menos adaptativa creando vínculos dependientes y dañinos. claro tengo que está facilidad de apegarme y de ¨ser una lapita¨ (como me dicen) es con el fin de llenar ese vacío interior insaciable y esa necesidad de recibir constantemente cariño y de sentirme especial e importante para determinadas personas.Esto a veces supone crear relaciones conflictivas además de muy dependientes con nuestro entorno en las que depositamos muchas expectativas e inconscientemente exigimos recibir tanto de la otra parte implicada que podemos sobrecargar a la otra persona y que esta se canse.

A partir de este tema, quiero compartir con vosotros una despedida muy especial que he tenido con mi terapeuta (anónima) con la que he compartido aproximadamente dos años y medio casi de tratamiento. Como he hecho mención ha habido un avance, un cambio,  lo que supone en mi tratamiento trabajar con un nuevo grupo de personas con las mismas dificultades y con nuevos terapeutas por lo que dejo atrás mi paso por hospital de día y a todos los terapeutas que conforman el equipo de hospital de día de abb.

he compartido muchísimas horas con ello, muchas terapias, muchas actividades, muchas risas, también muchos lloros, enfados, rabietas y pataletas….pero de quien más me ha costado hacer este despegue es de mi terapeuta de referencia:ELLA, esa mujer que ha tenido una paciencia y un aguante increíble conmigo y que ha estado semana tras semana, día tras día.

ELLA, ademas de terapeuta y profesional es una mujer que me ha enseñado muchas cosas: nuestro trabajo ha ido encaminado hacia la aceptación de mi misma con mis defectos y mis virtudes, hacia ser una chica auto suficiente, autónoma e independiente, hemos trabajado multitud de obsesiones, inseguridades, y mi gran amiga la autoestima, también me ha enseñado a quererme y mimarme.

Con ella al principio como con todo terapeuta me costó abrirme y confiar: hubo al principio muchas mentiras inconscientemente para ocultar cosas o síntomas, sin embargo esa actitud duró muy poco y rápidamente estreché un vínculo que siempre he intentado que sea una relación terapeuta-paciente, pero no siempre lo he podido conseguir:habido momentos en los que la he sentido como mi confidente y otros en los que la he llegado a sentir incluso como una figura maternal ( en momentos como la muerte de un ser querido, o la ruptura de una relación)

ELLA, siempre ha sido muy clara y tajante conmigo, muy concisa, pero también si he necesitado un abrazo me lo ha dado: siempre digo a mis compañeras ¨los terapeutas son profesionales, pero también son humanos con sentimientos¨.. Sin embargo gracias a su actitud, postura y profesionalidad ha intentado que este vinculo fuera sano para mí.

 

Hasta aquí es todo muy bonito……pero es verdad que con ella( y también me pasa con personas cercanas:madre,hermana, compañeras)….he podido mostrar un comportamiento ambivalente: a veces la quería tanto y otras veces preferiría no verla, esta es una actitud que puedo decir que se va minimizando y quizás es una de las cosas de las cuales más orgullosa me siento de haber cambiado de cara a la gente.

Este ¨amor-odio¨ que a veces he mostrado, no es más que una actitud muy inmadura e infantil. sin embargo a lo largo de mi paso por hospital de día llegué a mostrarla a diario a todos y cada uno de las personas del equipo: cuando hacía las cosas bien,cuando me dejaban hacer lo que quería o cuando yo llevaba razón…¡los amaba a todos!,  pero cuando no me bailaban las aguas (como yo digo) me cogía unos berrinches, pataletas, enfados y cabreos que no podía ni verlos, de hecho mis miradas eran flechas de fuego que desprendían odio, malas contestaciones y rebeldía.

Era una actitud tan automatizada e inconsciente que el darme cuenta y pararme a trabajar sobre ella me costo mucho y a veces aunque en menor medida cuando sale soy capaz de pararme y ver lo que sucede.Así que desde aquí pedir disculpas a mi equipo de hospital de día sobre todo a mi terapeuta (anónima) que al fin y al cabo es la que me daba los permisos y me autorizaba el poder hacer cosas o no hacerlas ¡ todo el marrón caía sobre la pobre mía! ¡ GRACIAS por vuestra paciencia y disculpad esta actitud patológica.

 

Agradecer a ella, las ganas que me ha transmitido, esas ganas por salir del hoyo cuando todo lo daba por perdido: esas semanas que me pasaba metida en la cama, deprimida sin ganas de salir, sin ganas de ir a la universidad, en definitiva sin ganas de vivir mi vida….ahí estaba ella animándome para enfrentarme a todo lo que se me pusiera por delante.

Recuerdo que hubo una época que por la misma tristeza y apatía era incapaz de arreglarme maquillarme y salir a la calle (y eso que siempre he sido una niña muy coqueta), pues ahí estaba ELLA animándome desde su lado de mujer enseñándome a mimarme, a quererme, a no dejarme llevar por mi estado de animo o apatía y desde ese lado saber cuidar mi imagen de una manera sana: recuerdo que mis primeros días en hospital de día me presentaba en el centro en chándal, con botines, sin pintar y con un moño y ¡lista! y porque no podía ir en pijama que sino allí me presentaba… pues ahí estaba esa mujer transmitiéndome las ganas de sentirme agusto conmigo misma. ¡ GRACIAS terapeuta por ayudarme a recuperar mi faceta coqueta y presumía!

¡GRACIAS por confiar en mí cuando yo me veía incapaz de lograr cualquier objetivo!…ha sido una motivación personal conseguir con ella tantos objetivos, cuando después de varios procesos terapéuticos a lo largo de mi vida me han hecho llegar a mis oídos como que era una niña difícil de tratar y manejar,¡ELLA lo ha sabido hacer y confiar en mi!

¡GRACIAS por tus miradas cómplices y abrazos! ELLA me daba una de cal y otra de arena, a veces cuando llegaba allí muy mal de tener un día malo en la universidad o en casa, únicamente me bastaba con buscarle una mirada o pedirle un abrazo para serenarme y tranquilizarme: a veces cuando llegaba a la hora de comer la interrumpía cuando los terapeutas comían o estaban en una reunión pero llegaba tan mal que el verla o pedirle un abrazo hacia que volviera a mi normalidad. ¡ ELLA, siempre ha sabido entender mis necesidades y mis urgencias!

¡GRACIAS por todo tu apoyo!

ahora, ya no va a ser el mismo trato con ella cuando estoy con otro grupo pero siempre la voy a recordar con mucho cariño, siempre va a estar muy presente en mi día a día, en mi recuerdo y en mi corazón. y asi se lo reflejé en una carta que le hize de despedida en nuestra ultima sesión.

solo espero que pronto, el dia que tenga que firmar mi alta medica o dar mi testimonio cuando esté completamente curada y limpia de esta enfermedad, ELLA esté sentada conmigo a mi lado.

GRACIAS: Diego, Almudena, Carolina, Mª del Mar, Isabel, Minerva y Claudio ( equipo de terapeutas de hospital de día) y a todo mi grupo que dejo atrás para seguir avanzando en este largo camino.

 

3 Respuestas a Una despedida especial que supone un avance.
  1. Sara D. Responder

    ¡Precioso, Marta! A seguir caminando ; )

  2. enriqueta Responder

    marta , al leer esta despedida especial , he sentido una emocion muy especial , se el gran esfuerzo que tu has hecho y que aun sigues para que tu camino sea firme . ME SIENTO MUY AFORTUNADA de ver todo lo que conseguistes y que aun queda camino , como dice SERRAT ……SE HACE CAMINO AL ANDAR . YO tambien he aprendido mucho , contigo y tambien con este gran equipo de ABB . ELLOS nos han hecho un bien increible a nivel personal y familiar , nunca tendre palabras suficientes para mostrar mi agredecimiento y su buen hacer . sabemos los pasos que dimos , despues de ser atendidos por otros profesionales ………..pudimos llegar a ellos .GRACIAS A DIEGO QUE NOS ENCAMINO CON SU BUEN CRITERIO Y COMO NO ALMUDENA TANTAS COSAS QUE LE ENSEÑASTES A MARTA … PERO EL EUIPO ENTERO ES LO MEJOR JUANJO , M DEL MAR Y TODOS ELLOS .CLAUDIO , A TODO VUESTRO EQUIPO LES DESEO MUCHO EXITO ,SE QUE VUESTRO EXITO ES CURAR Y AYUAR A MUCHAS FAMILIAS ,COMO NOSOTROS .

    MARTA te quiero mucho hija mia , tienes una buena guia , asi aprovechala , QUIERO VER TU BONITA SONRISA Y TU ALEGRIA , QUE NOS CONTAGIA A TODOS

  3. almudena Responder

    Mi querida marta… gracias por tu reconocimiento a nuestro trabajo, el poder ver que has descubierto y cambiado tantas cosas hace que realmente merezca la pena.Tu también me has enseñado mucho mientras te he acompañado en este tramo del camino. Estaré encantada de estar a tu lado el dia de tu alta y compartirlo contigo. Un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.