Ahora que estamos en Navidad | Rosa y Pedro

pueblito

Ahora que estamos en Navidad y que ya han pasado 6 años desde que nuestra hija salió de alta casi nos cuesta recordar cómo era antes. Sin embargo, y aunque para nosotros es ya “agua pasada”, entramos de vez en cuando por aquí a leer los blogs de las chicas y chicos y hemos pensado que estaría bien mandar una aportación.

Ahora que nuestra hija tiene 28 años, vive independiente y en otra ciudad (donde se mudó para trabajar); ahora que nuestra casa está un poco más vacía pero, sin duda, más llena que nunca porque tenemos la tranquilidad de que ella está bien; ahora que ella “vuelve a casa por Navidad” para traernos su luz y su alegría… miramos atrás y casi no podemos reconocer (o quizás no queremos) a esa chica de 17 años que había dado todo por perdido, que no sabía cómo seguir adelante y a la que nuestras palabras de ánimo y a menudo desesperación no servían de nada. Se nos ha olvidado la tensión a la hora de la comida, su miedo, su ansiedad… su descontrol.

Hace muchos años que las navidades vuelven a ser un momento de alegría más, un momento para compartir, para reunirnos, para disfrutar juntos… un momento mágico en el que nos hacemos regalos que han sido pensados con mimo e ilusión y en el que, sobre todo, nos demostramos que somos una familia, dispuesta a afrontar todas las dificultades que nos acechen.

Esperamos, de todo corazón, que 2015 os traiga mucha felicidad y que el año que viene podáis contarnos que la navidad ha vuelto a vuestras familias.

2 Respuestas a Ahora que estamos en Navidad | Rosa y Pedro
  1. Sara D. Responder

    ¡Gracias por compartir esperanza!

  2. Chari y Antonio Responder

    Nosotros también hemos pasado por una situación similar y ahora cuando miramos hacia atrás nos parece que estamos viviendo otra vida. Aportaciones como la vuestra, y en su día la nuestra, creemos que pueden ayudar a los familiares y amigos de las personas que están en estos momentos soportando el proceso a comprender que la situación es complicada y que el enfermo necesita nuestro apoyo para que pueda desprenderse mas fácilmente de las cadenas que le mantienen unido a la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.