DIETAS! (¿Ángel o Demonio?) | Imma & Olaff

 

cornwall31

En un blog sobre trastornos de la conducta alimentaria, si os planteamos la pregunta de:

Dietas! (¿Ángel o Demonio?), seguro que lo primero que pensáis es DEMONIO!, y en un primer momento, a nosotros, también nos sale eso como primera respuesta, pero en estos tramo de la vida, nos encontramos con un dilema en la respuesta, y es que hace un mes aproximadamente que uno de los miembros de nuestra familia, tuvo una intervención quirúrgica de la vesícula biliar y eso hizo que tuviera que cambiar radicalmente su dieta y en estos momentos los únicos alimentos que tolera son todos aquellos cocinados al vapor, hervidos o productos light.

¿Y dónde está el problema?

El problema nos lo encontramos en el momento que una de las familiares tiene un trastorno de la conducta alimentaria, y es que a la hora de comer se crea una tensión y una rareza en el ambiente espectacular.

Por una parte, la persona que está a dieta, se siente mal y culpable por tener que comer así y ver que la otra persona está haciendo un gran esfuerzo por mantenerse dentro de su peso y comer una cantidad y un tipo de alimentación mucho más calórica que la suya pero con una guerra dentro de su mente que tiene que superar con mucho valor y valentía al tener un menú de dieta y de poca cantidad delante suyo.

Por otra parte, la persona que tiene el TCA, hace de tripas corazón por aparentar normalidad y hacer que la persona que está a dieta esté tranquila y no se sienta culpable por lo que ha pasado y eso la hace sentir mal porque sabe que la otra persona está sufriendo por ella.

Los otros tres miembros de la familia, un adulto y dos niñas tenemos que ponernos en medio y cortar casi con cuchillo el ambiente que se respira durante las comidas, dando miradas de cordialidad, cariño y comprensión a cada una de las partes, porque en el fondo las entendemos a todas.

La cuestión es que… Aunque todos seamos conscientes de lo que hay, aunque todos estemos haciendo un gran esfuerzo y aparentemos la máxima normalidad y calidez posible, ¿qué podemos hacer para que la tensión acumulada no termine estallándonos a la cara un día de estos?

Realmente, es una situación que nunca nos habíamos planteado en casa, pero que ahora nos ha venido por sorpresa, de forma inesperada y que todos, juntos, debemos afrontar para que podamos manejar nuestro ser, nuestras emociones, nuestra mente, nuestro estar en la vida, de la mejor forma posible y por el bien de todos, pero realmente es una situación complicada, una situación que da mucho que pensar en el tema dietas, en el tema TCA y el día a día de lo que se puede ir encontrando una persona y la familia de esta que está en la lucha para salir de una problema con la alimentación.

Simplemente… reflexionemos sobre el tema y bienvenidos sean los consejos y las sugerencias que nos podáis dar si alguien se ha encontrado en una situación similar, porque realmente nos sentimos perdidos y nos da un cierto miedo que se nos pueda ir todo de las manos!

Deseamos que el veranito haya ido bien y que todas las personas que luchan contra su imagen lo hayan superado con éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.