Es difícil asumir que se trata de una enfermedad grave | Chari y Antonio

Quizás una de las cuestiones que más nos afectaron al principio fue el sentimiento de culpabilidad al no habernos dado cuenta antes de la situación por la que estaba sufriendo Sara. Claro que también pasamos por la sensación de que nuestra hija nos había traicionado y muchas otras sensaciones más.

Sin embargo, cuando vas avanzando te das cuenta de que éstas y otras muchas cuestiones las tienes que borrar pues no ayudan para nada, ni al enfermo ni al entorno, y en cambio tienes que comenzar a plantearte las modificaciones que debes hacer para intentar que las condiciones que han propiciado la enfermedad se vayan saneando.

Creemos que a muchos de nosotros nos cuesta aceptar que estamos ante una enfermedad grave y que al igual que cualquiera de ellas requiere un tratamiento adecuado, y eso es un gran problema inicial.

Durante y después de una enfermedad grave suelen cambiar los hábitos del enfermo y también los del entorno cercano, pero aquél y éstos suelen llevar una vida normal una vez superado el proceso. Lo mismo hay que hacer cuando nos encontramos con una de estas enfermedades que resultan extrañas a los procesos generales pero que siguen su misma pauta para la curación: tenemos que asumir que hay enfermedad, tenemos que buscar a los profesionales que apliquen el tratamiento, y tenemos que modificar, el enfermo y su entorno más próximo, lo que sea necesario para salir de ella y hacer que no se repita.
Ante una enfermedad “clásica” sabemos qué conducto seguir. Sin embargo, cuando nos encontramos con algo que no acabamos de explicarnos nos cuesta entender que estamos ante una situación que requiere un proceso similar al de cualquier enfermedad grave. Incluso a veces llegamos a pensar que podemos arreglarlo nosotros mismos o el propio enfermo con su única voluntad y una pequeña ayuda. Cuestionamos cuando nos lo explican, lo que no está mal si se trata de comprender, que tratamientos como el que ha recibido Sara funcionen pues se salen de los procedimientos que conocemos. No obstante creemos que también lo cuestionamos porque nos afecta directamente y solicitan nuestra implicación directa.

Una de las cosas que hemos aprendido es que cuanto antes los afectados, directa o indirectamente, por un trastorno de conducta alimentaria asumen que están ante una enfermedad grave que requiere tratamiento y cambios en su sentido más amplio, antes es posible dejarla atrás.

Chari y Antonio

6 Respuestas a Es difícil asumir que se trata de una enfermedad grave | Chari y Antonio
  1. Tina B. Responder

    Creo que el gran problema de los TCA, es que hasta ahora se ha visto como una conducta de la persona que la padecía y no como una enfermedad, es decir, se ha visto el síntoma… la persona no come, la persona tiene conductas destructivas hacia ella misma, etc… y eso hace que toda la parte de enfermedad, el interior de la persona quede tapado y no sea visible.

    Cada vez más, se deja ver esta parte, hay mas información y eso ayuda poco a poco, a que la sociedad vaya interiorizando que se trata de un problema mucho más serio de lo que parece a primera vista.

    La sociedad la formamos todos, por lo que tanto enfermos, como familiares, también tienen que romper esa idea de los TCA, y encima tienen que hacerlo de forma “rápida” y enfrentandose a una situación cada vez más crítica viviéndola en su propia piel.

    Yo, como paciente, puedo decir que hacer entender eso a los demás, es algo muy difícil, por una parte porque uno mismo no acaba de entender que es lo que está pasando, y por otra, porque se siente juzgado por los demás con frases tan típicas y tópicas como: “no comes?… pues come!”…. “Vomitas?… Pues no vomites!”…

    Es decir, siempre lo mismo, dejar de lado el síntoma, como si eso lo hicieramos con cuerpo y alma, expresamente y encima nos gustara!

    No es así… Ni queremos hacerlo, ni nos gusta, ni nos hace sentir bien… pero no podemos dejar de hacerlo porque hay algo dentro nuestro, una impulsividad indominable que puede con nosotros y saca esa parte monstruosa que nos hace tanto daño!

    Realmente, poco a poco, tanto de la mano de los profesionales, como de nuestra propia mano (familiares, pacientes, amigos, etc…), podemos ir cambiando esa imagen, explicando que es lo que vivimos y que es lo que sentimos, el porque hacemos eso y sin escondernos de la mirada del otro, sujuicio y sus preguntas, a veces un poco simples para los que lo vivimos en nuestra carne.

    Yo confio en que algun día, esa visión irá cambiando y la sociedad será más conciente de lo que es un TCA.

    Gracias por vuestras palabras… juntos, iremos dando pasitos para que eso cambie! 😉

    • Padres Responder

      Muchas gracias por tu comentario, Tina. Es verdad que es complicado entender y hacer entender, pero poco a poco vamos avanzando.

      Un fuerte abrazo,

  2. Fe Responder

    CHARI Y ANTONIO
    GRACIAS POR COMPARTIR. SE LOS AGRADEZCO ENORMEMENTE. NO SABEN LO MUCHO QUE AYUDA LEER ESTO DESDE LA PERSPECTIVA DE LOS PADRES. SU HISTORIA AYUDARA A LOS PADRES DE OTRAS PERSONAS CON PROBLEMAS DE TCA. GRACIAS

    • Padres Responder

      Gracias a ti, Fe, por leer y por compartir. Se agradecen mucho los comentarios.

  3. Fe Responder

    CHARI Y ANTONIO

    ACABO DE LEER EL COMENTARIO QUE ESCRIBIERON EN LA VENTANA DE IMMA Y OLAFF CON RESPECTO A LA LECTURA QUE HICIERON DEL LIBRO DEL NIÑO Y LAS ESTRELLAS DE MAR Y QUE ESO LOS MOTIVO A ESCRIBIR AUNQUE AYUDARAN EN UN SOLO CASO.

    LES QUIERO DECIR QUE PUEDEN ESTAR SEGUROS QUE ESTE ESFUERZO QUE HAN HECHO PARA ESCRIBIR Y COMPARTIR SU HISTORIA YA HA DADO UN MUY BUEN FRUTO.

    YO HABIA ESTADO BUSCANDO INFORMACION PARA SABER MAS SOBRE ESTA ENFERMEDAD. Y ME DOY CUENTA QUE LA TEORIA AYUDA MUCHO, PERO CONOCER EL TESTIMONIO DE LOS PADRES DE UNA PACIENTE CON TCA ES DE UN VALOR INMESURABLE.

    CUANDO TE ENCUENTRAS SUBITAMENTE CON UN DIAGNOSTICO COMO ESTE LOS CUESTIONAMIENTOS QUE UNO SE HACE SON INNUMERABLES. PERO CUANDO ALGUIEN COMO USTEDES ABRE SU VENTANITA Y CUENTA SU EXPERIENCIA ENTONCES UNO SE SIENTE IDENTIFICADO CON TODO ESE MAR DE SENTIMIENTOS, ANGUSTIAS Y CUESTIONAMIENTOS QUE UNO SE PLANTEA.

    ENTONCES SUS HISTORIAS Y TESTIMONIO SE CONVIERTEN EN UNA VENTANA DE ESPERANZA Y EMPATIA AL SABER QUE UNO NO ESTA SOLO.

    SU TESTIMONIO ABRE UN CAMINO Y ES UN ALICIENTE PARA SEGUIR ADELANTE, PARA NO PERDER LA ESPERANZA Y SUMIRSE EN LA DESOLACION DE LO DESCONOCIDO.

    GRACIAS OTRA VEZ POR HACER ESTE ESFUERZO Y COMPARTIR, PUES AUNQUE A LO MEJOR USTEDES NO TENGAN COMENTARIOS EN LO QUE HAN ESCRITO O AUNQUE NO VEAN FISICAMENTE LOS RESULTADOS DE ESTE ESFUERZO LES ASEGURO QUE SU HISTORIA YA HA CONTRIBUIDO A TRANSFORMAR ALGO EN MAS DE UNA PERSONA EN ESTE CASO HABLO POR MI Y MI FAMILIA PUES YO HE TRASMITIDO SU TESTIMONIO A OTROS MIEMBROS DE MI FAMILIA.

    UN ABRAZO Y TODO LO MEJOR EN LA RECUPERACION DE SARA.

    • Chari y Antonio Responder

      Muchas gracias por su comentario.
      Cuando escribimos la serie de entradas lo hicimos pensando en los familiares, que como nosotros, estaban desconcertados con la enfermedad a fin de que sintieran que no eran los únicos y que se puede salir de ella aunque el proceso es largo.
      A nosotros nos llegaron a decir en más de una ocasión, y antes de encontrar el centro que la ayudó, que nuestra hija prácticamente no tenia curación. La realidad ha sido que se adaptó al tratamiento y que salió de la enfermedad. Ella puso mucho de su parte y nosotros la ayudamos en todo lo que pudimos.
      Queremos aprovechar la ocasión para indicarle si necesita ayuda puede contar con nosotros.
      Gracias de nuevo y mucho ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.