Crecer, pero continuar siendo un “hada traviesa”

Hace mucho que no paso por aquí (me tomé al pie de la letra las palabras de Raquel “hay que dejar paso a las nuevas generaciones”). Pero, bueno, pienso y pienso mucho en toda la gente que está sola, que está en su habitación, como yo lo estuve hace ya muchos años, pensando qué coño hacer o cómo coño hacer las cosas de manera diferente y creo que todavía tengo cosas que decir.

Todavía me da miedo la comida, sí, todavía me da miedo la comida y ciertas cosas de la vida. PERO NO  PIENSO CONFORMARME con ello…pienso seguir adelante aunque me quede sin lágrimas y cada vez tenga alguna que otra cana más, pienso hacerlo porque cada vez me siento mejor aunque a veces no lo parezca.

Siento que me quiero más, que valoro más las cosas, me dejo cuidar y sobre todo pido ayuda…sonrío…y lloro muchíiiisimooo…afronto la vida y voy asumiendo lo que ella me da…cojo lo que quiero y lo que no quiero…aunque me cueste soltarlo…se va…más tarde que pronto, pero se va.

Siento que ahora soy YO la que tiene el control de mi vida, y que esto que tengo en la cabeza…se va…se va yendo, porque yo no quiero que esté y porque aunque piense, uff!!! otra terapia más, cuánto tiempo en ABB…y me esfuerce en perder el tiempo en este tipo de pensamientos…quiero, quiero salir de este agujero en el que me mentí hace tanto tiempo que ya ni me acuerdo.

Me han pasado muchas cosas en estos dos meses y medio…han sido muchas las maneras de madurar y muchas las lecciones aprendidas…pero eso sólo se consigue EN MOVIMIENTO…mirando al presente y recordando de donde vengo, la Anorexia Nerviosa.

No sé, tengo muchos sentimientos…ahora mismo, hasta ganas de llorar, pero de buen rollo, no tengo malos sentimientos…quizás lloro, por todo esto…porque por fin, empiezo a valorar las pequeñas cosas…y eso me hace sentir…viva, disfruto y descubro, aunque tenga miedo…

¿Sabéis? Ayer descubrí una cosa muy importante en mi vida, este sentimiento de carencia afectiva que tengo de mi familia…viene de lejos…en mi casa siempre me hablaban para decirme lo que hacía mal y nunca se me reconocían las cosas positivas…crecí pensando que para que me hablaran y me dijeran las cosas negativas…TODO TENÍA QUE hacerlo PERFECTO (de ahí mi exigencia)…si todo estaba bien y era una niña buena, todo estaba tranquilo…pero claro, una niña no puede mantener eso durante mucho tiempo, además no es justo…A los 15 años tuve mi primer brote de Anorexia…estaba tan cansada de hacerlo todo bien…mi vida cambió y me volví rebelde…hice cosas que ni mis padres saben…todo mal…e aquí una de las razones de mi enfermedad, no pude soportar la presión de tener que ser perfecta…ahí lo dejo, para que reflexionéis, quizás os sirva de ayuda.

Saludos y mil abrazos a tod@s.

Patri

Cuándo dije “Basta”…

Cuando le dije a la gente de mi alrededor que tenía un problema ya estaba sumida en un profundo pozo desde hacía tiempo. Muchas veces me han preguntado qué fue lo que me llevó a pedir ayuda y a decir basta a la enfermedad…no lo sé…pero ahora que lo veo todo desde la lejanía puedo recordar qué sentimientos tenía en aquellos momentos tan duros de mi vida.

El caso, es que yo parecía tener todo lo que quería. El trabajo que me gustaba, la pareja que quería, la vida que llevaba buscando desde hacía años, una independencia…todo estaba bien, todo parecía ser “perfecto”…pero cuando llegaba a casa en la soledad de mi habitación…nada me parecía suficiente y todo se me hacía muy complicado…todo aquello que había construido  me había costado demasiado esfuerzo “la enfermedad” …con todo eso yo no me podía sentir feliz, aquello que conseguí estaba asentado sobre unas bases débiles llenas de fisuras y mi enfermedad era cada vez más notable.

Recuerdo ese sentimiento, primero de insatisfacción constante y por otro lado, de miedo terrible a perder todo lo que me rodeaba. Había minutos que sentía que tenía la fuerza necesaría para mover montañas y en los segundos siguientes me desvanecía y todo se iba a la mierda. Todo estaba lleno de un control incontrolable…un caos…constante.

También recuerdo el ronroneo constante de mi cabeza yendo muy deprisa, tanto que llegaba a cansarme físicamente…no podía parar de pensar, de generar mundos fantásticos que nunca se hacían realidad. Estaba mal, muy mal y veía la cara de terror cuando la gente me miraba o me abrazaba y me decía al oído “Patri, ¿qué estás haciendo?”.

Poco a poco mi vida se fue rodeando de vásculas, kilos y lavabos…poco a poco fui sientiendo la debilidad  que te produce la enfermedad y cómo sus garras se me iban clavando cada vez en la cabeza…todo, todo iba demasiado deprisa y yo me escondía en los portales para expulsar en bolsas de basura toda la angustia que me generaba un simple comentario de alguien…

Buscaba en las webs algo que me diera alguna luz, buscaba alguien que me dijera que yo podría salir de esto…claro! encontré todo lo contrario y me subí al carro…es tan sencillo…y tan triste a la vez…

No sé cuál fue el detonante que me hizo buscar ayuda, supongo que todo esto que os estoy contando…pero si recuerdo el momento que levanté el teléfono, llamé a mi madre y le dije -Mamá, no estoy bien-. Ambas lloramos, pero la carga se hizo menos pesada…cuando admití que tenía un problema.cuando me dejé coger de la mano me sentí mucho menos vulnerable y sentí que cuando yo no pudiera, ellos estarían ahí para ayudarme.

Es cierto, mi mundo no volvió a ser lo que era y perdí muchas cosas por el camino, pero es que yo no estaba bien y realmente lo que tenía no era muy sólido ni muy real (si me paro a pensarlo ahora) todo era fruto de mi deseo constante por ser mejor y autónoma. Lo poco que tengo ahora, viene de mí y de mi esfuerzo real, está creado sobre unos sentimientos que a veces me hacen sentir desnuda frente al mundo y cagarme de miedo, pero vienen de aquí…de mí misma, y no de la enfermedad.

No sé, no sé si he explicado bien…el porqué de todo…pero así fue.

Saludos,

Patri

El aguafiestas falta sin aviso…

Ayúdate secúndate solázate 

Búscate en la quimera de los otros  

inventa tus estrellas y repártelas…

 

 

Por hoy, nada más…en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, “Solázate/Solaz” quiere decir: Consuelo, placer, esparcimiento, alivio de los trabajos…vamos mímate…no sé me gustó…

Patri                                                         

Inseguridad…esa terrible enemiga

Aquí estoy de nuevo…con muchas sensaciones, la vida va muy deprisa y yo intento cogerme a ella de la manera más positiva posible. Cuesta, cuesta que todo sea como quieres si realmente acabas haciendo o diciendo todo lo contrario. Y eso se debe a la Inseguridad.

Muchas personas tienen este problema, pero las personas que tenemos un TCA, aún más. Yo lucho cada día para que una mirada de alguien, para que una palabra de mi jefa, amiga o conocida no me afecte más de lo que me tiene que afectar. Lucho para expresar mis sentimientos sin miedo a perder a nada ni a nadie…lucho para perder ESE MIEDO que me limita la vida.

Escribiendo esto me invade una emoción y me desbordo…lloro, lloro mucho. Porque es muy duro vivir la vida fustigándote y machacándote con cada palabra i/o gesto de alguién, cuestionándote si podrás o no expresarte sin perder al otro y al final, bajando la cabeza y manteniendo el silencio…sólo porque te sientes inferior. ¿Sabéis?, el otro día leí una frase que apunté en el libro que estaba leyendo para que no se me olvidara nunca: NADIE NOS PUEDE HACER SENTIR INFERIORES SIN NUESTRO PERMISO, uff! esa frase me movió muchas cosas…porque en tan pocas palabras se pueden decir muchas verdades que son capaces de abrirte todos los sentidos de golpe. Y plaff! caes, caes en algo que por más veces que te han repetido no has sabido asimilar, ¡coño! el “kit” de la cuestión soy YO, ¡coño!…YO…yo y mi manera de quererme, YO y mi manera de respetarme…YO, yo y mi manera de creer en mí…sólo YO tengo el control de mi vida y por lo tanto YO soy la responsable de lo que vivo.

Al final llego a la conclusión que sólo asumiendo esa responsabilidad de MI PROYECTO de VIDA puedo quitarme la inseguridad que tanto me limita. Sólo pidiendo lo que necesito, mostrándome tal cual soy y comunicándome con los demás, puedo VIVIR…y encima vivir tranquila.

También llego a la conclusión de que todo esto que cuento y de lo que cada vez soy más consciente, es muy complicado de superar para las personas que tenemos INSEGURIDAD. Se pasa realmente mal…los verbos a tener en cuenta en este post son: HABLAR, COMUNICAR, PEDIR Y SOBRE TODO, SOBRE TODO ARRIESGAR y…quizás…¡te sorprendas de los resultados!

PD: Quería también dejar un poco de lado la polémica creada alrededor del programa de “Cuatro” muchas de nosotras (compañeras del centro ABB) no estamos de acuerdo las visiones de los TCA que se mostraron en el programa. Las personas que sufrimos esta enfermedad sabemos lo que hemos pasado y estamos pasando. Pero, por otro lado, también tengo que ser realista, hay otras personas en esta sociedad que no tienen ni idea de esta enfermedad y que quizás ese reportaje les acercó de alguna manera (aunque no la mejor, está claro) a entendernos un poco mejor o simplemente a ser conscientes de una realidad tan cercana como la nuestra. Así que aquí cierro el tema, aunque vosotras podéis seguir comentando claro, este es un espacio libre.

PD2:Sylar…qué será de nosotros cuando hayamos muerto…no sé…ahora mi corazón manda…sigo aprendiendo.

Saludos a todos una vez más, gracias por estar ahí…hoy estoy muy sensible…joé!

Patri

Reportaje en “Cuatro” viernes 27 Febrero, 23.30h.

Hola a tod@s,

Veo que seguimos un poco ausentes, espero que sigáis bien. Desde que me mudé no tengo Internet en casa y en el trabajo me es imposible escribir mucho, pero bueno,  ya buscaremos algún momento.

Os escribo para comunicaros que este viernes darán un reportaje en Cuatro sobre Trastornos Alimentarios y que nosotras, en especial mi compañera Imma, sale en la parte final…mostrando cómo es la vida  de una persona que está en tratamiento y que poco a poco ve la luz…con ella salimos unas cuantas compañeras. No sé cómo habrá salido ni si estará bien enfocado, pero bueno estará bien hecharle un vistazo a ver como se lo han currado…espero es podáis, siento haberlo comunicado tan tarde.

Por cierto, hoy quiero saludar a esa chica anónima que se ha acercado a mí a las 8:00h de la mañana en el Tren de Renfe y me ha preguntado si era “Patricia”…gracias por leerme y espero que la próxima vez no nos pueda la vergüenza y hablemos un poquitín más,  me encantaría.

Saludos,

Patri

La alegría…es cosa mía!

¿Cómo estamos? He estado un tiempo sin aparecer y veo que todas estamos un poco “OUT”, espero que sea porque estamos luchando contra la enfermedad y no porque estemos de bajón. En mi caso es porque mi vida ha sufrido muuuuchos cambios buenos y ya que este es un espacio dedicado a “los trastornos alimentarios en positivo” creo que está bien compartirlos con vosotr@s.

Hace dos semanas me mudé casita, me volví a independizar…y tras mis miedos iniciales, me di cuenta de muchas cosas. Esta vez era muy diferente. Hace unos años me marché de casa huyendo de muchas cosas: de mi pasado, de mi vida, de la enfermedad, de la vergüenza que me daba mirar a mis padres a la cara por un sentimiento grande de culpabilidad. Fue todo muy rápido, cogí las cosas y me fui, y dejé atrás todo e inicié “una nueva vida” olvidándome de todo, sobre todo de mis problemas…pensé que todo se solucionaría yéndome lejos, pero como siempre las cosas parecieron desaparecer para volver a aparecer con más fuerza, si cabe, meses después.

Ahora vuelvo a intentarlo, y la verdad es que me paré y sentí notablemente la diferencia. No sentí estrés, todo fue muy tranquilo y entendí mi actuación en el pasado. Ahora no huía de nada, yo tomé la decisión sin ningún tipo de condicionamiento, sólo porque YO QUERÍA, es cierto, he sentido la típica culpa que sienten los hijos al irse de casa, he sentido un poquito de tristeza por dejar a mis gatos allí, a mi familia, he sentido añoranza en los primeros días, pero creo que todos estos sentimientos son bonitos, son normales y son totalmente sanos.  Hace dos semanas no HUÍ de nada…hace dos semanas abracé con fuerza MI PROYECTO DE VIDA.

Ufff! menudo subidón, no os lo podéis ni imaginar…y es que este 2009 está siendo bueno, porque yo creo en mí, porque yo soy capaz de arriesgar y comprobar que aunque, todo es muy complicado, quiero vivir mi vida de una vez por todas. Todo esto es fruto de una lucha que inicé hace más de dos años, la batalla más grande que he lidiado jamás, esa que me ha reportado los mejores momentos de mi vida y esa que me ha hecho aprender tanto. Os sigo animando incansablemente a que la iniciéis vosotr@s, porque nada nunca mereció tanto la pena.

Pues eso! nuevo trabajo en una consultoría clínica, nueva casa y muucha esperanza de que este año sea el año en que acabe de limar las pequeñas cositas que me ha dejado esta enfermedad.

Nada de esto hubiera sido posible sin mis amigas, a éstas les dedico este momento de mi vida…porque parte de mi vida actual ha sido compartida con ellas…mi mayor apoyo. Os Quiero! Vaya fiesta -Movida por movida- que nos dimos este fin de semana en Sidecar…cómo me reí, gracias! Sóis muu grandes, locas! (este chisme no me deja colgar imágenes!)

Me lo debía, hace ya, mucho tiempo…

Hoy he decidido escribir sobre esas cosas
que no supe decirte y que me pesan tanto
No hay en estas líneas ira o rencor,
ni un reproche, sólo hay abatimiento,
decepcion y cien verdades

Bajo el abrazo estoy de un ardiente león
contento de tener a su paloma
bajo su sombra, estoy sin que me des opción
tú eres la canción y yo tu eco…

Hoy quiero alejarme de ti,
de tu riqueza adicción que duró años
y que me ha abandonado.
Bajo el abrazo estoy de un ardiente león
que día a día compró mi silencio
Bajo tu sombra estoy sin que me des opción
tu eres la canción y yo tu eco…

Hoy he decidido escribir mi despedida,
poner fin, tomar distancia, sólo hoy la voz a mí debida.

Vaaaaamos! Mirad a delante y veréis los ojos de las personas que os miran!

Gracias luz…

Pat

Vínculos

Bueno, espero que me perdonéis…subir la cuesta de enero ha sido muy difícil: mi abuelo muy enfermo, nuevo piso, nuevo trabajo, mucho estrés y la cabeza a mil por hora. Sé que debería ser más constante, quizás es de eso de lo que os quiero hablar hoy…LOS VÍNCULOS.

Es uno de los temas que estoy trabajando ahora en el centro, el ¿por qué nos cuesta tanto a las personas que tenemos TCA hacer vínculos con la gente que nos rodea? Bien, estos días he estado hablando con compañeras que tienen este punto en común conmigo y la verdad es que he llegado a la conclusión de que es…una gran putada para nosotras (bonita conclusión).

Veréis os explico desde el principio: como sabéis uno de los síntomas del TCA es la baja autoestima, y creo que ésta es una de las principales causas que nos hacen desconfiar de la gente cuando realmente estamos desconfiando de nosotras mismas y de nuestras posibilidades.

Yo tengo una creencia sobre mí, sobre cómo soy (no nos engañemos, siempre destaco más las negativas). Pues bien, pienso que soy una persona aburrida, con pocos temas de conversación, que se aisla, esa persona a la que nunca le pedirías un consejo, “la rarita”, etc…bien, me pongo todas estas etiquetas, difíciles de quitar si encima se fomentan (que es lo que vamos haciendo a lo largo de la enfermedad).

Todas estas etiquetas me hacen pensar que yo no soy válida para la gente, y por lo tanto, que la gente no quiere estar conmigo…OJO! SUPOSICIONES MÍAS, claro. Sigo, estos pensamientos aumentados en una situación de bajón, ¿qué hacen?, que parezcan una realidad…y por lo tanto, me alejo, no establezco lazos de amistad, de cariño, o de pareja con nada, ni con nadie, porque acabo creyendóme que no soy válida, que no tengo nada que aportar (no sé dar consejos) y que la gente se aburre conmigo.

Al aislarme…plaff!! estoy sola, y me ratifico “QUÉ ESTOY SOLA, Y QUE NADIE QUIERE ESTAR CONMIGO”, cuando soy yo la que no lo permite…esto es una rueda…no sé si lo véis.

Otro hecho que me hace no establecer vínculos, es el miedo a perder a la gente, el miedo a que se vayan. Y esto tiene que ver con el miedo a mostrarme tal y como soy. Porque muchas veces pienso que si me muestro tal y como soy (o como yo pienso que soy: débil, aburrida, sensible, etc…) si les abro las puertas de mi vida y después se van…me hundiré y entonces…me cierro. Prefiero mostrarme fuerte, insensible y a veces estremadamente pasada de rosca para que no me hagan daño.

El caso es que con todo esto me acabo haciendo un lío sobre QUIÉN SOY YO. Porque muestro una “Patri” y soy otra, o al menos soy un híbrido de las dos…siempre existen las medias tintas. A lo largo del tratamiento, somos capaces de confiar y quitarnos las corazas, pero es un proceso largo y lento que requiere mucho esfuerzo por parte de la paciente. Pero puedo constatar, que una vez que lo consigues…y te reconoces en todo lo que haces…uff! no tiene precio.

Y es que debemos pensar que sólo a la gente a la que le muestras tu verdadero yo, será aquella que persistirá a tu lado. Salir de fiesta con gente es muy fácil, pero llorar en el hombro de alguién no lo es…así que la persona que esté a tu lado debe estar para las dos cosas: lo bueno y lo malo. Las que no lo están, no merecían la pena.

Y finalmente, creo que ya he hablado del tema etiquetas alguna vez…la mía ha sido siempre: soy “un bicho raro”, y no sabéis qué daño me ha hecho, me ha limitado en un montón de aspectos. Quizás deberíamos empezar a fomentar nuestros aspectos positivos, creo que saldríamos de todo esto muchísimo más deprisa (y me incluyo en esto totalmente). Si yo, me valorara más y destacara una pequeña cosa positiva de mí cada día…otro gallo cantaría.

Como he empezado, acabo, una enfermedad donde, a veces, tú eres tu mayor enemiga, es una gran putada.

A luchar se ha dicho!

Saludos a todas,

Patri

PD: Elvira, qué te pasa???

 

Deja los sueños para cuando duermas…busca en tu mirar…

Soñar…pero vivir la realidad…perdonad, hacía tiempo que no escribía, a veces me cuesta conectar con todo esto, ya que remueves muchas cosas.

Hoy estaba escuchando una canción que sonaba como el título de este post “deja los sueños para cuando duermas…busca en tu mirar…” y entonces recordé cómo era mi mundo antes del tratamiento, antes de enfrentarme a las cosas. Me alimentaba de sueños, porque me daba miedo vivir la vida real. Creo que esa parte de la enfermedad es una de las más duras, porque cuando te das cuenta que vivías en un mundo de sueños…uff!! duele.

No sé como explicaros, pero creo que muchas sabréis de lo que estoy hablando…hablo de cómo nos disociamos, cómo creamos nuestra burbuja y nuestra manera de vivir, y en realidad sólo vivimos cuando soñamos…es allí donde encontramos momentos de felicidad, porque es allí donde nos dejamos llevar…en nuestras habitaciones, solas, dejamos volar nuestra imaginación…”mi vida será perfecta”…”yo tendré un cuerpo X  y nunca me haré mayor”…”mi novio será para toda la vida o mi pareja deberá ser de tal manera”…”jamás tendré conflictos con nadie”…”YO SOY ESPECIAL”…y miles de pensamientos más…nada nos hará sufrir, nada porque todo debe ser bueno. Y ahí estamos nosotras, esperando lo bueno, sintiéndonos especiales y vivendo de sueños…solas…en nuestra cajita de zapatos, sentaditas en un rincón.

Yo vivía siempre así, y me pegaba cada golpe…todos mis sueños se desvanecían cuando, algo salía mal…cuando ese sueño no era como yo lo había imaginado…”mi pareja no había actuado como yo había soñado”…”me había peleado con mi amiga”…todo mi mundo se caía…y yo ya no era ESPECIAL…era mala, y por lo tanto, siempre hacía las cosas mal, porque mi vida tenía que ser como yo lo había imaginado, como mis fantasías.

Las fantasías…son nuestras peores enemigas porque nos quitan la oportunidad de vivir, de sufrir, de caer y volver a levantarnos…porque nos reniegan a vivir arrinconadas, con miedo, porque el mundo se nos queda demasiado grande cuando algo se sale de ellas…es una gran putada, que se convierte en frustración.

Desde mi experiencia, os digo que aunque a veces duela, es mucho más alentador sentir ese riesgo, sentir esos nervios, sentir (a veces) el enfado o el dolor…NO PODEMOS SER PERFECTAS TODA LA VIDA…la disociación puede llevarte a la locura, y joder! NADIE ES PERFECTO y ni mucho menos tiene una vida idílica!!!

Es humano valorar las pequeñas cosas…y sobre todo tus pequeñas cosas…y seguir aprendidendo de los errores. Es increíble, pero yo ahora cuando cometo un error, claro que me enfado, pero siempre acabo sacando la parte que me hace aprender de él…sin machacarme…sin pensar no soy capaz. Por supuesto qué soy capaz!! lo hice lo mejor que pude y, la próxima seguro que saldrá mejor.

Saludos,

Pat

 

Dos años…y muchos POSITIVOS!

 Hace unos días cumplí años…

Cumplo dos años, de superación, de cambios, de aprender y sobre todo de mirarme de frente. Para much@s dos años pueden parecer mucho, pero en realidad tan sólo son 730 días de mi larga vida.

Una vez escribí un post sobre “Qué me quitó la Anorexia”, bien creo que ya llegado el momento de contaros qué tengo ahora, después de dos años de tratamiento…qué cambios he podido ver en mí y sobre todo, qué soy capaz de ofrecerme:

1. Soy capaz de comer con libertad, sin contar calorías, sin temblar cuando veo algo dulce, sin vomitar y sin rallarme cada vez que hago una ingesta. Como bien, como de todo y eso es un placer.

2. Estoy empezando a asumir mi cuerpo, que sí, podría ser de mil maneras distintas de como es, pero es mío y lo tengo que cuidar y disfrutar.

3. Puedo disfrutar de mis amigos, de una comida con ellos, sin pensar en si me quieren o no. Sin rallarme porque a veces nos desconectamos…yo sé que están y que yo soy suficiente, que ellos me quieren por lo que soy, no tengo la necesidad de aparentar nada…

4. No tengo la necesidad de salir pintada, arreglada y perfectamente conjuntada para ir a comprar el pan (y eso me generaba un estrés…).

5. No soy perfecta, antes gastaba muchísima energía intentando conseguir ser perfecta en todo.

6. Sé ponerme límites, con las personas que están a mi alrededor y me quieren. Sé expresar que no me parece bien, o que me están haciendo daño y lo más importante sé decir que “NO” sin miedo a perder a los demás.

7. Sé que expresando mis sentimientos de manera empática, me doy a conocer, no me aislo y la gente comparte las cosas conmigo. No me siento sola.

8. Cuando hay un conflicto, puedo separar lo que es mío y lo que es de la otra persona. No me digo una y otra vez como antes “siempre lo hago todo mal”. Ahora asumo mi parte e intento solucionar los problemas sin huir.

9. No tengo la necesidad de pagar los problemas con la comida, simplemente intento solucionarlos o asumirlos.

10. No intento cambiar a las personas que están a mi alrededor, cada persona es como es (padres, pareja, amigos, etc).

11. Sigo siendo presumida, pero no baso mi seguridad en mi imagen y mi cuerpo.

12. Tengo una relación sana, sin dependencias, sin necesidad de hacer lo que otra persona quiera por miedo a perderlo.

13. He bajado mi nivel de exigencia y responsabilidad (aunque lo sigo siendo), para con el trabajo.

14. Intento valorarme las pequeñas cosas, esas de las que pasaba antes de entrar al tratamiento. Esas que me hacen sonreír muchísimo y por las que lucho a diario.

15. Cada vez vivo más la vida real y no tanto mi mundo de fantasías que tenía montado en la cabeza. La vida es mucho más sencilla de lo que me parecía.

16. Asumo que no soy diferente, ni especial, ni rara, asumo que soy una más y pongo todo lo que puedo dar en las cosas que quiero y me gustan.

17. Puedo pasarme un día sin hacer nada o lo contrario!!! y sin sentirme culpable por ello!!!

18. Me cuesta pero cada vez más…siento a las personas (y a las chicas) de manera equitativa, intento no compararme y por lo tanto hacer lo posible para no sentirme pequeña y mirar a la gente mucho más allá de lo exterior…como me gusta que me miren a mí.

19. Soy menos egoísta de lo que era con la enfermedad. Ahora miro por mí de manera sana y no de manera enfermiza.

20. He logrado entender muchos comportamientos de mi familia, gracias a las terapias sobre ello.

21. Y todo esto lo he conseguido PORQUE CADA VEZ MÁS, SOY YO MISMA. Cada vez me conozco más y puedo valorarme y entenderme, cada vez me quiero más y cada vez crezco más y me siento más llena, con ganas de vivir las cosas buenas y las cosas malas…para seguir aprendiendo.

Bueno, como véis he tardado mucho en volver a escribir, he estado ocupadilla reescribiendo mi testimonio. Desde la gente que llevamos el proyecto creímos que ya que hacía seis meses que el blog estaba en marcha, debíamos cambiar algunas cosas. Entre ellas se ha introducido una pestañita en la parte de arriba donde pone “Mi historia”, en esta pestaña está mi testimonio. Eso os ayudará a sentiros más identificadas si cabe con todo esto. Ahora os contamos cómo vamos superando los baches, pero también es bueno haceros saber cómo empecé con la enfermedad y las razones que me llevaron a ella. Espero que os sirva y que saquéis cositas buenas.

Por otro lado, he hecho una lista de mis principales cambios, seguro que saldrían más, han sido dos años llenos de muchas emociones. Sigo pensando que vale la pena, y que lo volvería a hacer con los ojos cerrados, esta ha sido mi opción.

Desearía poder trasmitiros que otra vida es posible, que os mereceis algo mucho mejor. Todas estas cosas son difíciles de cambiar y solas, es imposible…la enfermedad se hace muy fuerte con el paso del tiempo. No os niego que a veces se me escapan cosillas de las que voy cambiando, pero también me lo permito…llevaba mucho tiempo actuando de esa forma.

Hay esperanza, y eso es lo que os quiero trasmitir…hay esperanza para nosotras. Tan sólo hay que intentarlo.

Muuchos ánimos!

Pat

1 2 3 4  Scroll hacia arriba