Archivo mensual: diciembre 2010

¡Felices Fiestas!

Buenos días,

pensaba seguir hoy con el interesante artículo sobre el Arteterapia, pero como son fechas muy especiales creo que puede esperar.

Las Navidades son momentos difíciles para quienes sufren un trastorno alimentario. No sólo son días de comidas abundantes, sino también de celebración y relaciones sociales, lo que para alguien que se encuentra mal puede resultar muy doloroso.

Por eso hoy, desde aquí, quería aprovechar para dar ánimo a quienes estáis luchando para salir de la enfermedad. Todos los días del año, pero de forma muy especial ahora, os animamos a seguir adelante con la ayuda de quienes os rodean y el apoyo de los profesionales. Para que las Navidades de 2011-2012 puedan ser mucho mejores.

¡Felices Fiestas!

El Arteterapia en el tratamiento de los TCA (Parte 2)

Esta semana, tal y como os prometí, seguimos con el interesante artículo de Jesús Barea, arteterapeuta del Centro ABB de Barcelona.

Construcción de una nueva imagen en los trastornos de la alimentación II

Algunos factores que se pueden mejorar con un entrenamiento propioceptivo durante una sesión de trabajo corporal consciente son:

* La capacidad de mantener el equilibrio. En un cuerpo alineado y en equilibrio es más fácil estar abierto a diferentes propuestas y la adquisición de lo nuevo se vivencia con mayor facilidad.

* El sentido del ritmo. El ritmo es la base de la vida, los ciclos los encontramos en todo movimiento de la Naturaleza; encontrar y poder disfrutar del propio ritmo se convierte en un reto que aumentará el grado de autoconocimiento y por lo tanto, de aceptación de sí mismo.

* La capacidad de orientarse en el espacio. Para una persona con baja autoestima es difícil habitar el espacio que le rodea con seguridad y plenitud. Al trabajar referencias espaciales como ejes, distancias y el propio peso, como elemento de gravedad que orienta en el espacio, se comienza a tener más confianza en el espacio vital que todo ser humano tiene derecho a ocupar y a reclamar.

* La respuesta de relajación de los músculos. Los ciclos de tensión-distensión permiten encontrarse en un espacio donde los pensamientos y las emociones fluyen de una manera más adecuada, donde la relajación ofrece la posibilidad de ser observador del propio problema y aprender a discernir con más facilidad.
Este trabajo debe ser desarrollado con técnicas suaves y adaptadas a cada caso. También se han obtenido buenos resultados con el apoyo de la kinesiología aplicada en la sesión de arteterapia, favoreciendo la integración hemisferial y sensitiva.

La interacción entre la persona y su creación permite su posicionamiento y ofrece la posibilidad de escoger entre las diferentes maneras y distancias para observar y ser observado. Las creaciones de gran formato, bien sean realizadas en la pared o en el suelo, colocan al paciente en un nivel semejante en cuanto al espacio que ocupan. Una propuesta de encuadre fenomenológico es dibujar la propia silueta para poder reconocer la posible distorsión con la realidad. Sin embargo, esta curva cerrada al mismo tiempo se puede abordar como un territorio metafórico de creación libre donde colocar objetos personales, memorias simbolizadas en fotografías, cartas, letras de canciones, libros que han marcado una época, etc., para reconocer la riqueza del universo personal.

Es importante explicarles la imposibilidad de transformar su silueta sin límites y al mismo tiempo valorar sus virtudes. La composición original puede llevar a modelos más humanos así como a modelos de belleza femeninos y también masculinos, que después serán comentados y reelaborados. Por otro lado, los murales temáticos ayudan a concretar las visiones idealizadas en grupo y a poder acceder a una mejor comprensión del propio cuerpo y su funcionalidad, valorar sus características físicas y psicológicas.

El conocimiento de nuestro cuerpo nos permite utilizarlo de manera más armónica. Este conocimiento tiene un profundo efecto psicofísico en nuestra capacidad de organización y comunicación, así como en el desarrollo de nuestras potencialidades expresivas. En esta línea, el trabajo propuesto por Bonnie B. Cohen, llamado Body-Mind Centering (BMC), se ocupa de la vivencia del cuerpo desde los sistemas fisiológicos y desde patrones neurológicos básicos. En los talleres grupales estos principios de integración somática se aplican desde la improvisación para abordar el cuerpo tanto en sus aspectos estructurales como en los funcionales y creativos. Alrededor de su experiencia en relación al cuerpo Cohen dice “ el cuerpo es un territorio vivo y cambiante. Los mapas son las traducciones de la experiencia percibida y compartida con otros. Somos a la vez, el objeto de estudio, el estudiante y el maestro”. Visto de esta manera, podemos además sumergirnos en una lectura subyacente teniendo en cuenta los mapas corporales, para profundizar en la metáfora de cada problema físico reflejada en la creación. El transito desde la expresión corporal a la plástica y de la plástica a un movimiento más consciente permite navegar en el ser interior desde la seguridad hacia la libertad.

Para conocer más:

M. GERLINHOFF, H. BACKMUND, Anorexia y bulimia. Entender y superar los trastornos alimentarios. Ed. Grijalbo. Barcelona, 2004.
C.R. BERRY, Los mapas corporales. Mandala Ed. Madrid. 2005.
J.P. KLEIN, Arteterapia. Ed. Octaedro. Barcelona, 2006.
B.B. COHEN, Sensing, Feeling and Action. Contact Ed. Northampton. 1993.
K. STANISLAVSKY, La construcción del personaje. Alianza Ed. Barcelona, 2002.
O. WILDE, Sobre el arte y el artista. DVD Ed. Barcelona, 2000.

Agradezco a Jesús Barea (arteterapeuta del Centro ABB) la redacción de esta entrada.

 Scroll hacia arriba