Archivo mensual: abril 2011

Las emociones

Hace un par de semanas compartí con vosotros un fragmento de un texto del Dr. Enrique Armengou (psiquiatra del Centro ABB) sobre la influencia de las creencias y cogniciones en el desarrollo de los TCA (podéis leer la entrada pinchando aquí). Hoy, siguiendo en esa línea, me gustaría que hiciésemos una breve reflexión sobre el valor de las emociones.

Las emociones

Las cogniciones rígidas de las que hablábamos el otro día y que potencian la presencia de los síntomas son incapaces para canalizar las emociones que la persona no sabe gestionar.

Las emociones son reacciones subjetivas al entorno y a las relaciones personales y generan estados emocionales. Esta respuesta emocional está mediada por factores orgánicos (temperamentales) y está influida por la experiencia (factores caracteriales).

Las emociones se van confundiendo del mismo modo que al inicio del TCA el paciente tiene hambre pero lo niega y no come, o tiene ansiedad y sufre un atracón, o confunde la ansiedad con el hambre. Si hemos dicho que las emociones son básicas para la vida y para la comunicación la dificultad de expresión y de comprensión de las mismas acaba llevando al paciente al aislamiento y a un estado emocional ansioso, depresivo o de vacío.

La confusión que le genera sentir las emociones y no poder ni darles sentido ni manejarlas lleva, en ocasiones, a intentar no sentir y centran su estado emocional sólo en la comida o la silueta. Tanto la comida como el cuerpo angustian en el fondo menos que los asuntos de la vida cotidiana.

En la bulimia y el trastorno por atracón la dificultad para manejar las emociones deriva en una búsqueda de sensaciones. Todas las respuestas emocionales que no son autenticas y útiles acaban potenciando la baja autoestima, la desmotivación y la vivencia de vacío que de forma, en ocasiones dramática, transmiten los pacientes en la consulta.

Agradezco al Dr. Enrique Armengou (psiquiatra del Centro ABB) la redacción de esta entrada.

 Scroll hacia arriba