mujer trabajadora

Exigencias impuestas y autoimpuestas a la mujer trabajadora: su relación con los TCA

Artículo del Dr. Enric Armengou

INTRODUCCIÓN

En los últimos años el avance social ha permitido que la mujer vaya “empoderándose” de su realidad existencial. La socióloga estadounidense Margaret Schule define el empoderamiento como “un proceso por medio del cual las mujeres incrementan su capacidad de configurar sus propias vidas y su entorno, una evolución en la concientización de las mujeres sobre sí mismas, en su estatus y en su eficacia en las interacciones sociales”. Pero este empoderamiento  junto a la consecución de mayor libertad ha aumentado el nivel de autoexigencia y de competitividad de la mujer incrementando el grado de responsabilización y de estrés.

En el lado trágico de la realidad emerge una mujer post-moderna que como describe Gilles Lipovetsky está dominada por lo ‘efímero’. El cliché sería una mujer, enganchada a su imagen, compradora compulsiva, atrapada en la búsqueda de ser valorada, con vivencia de soledad que la compensa con hedonismo y buscando sensaciones intensas. Ésta, intenta controlarlo todo, sobre todo las emociones para que no le invadan y se muestra competitiva con los hombres, sí, pero sobretodo las demás mujeres. El fracaso de este cliché acaba abocando, cada vez a más mujeres, a los dos extremos del caos. La restricción, rigidez y control; la Anorexia Nerviosa. El exceso, confusión y descontrol, la Bulimia Nerviosa.

En el presente capitulo tras hacer una revisión de los Trastornos de la Conducta Alimentaria desgranaremos los factores psicológicos y psicopatológicos que en la mujer contemporánea facilitan la entrada en una enfermedad de este tipo. Finalmente aportaremos los factures de actitud existencial que desarrollan factores de resiliencia frente a estos trastornos en la mujer actual.

Leer artículo completo.

 Scroll hacia arriba