Día a día

Llevo una niña dentro.

Eres demasiado bonita para ser infeliz.
A veces es demasiado si no quieres que nunca pase.
Una niña plagada de miedo que no tiene por qué pero sí por quién.
Yo.
No tengo tiempo para todo lo que no quiero, ni hambre si hablamos de imposibles.
Todos los caminos me llevan a mi casa porque lo que quiero es estar en casa, mientras tanto sigo andando porque hacer camino no es otra cosa que tropezártelo entero.
Llevo una niña dentro que no para de hacerme cosquillas y deshacerme el hielo del corazón; una niña despeinada manchada de olvidar que me devora la tristeza.
Una niña de cristal que no se rompe.

He prometido llevarle a un sitio donde no exista la sed, ni los gritos, ni el recuerdo. Tampoco el perro, ni la rabia, ni la prisa.
Llegar a un sitio donde desaparezcan las tinieblas.
Y que no se preocupe que mamá es roble y roca y respira con hambre. Y papá tiene fuerza para todos porque de pequeño ya se había hecho mayor y porque quiere poder con todo. Una chica con voz de vainilla que parece mi hermana, pero juraría que es un ángel.

A veces me da pellizcos para que no me muera de sueños, a veces me muerde de alegría para que no tenga miedo y me abre la ventana a ti; vistas a un jardín de luz.

Le escribo una carta todos los días para que se acuerde de no perder la inocencia.
Tiro trocitos de canciones para que vuelva a su infancia y sepa compartir el frío.

Una niña capaz de llover en plena sequía para que no me ahogue de sed.
Llevo una niña dentro que me dibuja la suerte y colorea los golpes, que me guarda el equilibrio para que nunca lo pierda, que persigue un sueño que soy yo.
Una niña volátil que siempre se queda.
Yo.
Se mira en el espejo como extraña de mí misma porque ya no me conoce como antes; extranjera de todo lo que no te toca.
Ha encendido fuego para calentarme las manos, derretirme por dentro.

Una niña enamorada de mí que se hace de lluvia para verme crecer, que juega en el parque, sonríe cuando cantas y que mide en latidos el sonido de tus pasos.
Una niña lista que a veces no entiende nada, pero sabe perfectamente que llorar no es la solución aunque se deshaga de agua porque el deshielo y porque llorar también es de valientes.
Una niña, yo; que hago pie en cualquier fondo, que me acompaño cuando estoy sola y que me convierto en risa cada vez que me duele todo.

Vivo en un terreno muy resbaladizo y no pienso dejar de bailar;
dile a la vida que nunca deje de sonar.

Ana Barrero

nkhuiu9o

HARTA

Harta de tí
Harta de ella
Harta de él
Harta de ellas
Harta de ellos
Harta de esto
Harta de aquello
Harta de todo
Harta de todos
Gente que te tratan como si fueras de puta piedra
Gente, gente y más gente pero a mi alrededor ninguna persona.
Desde aquí empiezo un nuevo capitulo yo sola, sin ayuda, si tengo algún problema y necesito un hombro en el que llorar pues tengo dos, los mios.

12961672_1700489520197763_1472670793404680868_n

La Doble.

Necesito una doble. No me la traigáis como nueva, no la barnicéis, no le hagáis sonreír. Que de cada cinco palabras tres sean un insulto. Que ande desorientada. Que no me mire a los ojos. Que se mire las uñas como esperando encontrar algo. Que no le apetezca una mierda conocerme.  He dicho una doble.

He dicho una doble donde debería decir multiplicación. Necesito multiplicarme. Por dos o por cero. Esta noche necesito decir matemáticas y dejar de suspenderme; porque la floja soy yo, no la cuerda.

Una doble tan exacta que al entrar por la puerta me haga correr tras las cortinas y no querer salir.
Una yo, que espere tras la puerta dos horas antes de decidir irse, pero que no lo haga.
Que venga sabiendo que la necesito para abrazarla. Que la quiero aquí para saber qué leerle hasta que se duerma y en qué zona exacta de la espalda tengo que posar la punta de mí/su lengua para que se contraiga en un espasmo y se ría. Y se ría. Y se ría.
Un junco torcido al que decirle: eres así, el río sobre el que agachas la cabeza no va a llevársela esta vez.
Una astilla arrancada de un vampiro con la que conducir al cementerio de Montjuic cantando Young folks espantosamente mal para que olvide que la gente se muere. Porque la gente se muere. Que no se me olvide decirle que sabe manejar un arma, pero no contra el resto. Que no es culpa suya. Que no se me olvide decirle cien veces que ni es ni fue culpa suya.

Una escapista de la vida a la que llevar de la mano a todas partes para disimular la erosión en las palmas y para atenuar que me pertenece.

Una doble, Una bailarina mutilada a la que llamar Venus para verme sonreír. A la que calentarte las manos con mís/sus piernas ardiendo. A la que ir a buscar en bicicleta a Melbourne a la mínima señal de que pueda irse más lejos. A la que chuparle los dientes. Las lágrimas. Los pezones. A la que recorrer con la nariz y darle la medicación en un beso tan largo que se salga del edificio. Una pieza con forma de libélula que me escuche cuando digo que quién quiere encajar pudiendo copular volando. Un caballito de mar al que confesar que se extinguió el resto, pero que como se intente morir, es consciente de que sólo yo sé cómo acabar con esto.

Necesito el conocimiento de saber qué es recibir un mensaje mío en el que ponga ‘me he acordado de ti’, ‘siento no haberlo hecho antes’, ‘te juro que quiero verte, pero no quiero que me veas tú así’. ‘toma la importancia que no te di en su día’, ‘Lo siento. Y esta vez no me estoy agarrando a un acantilado ni pretendo que no me empujes. Lo siento de verdad’. ‘Te he echado mucho de menos’. ‘Te echo muchísimo de menos’. ‘Sí me pasa algo’. ‘Te quiero’.

Pero sólo tengo un móvil,
dos manos
y ningún mensaje tuyo.

Irene X

Irene x- Vomitar deltirón

Lo llamo corazón, pero él no está dispuesto a atender más llamadas. En el momento más inoportuno alguien lo hace, pero yo ya no le quiero. Pero cuánto he querido quererle. Sueño Formentera. Soy el perro guía de un faro ciego. Estoy tan mareada que ya no diferencio cuándo me sujetan de cuándo me empujan. Siempre quise besar un columpio que venía directo a la boca para saber volver a casa por mi propia sangre. Mis dientes son el milagro de no sonreír. Por ti bebería litros, muchos litros de leche y nunca te lo diría. Incapaz. Me asusta que me des un valor. No tengo valor para decírtelo. Las cosas son egoístas porque ellas no piensan en lo mal que vamos nosotros. Y tú me dices ‘cuídate’ como alegando que alguna vez lo hubieses hecho conmigo. Y una muela me sale disparada por los aires e impacta contra la ventana de una familia de clase alta que nada tiene que ver con el tema del que hablamos siempre sin escucharnos nunca. Juego al chocolate inglés con la chica que fui hace siete años y la de cinco y la de tres. Son ellas las que están cara a la pared. Todas quieren seguir jugando. Sueño Formentera. ¿Soñará Formentera conmigo? Quererme es como pretender atrapar una estrella fugaz con la boca, pero hasta las estrellas fugaces piden deseos. Sueño un bozal. Soy una perra de caza. Soy una presa. Mi sitio cambia de sitio. Me repito: ‘¿Te imaginas? Pues así no va a salir’. Mi imaginación no puede abandonar el color violeta. Cada cosa pone al tiempo en otro lugar. Un día voy a desaparecer de tanto encogerme de hombros. Soy un globo en una fiesta donde han escondido un alfiler y ningún valiente. Sueño diálogos. Yo trato de convencerte de que eres un buen hombre. Tú me dices que te sientes bien contigo mismo y yo trato de convencerme de que eres un hombre bueno. Tengo las manos demasiado frías para que juegues con músculos rodeados de camiones rojos. ¿Estaré convencida de lo que nunca me van a convencer? Sueño que me despierto árbol talado en el bosque. Otra vez: nadie escuchó nada.

Escribo esto porque hoy me he dado un susto un poquito más grande que yo. A veces mi cuerpo me abandona y tengo que ir a buscarlo. No me llores Rocío, que sigues viva!!!!

Esto es raro

Ayer salí de la terapia como una niña que se acaba de enterar de que los reyes magos no existen.

Os explico:

Yo soy una persona de extremos, que siempre está hundida bajo tierra o está ultramegahiperfeliz, que negro o arcoiris, que mal o bien, que triste/enfadada o feliz/calmada, que todo o nada. Es mi forma de vivir, mi forma de sentir, de sentirme viva, de sentir que vivo, ya sea llena de dolor o llena de amor y felicidad pero vivo, mi forma de ver la vida, para mi la vida es eso, o estas o no estas. Siempre he estado llena de cosas, de emociones, sentimientos, muy llena, ya sea de malas o de buenas (que son pocas) pero llena al fin y al cabo, sintiendo. O estoy arriba o estoy abajo, pero ahora parece que estoy en el medio, yo nunca he estado aquí, no se como se sienten las cosas aquí, al parecer estar aquí es donde hay que estar pero no me gusta estar aquí, quizás sea bueno estar aquí pero me siento como si yo no fuera yo, esto es tan desconocido… No me da miedo, pero no me gusta, estar aquí me parece aburrido y al parecer es donde tengo más estabilidad… Y esto me aburré? No sé es muy raro todo esto. Estoy… mmm no se, estable? Bueno, si estoy estable es algo positivo pero el problema está en que yo no se vivir estable no se y me aburre, ¿Por qué me aburre?. Si antes era negro o arcoiris ahora no tiene color.

Bueno pues esto es lo que hable con mi terapeuta MDM y ella me dijo: Bienvenida a la vida, Rocío! Y me quede extraña,como fría, como si el mago me hubiese revelado el truco de su magia y ya no es lo mismo. No se, esto es la vida? Pues entonces tengo que decir que la vida me aburre, no me gusta, no la quiero, ni me quiero a mi, pero eso es otro tema! Rocío no te desvíes sigue intentando explicar lo que tienes por dentro… No se esto es muy raro y conforme pasan los días más raro se hace. Estoy vacía, he dicho, y mis emociones tan exageradas son las mías, con las que yo vivo!!! Por qué me las quitas Vida? Que las necesito para sentir, devuélvemelas que son mías!!! Siempre he pensado que la rara soy yo… pero si te digo la verdad la rara eres tú, Vida. Querida Vida: Necesito sentir mi adrenalina en mi montaña rusa, esa que yo pensé que eras tú, pero no lo eras, que raro es todo, bueno, que rara eres tú.

4157658_84ddbe314a

Mi vida es así. (Montaña Rusa a la que te da miedo subir, pero el miedo ha sido siempre mío, yo se como llevarlo)

Lineline

No es así, Vida entiéndeme, (Hasta parece darme la razón, así no siento, no vivo, estoy muerta).

images

Vida, querida, eres como un péndulo quieto (B) Yo nunca paro. Fíjate, si al final, Vida, me vas a hacer sentir especial y me muestras esto como virtud para mí.

Vida me estás haciendo pensar… ¿Es esto lo que me quieres decir?

¿Que mi forma de vivir es diferente, pero no es tan mala si la comparamos contigo? ¿Que te he inventado de otra manera por qué no me gustas?  Vida me estás haciendo pensar mucho, vamos a hablar, tenemos tiempo no? Por cierto Vida, gracias por la estabilidad la necesitaba, pero no la quiero, Uy esto me suena ya más a mi!!!

Por cierto, quería añadir, que mi “Alicia´´ ya está de vuelta!!!!! Y yo estoy con ganas de abrazarla y darle un beso!!!!! Esperemos que llegue pronto el momento. Así que por aquí le dejo otro TE QUIERO para ella.

Poema de Andrea Valbuena

Construyendo diques a tus glándulas lacrimogenas, no te vas a salvar.
Algún día se desatarán oleajes de dolor, y a saber a quien alcanzan.

Mil y un tsunamis entre tus pestañas que llegan al borde y vuelven atrás.

Sigues buscando a alguien que te dé vueltas en el aire durante paseos poco tranquilos. Tal vez pongas carteles con un “wanted”, de se busca y de querer.
Tal vez empapeles todo la ciudad. Y aún así no te salvarás.
No te salvará huir del invierno a lugares donde te roce el sol. Porque el sol ya no te toca.
Tienes pesadillas que brillan de angustia, donde te asfixias en abrazos de bufandas que cogen forma de piel de serpiente. Te sepultan en arcilla y esculpen contigo dentro un cuerpo más bonito, una persona más interesante, alguien mejor y más fácil de querer. Rompen a mordiscos tus sueños de cartón piedra. Y nadie te salva.
Escondes el corazón en vasos, y rebosa de amor. Pero a tus cartas se les borró la dirección, y no volverás a escribirles remite por vergüenza.
Te cuesta respirar en los paseos nocturnos. Porque las luces de las farolas te sobrecogen.
Estás vacía como las piscinas en invierno. Y este vacío no se llenará hasta que tu tengas ganas.
th

Estoy…

Estoy de puntillas, a ver si alcanzo.
A ver si se ablanda este alma de asfalto.
Estoy esperando a la musa que nunca viene
o siempre llega tarde.
Estoy intentando parecer más grande,
aparentando.
Estoy perdiendo.
Pierdo, por que quiero mucho más de lo que tengo.
Estoy a ver si me ahogo en mi propio llanto,
a perderlo todo por desear tanto.
Estoy por que me invada la soledad,
por gritarles al oído la verdad.
Que se despierten, estoy a ver si despiertan.
Estoy que quiero y que no puedo,
que se me rompen las alas antes de emprender el vuelo.
Estoy que lo estoy deseando,
deseando que me encuentren, que estoy perdida.
Perdida y muerta de miedo en esta calle sin salida.
Estoy soñando, delirando, un poco más y estoy volando.
Estoy aquí, sí, estoy que no estoy, estoy que por más que me intento conocer,no sé quién soy.
DID
1 2  Scroll hacia arriba