Archivo mensual: abril 2011

Queridas Ana y Mía I

Estaba pensando en cómo podría ayudaros, haceros ver cuál es el camino correcto ante esta enfermedad… y he recordado a las que eran mis mejores amigas: Ana y Mía.

La verdad es que me cuesta ponerme en la piel de la Rosa enferma, en mi propia piel hace unos años y no podéis ni imaginaros cómo se me ponen los pelos de punta solo de pensar en las palabras o expresiones thinspiration, mia, self-injury, carreras de kilos, wannabe, etc… que muchos de vosotros conoceréis. Perdía las horas de mi vida recortando modelos de las revistas, viendo vídeos y fotos de chicas con cuerpos muy delgados, deseando algún día sentirme tan feliz como creía que ellas eran. De verdad, ese era mi mundo y durante algunos segundos yo era feliz en él, dedicando mi vida entera a mirar esos cuerpos, a apuntar mis ideas y normas en mis libretas.

Haciendo un esfuerzo os he buscado algunas cosas para que las comentemos juntos. Hay muchas personas que cuelgan normas de comportamiento en sus blogs pro-anorexia y pro-bulimia, personas enfermas que creen que si siguen dichas normas podrán conseguir su meta y sentirse bien consigo mismo.

Por ejemplo:

1.- Si tienes hambre cuenta hasta 1000 antes de terminar te darás cuenta que no vale la pena seguir metiendo grasa en el cuerpo.

2.- Toma un sorbo de agua por cada mordisco de comida así te llenarás antes.

3.- Prueba la comida y escúpela. Repítelo cuantas veces necesites para calmar la ansiedad.

4.- Cuando quieras comer algo, lávate los dientes o báñate, después no querrás ensuciarte los dientes con comida.

5.- Si hay comida familiar, no comas el día anterior.

6.- Pica la comida en trozos pequeños y tarda más 20 minutos en comer, pasado el tiempo ya estarás aburrida y no querrás comer.

7.- No salgas a la calle con dinero, es una tentación para comprar comida.

8.- Mantente ocupada, busca un pasatiempo y mastica chicles sin azúcar.

9.- Toma agua fría, mucha agua, hasta que sientas que no te cabe nada de comida en el estómago.

10.- Toma cosas calientes, tienen pocas calorías y te hacen sentir llena.

11.- Cuando comas, come lento, tendrás mejor digestión.

12.-Si quieres comer, coge fotos de gente que admiras por estar delgada y mírate en el espejo, compárate, busca siete errores en tu cuerpo.

13.- Ponte un tope de calorías por día.

14.- Habla con Anas, metete en foros.

15.- Duerme al menos 6 horas, dormir menos incrementa el hambre un 15 %

Bien, yo he seguido todas esas normas y muchas más, muchísimas. Y ni Ana ni Mía ni el vecino del 5º me hizo sentirme mejor, ni siquiera adelgazar más de 30 kilos, ni siquiera los piropos de los tíos, ni bajar 5 tallas, ni pasarme una semana de ayuno.

Al contrario, me sentía peor al minuto de escupir la comida después de masticarla y al beber agua compulsivamente y al rechazar salir con mis amigos y al mirarme e insultarme ante el espejo, peor cuando mi estómago gritaba, cuando perdía los nervios, cuando los atracones, cuando las lágrimas…

¿No os dais cuenta? Un segundo de felicidad y luego toda una vida de odio hacia uno mismo y de insatisfacción… ¿No será que la solución no es seguir esas malditas normas? ¿No será que es mejor comer equilibradamente para darle de lado a la ansiedad? ¿Salir y ser feliz con tu familia y amigos? ¿Aceptarte tal y como eres?

Yo creo que es obvio… Claro que es difícil hacerlo bien, pero por eso podemos pedir ayuda, por eso espero que abráis los ojos un poquito y sepáis que podéis dejar de sentiros como una mierda para empezar a quereros como os merecéis.

 Scroll hacia arriba