Tu autoestima no depende de nadie, ¿entendido?

Yo cada vez tengo más claro que cuidar la autoestima es un trabajo a jornada completa. Hay personas que por suerte no han tenido que preocuparse apenas por ello, que han crecido sintiéndose muy seguros de sí mismos (¿genes, educación, circunstancias, experiencias positivas, entorno poco hostil?), y es que los primeros años de nuestra vida son los más importantes en cuanto a desarrollar amor por uno mismo.

Pero vamos, que si estás leyendo esto seguramente no sea tu caso, probablemente tengas baja autoestima y te pases el día criticando todo lo que haces (por dentro… ¡o incluso menospreciándote ante los demás!). Qué vida más triste. Sé que lo es porque también era la mía.

Pero entonces, ¿qué hacemos? ¿Podemos mejorarla? ¡Pues claro! Pero veréis, tengo comprobado que cuesta muchísimo y el camino es largo, y no solo eso, sino que, como ya he dicho antes, es un trabajo permanente y a jornada completa. Desde luego, yo no soy la misma persona que hace unos años. Básicamente, porque me importa mucho menos lo que piensan los demás, porque para mí ese es el EPICENTRO de todo, de la que fue mi enfermedad y de la que probablemente sea la vuestra. Lo que piensan los demás. Toma ya, no es moco de pavo.

Cuánto poder le damos a esos pensamientos ajenos.

Lo que pensaban mis cuidadoras de la guardería, mis compañeros de colegio, mis padres, mis abuelos, lo que pensaban al llegar a un instituto nuevo, en la calle, en el gimnasio, en la playa, lo que pensaban las vendedoras de la tienda de turno, la vecina, el novio de fulanita, los profesores de la universidad, los compañeros de trabajo…

¡PERO CUÁNTAS VOCES (EN TU CABEZA) DICIÉNDOTE LO POCO QUE VALES!  ¿CÓMO NO VAS A PONERTE ENFERMO ASÍ? Joder, si es que es el mecanismo de tortura más refinado de todos los siglos, porque JAMÁS DE LOS JAMASES vas a ser capaz de controlar todo lo que piensan o dicen de ti, así que es un arma poderosa con la que destrozar ese amor propio del que trata esta reflexión.

Paraos a pensar un momento, ¿cómo puede ser que lo que piensen los demás sea la base de algo que llamamos AUTO-ESTIMA? ¿Estamos locos o qué? Cuando me di cuenta de esto empezó a mejorar todo. Han pasado años, e incluso ahora a veces me sorprendo a mí misma permitiendo que opiniones ajenas mermen mi autoestima. Todos tenemos un mal día, aunque por suerte yo cuento con muchos buenos, pero cuando ocurre algo así lo corto en seco y me recuerdo que ESO NO ME DEFINE.

La opinión de los demás no debe definir quién eres. NO PUEDE.

4 Respuestas a Tu autoestima no depende de nadie, ¿entendido?
  1. Sara D.

    ¡Qué gustazo volver a leerte, siempre tan inspiradora, Rosa!

  2. Marta G.

    totalmente de acuerdo guapa!!! :) que bien estar de vuelta!! 😉

  3. norfa.aredo@gmail.com

    Afortunadamente existen personas como tu que tienen la voluntad de compartir experiencias valiosas. Felicidades

  4. Rosa L.

    Muchas gracias, así da gusto seguir participando en este sitio tan bonito que tenemos :)