De recaídas y piedras

Os voy a ser sincera, a veces no soporto haber tenido un TCA, no soporto que sea un especie de estigma. Que sí, que me ha hecho crecer muchísimo, me ha permitido ayudar incluso a otras personas, pero si me dieran a elegir, por supuesto, escogería no haberlo tenido. Os cuento esto porque llevo ya tiempo con una vida muy ajetreada, con nuevos trabajos que cada vez van subiendo de nivel, con eventos sociales que hacen que me exponga a la opinión pública, con entrevistas constantes, con reuniones, momentos duros, elecciones, con fechas límite. Con retos. Retos que me impiden tener una estabilidad emocional.

¿Sabéis lo que creo? Que si en vez de estar en Madrid luchando tanto estuviera en mi casa de Huelva con mi pareja, mi perrita, mi terracita y mis paseos por el parque, sin nuevas situaciones diarias a las que enfrentarme, seguramente no me sentiría psicológicamente tan vulnerable como para tener miedo a una recaída. Pero no es así, me enfrento casi semanalmente a cosas que hace años me hubieran aterrado y alguna vez se me ha pasado por la cabeza que si fui capaz de caer en esto, puedo volver a caer de nuevo. No os preocupéis, yo misma me responderé, porque ahora sé que ese camino no tiene salida, no te lleva a ninguna parte y lo único que consigue es apartarte de la gente a la que quieres, anularte como persona y evitar que avances en todo lo que te propongas. Todo lo que yo no quiero.

Así que sí, que tuve bulimia, que las recaídas son posibles, que mi vida a día de hoy es un poco complicada pero que yo prefiero pensar que hay muchas manos a las que agarrarme antes que tropezar una segunda vez con una piedra tan grande.

6 Respuestas a De recaídas y piedras
  1. Sara

    ¡Fuerza, preciosa! Y tranquila, que si tropiezas ya sabes de sobra cómo levantarte.

  2. Marta

    claro que si guapa!!!! y sino aqui nos tienes!!
    un beso de tu compi de blog!!! 😀

  3. susana

    Enhorabuena por esta vida q llevas, estresante y complicada vida en la que ahora sabes como actuar y sabes lo que no debes hacer. Supongo que el miedo estará ahi siempre y más con esas cosas que son nuestro talón de Aquiles pero debes estar tranquila, no porque no vayas a caer que eso nadie lo asegura, sino porque si pasa ya sabes como levantarte, ya tienes las herramientas para ello.
    Muchos ánimos

  4. Rosa

    Muchas gracias por vuestros mensajes :)
    Susana, la verdad es que más que nunca soy consciente de esas herramientas, y es estupendo sentir que soy totalmente capaz de levantarme una y otra vez!
    Un abrazo.

  5. Tina B.

    Hola Rosa,
    Hoy me he puesto a leer un poco por encima tu blog… tienes unos escritos estupendos y que llegan de verdad!

    ¿Sabes?, he decidido escribirte en esta entrada porque mientras la leía, por una parte te entendía a la perfección, pero por otra iba pensando:

    “realmente si no hubiera tenido un TCA no hubiera podido llegar donde ha llegado, porque aunque tenga peligro de recaída, la fuerza y el aprendizaje que ha ido cogiendo con su tratamiento la han llevado a gestionar de una forma su mundo interior que le permite llevar esa vida, aunque la viva caoticamente y con peligro, pero si supera la primera parte de todo esto, lo tendrá ganado de verdad”…

    Y si, luego he leído lo bien que te va la vida con tus trabajos, etc…

    Estoy segura que aún hay ese miedo a recaer de vez en cuando, pero estoy también segura que no hay comparación a cuando escribiste este texto!

    Rosa… OLE Y OLE… A seguir adelante, con pensamiento positivo y SIN MIEDO, solo PRECAUCIÓN… que nada te paralize, solo que te de fuerzas 😉

    • Rosa L.

      ¡Hola compi! Gracias por el mensaje. Efectivamente, aunque sigo pensando que si pudiera haber escogido no hubiese tenido esta enfermedad, me siento inmensamente afortunada por todo lo que he aprendido gracias al tratamiento, ya que no solo salí de un TCA, resolví conflictos internos y aprendí herramientas maravillosas que cualquier ser humano -enfermo o no- debería tener a mano.
      Mil gracias por tus palabras y por ayudar también al resto de personas que buscan nuestra ayuda en estas páginas :)
      Un besote gigante.