El infierno de ir a la playa…

Sé que para muchos de vosotros llega la época del terror absoluto. La época del bikini, de la carne a la vista, de creer que el resto va a contemplar vuestras imperfecciones con lupa, de exponeros demasiado o de taparos hasta las cejas, de pasar calor, de recordaros que odiáis vuestros brazos o muslos, vuestra piel demasiado blanca…

Quizá hoy haga un sol espectacular, el cielo esté azul, tengáis la playa cerca o unas ganas terribles de daros un chapuzón en la piscina con vuestros amigos. Pero no, no estáis allí con ellos, sino frente al espejo, apretando con ambas manos vuestra carne en distintos puntos y maldiciendo la celulitis, las varices o incluso las estrías y cualquier tipo de vello que no sea rubio platino.

Lleváis la ropa de baño puesta y os preguntáis cómo vais a poder salir así, ¡¿cómo podréis andar por la arena con esas piernas tan horribles sin que nadie sienta asco?! Y así seguís durante horas, llenando vuestra mente de horribles pensamientos que os acompañarán durante todo el camino hacia la playa.

Probablemente, cuando caminéis por la arena tras salir del agua, os acordaréis de la visión del espejo y miraréis al suelo sabiendo (creyendo saber) que TODOS os observan. El camino se hará eterno y solo desearéis llegar a la sombrilla para envolver vuestro cuerpo en una enorme toalla, un vestido, un pareo, unos pantalones, cualquier cosa que os haga sentiros seguros. Uf, la tortura ha terminado.

Vamos, que un maravilloso día de playa se convierte en un horrible camino al matadero. ¿De verdad queréis pasar así el resto de vuestros veranos? ¿Tenéis idea de lo que os estáis perdiendo? 

O quizá no hayáis vivido algo así todavía. Quizá la anorexia o la bulimia no os impiden ir a la playa, de hecho os encanta ir, sobre todo a mediodía, y os embadurnáis con aceite de oliva de cocinar durante horas, porque tenéis que estar morenos a toda costa, sin protección, dañando vuestra piel. Y luego iréis a correr por el paseo marítimo hasta que no podáis más, para quemar el helado y la cervecita. Y así todos los días del verano, sin tener nunca suficiente, pendientes de cada gesto de aprobación ajeno.

Dejadme deciros que tanto unos como otros estáis atrapados y sin libertad para disfrutar del verdadero verano. Mismo infierno con distinto panorama. Misma tensión.

Si os sentís identificados pensad que esta vez puede ser diferente; con esfuerzo, paciencia y mucha ayuda.

11 Respuestas a El infierno de ir a la playa…
  1. Meritxell

    Hola Rosa,

    Mi nombre es Meritxell y llevo varios años siguiendo tu blog. Me dieron el alta de ABB en Barcelona hace un añito y quiero decirte que mientras estuve en tratamiento fuiste la “culpable” de que en algunas ocasiones no cayera. El atracón acechaba, tenía que hacer uso de las herramientas que me habían dado pero que aún no manejaba tan bien como ahora y de repente veía que habías publicado un nuevo post y me servía de inspiración para seguir adelante y frenar alguno de esos momentos. Así que, por eso, muchísimas muchísimas gracias. Desde que he dejado ABB, ahora sí, he seguido leyendo tu post como placer, ya no sólo como herramienta. Hasta hoy…

    El jueves me voy de crucero y toca el primer bañito de la temporada. Obviamente, llevo ya algunos años yendo a la playa y poniéndome bikini siempre que me da la gana pero antes del primer día todavía necesito un poquito de “preparación mental”: saber dónde estoy, cómo he llegado aquí y cómo debo pensar. En eso estaba este fin de semana y justo he visto que habías publicado post, ¿qué decirte? sigue funcionando tu don de la oportunidad conmigo jajaja

    Hace unas semanitas sentí que era el momento de hacer algo de lo que tenía ganas desde que me dieron el alta, publicar mi propio blog, así que si te quieres pasar eres más que bienvenida. Por supuesto, el tema de lo que trata es de lo que mejor conozco por desgracia, un TCA.

    Un abrazo y de nuevo gracias por compartir esta parte de tu vida en este blog.

    • Rosa L.

      Meritxel, muchas gracias por tus palabras. Es muy gratificante saber que todo aquello que he ido escribiendo te ha ayudado a luchar y vencer el TCA, aunque la gran campeona eres tú!!!

      Yo también tengo que recordarme en ciertas situaciones quién soy y cómo he llegado hasta aquí, incluyendo la de ponerme en bikini algunas veces, porque obviamente, el cerebro se ha acostumbrado de manera mecánica a sentir miedo y vergüenza después de tantos años, y es culpa de habernos repetido mil veces cosas negativas, así que yo cada vez que me siento insegura me paro a pensar que no hay nadie en esa playa o en tu caso en ese crucero a quien realmente le importen tus caderas, el color de tu piel o si te has peinado esa mañana. Están demasiado ocupados viviendo y disfrutando mientras tú malgastas energías y tiempo (un tiempo que ya no vuelve) en poner pensamientos en sus cabezas. Pero es normal sentir angustia, el camino empieza después del tratamiento!!! :)

      Voy a echarle un vistazo a tu blog, qué genial que te hayas animado a compartir tus experiencias, seguro que ayudarán a muchísima gente. ¿No quieres ser compi de blog aquí en 1espejo1000 ventanas? jejeje

      ¡Espero que te lo pases MUY BIEN!

  2. Ainhoa

    ¡Hola Rosa! Esta entrada me ha robado el corazón, decir que me ha encantado me parece quedarme corta… leer tus entradas me ayuda cada día a luchar por mi vida, por mi salud y por mi felicidad:) Por cierto, hace mucho que no se te ve el pelo por YouTube y tampoco me respondiste al último email que te envié (allá por octubre), imagino que habrás estado muy ocupada, aunque me tenías algo preocupada… Pero viendo que has seguido escribiendo el blog me quedaba más tranquila:) Sigue así de bien y sigue escribiendo, eres toda una inspiración para nosotros todos:)

    • Rosa L.

      ¡Hola Ainhoa! No hago vídeos por falta de tiempo, la verdad. Estoy ahora mismo en una época de bonanza laboral por así decirlo. Mucho trabajo y dos mudanzas en menos de un año, además de preparar mi boda, jejeje.
      En cuanto al mail, siento muchísimo no haberte respondido. A día de hoy sigo recibiendo casi 100 mensajes semanales, me parece una locura, la verdad. No solo sobre TCA sino sobre Bullying e incluso relaciones a distancia, me es imposible contestar a todos aunque intento leerlos y responder a casos muy graves diciéndoles que pidan ayuda, porque poco más puedo hacer :(
      La verdad es que el no esperaba tantísimos mensajes y de tantas partes del mundo, se me fue un poco de las manos el haber dado una dirección de mail.
      Me alegra que te haya gustado la entrada, ahora que tenemos una plataforma más intuitiva y fácil espero poder participar mucho más.
      ¡Un abrazo gigante!

      • Ainhoa

        No te imaginas lo feliz que me ha hecho tu respuesta, y más aún sabiendo que te va tan bien… ¿Que te casas? ¡Vaya! ¡Enhorabuena cielo! Te mereces tanto ser feliz, y más después de todo lo que has pasado, estoy segura de que estarás preciosa y radiante ese día tan especial 😀 Respecto a lo del bullying, yo también lo sufrí, por ser homosexual, entre otras cosas, pero yo soy de las que creen en todo ese rollo del Karma y que, si has sufrido mucho, todo eso luego te compensa con creces:) Espero que te vaya todo genial, y no te preocupes por lo del mail, ya me imaginaba yo que sería por algo parecido y que tendrías la bandeja de entrada saturadísima y a punto de reventar… Me alegra muchísimo que estés ayudando a tantísima gente que se siente sola y triste con sus problemas y todos te estamos más que agradecidos, de eso estate BIEN SEGURA. Un abrazo enorme a ti también:D Siempre me tienes aquí por si hace falta;)

  3. Carlota

    Buenos días, lo primero felicidades por tu blog, por lo que escribes, por la gran ayuda que das a todas las personas que te escriben y sobretodo por que veas el verano de otra forma.
    Entro poco aquí, hace años que escribía yo también, y siempre es una alegría leer a gente como tú, y como Meritxel, que hace un año le dieron el alta, FELICIDADES!!!
    Ya me parece una pesadilla los años que pasé sin ir a la playa y vestida con vaqueros cuando mis amigos estaban en la piscina (vivo en una ciudad en la que llegamos a 45 grados lo pasaba fatal), los años que pasaba comparándome y no era una opción ponerme un biquini porque me sentía gorda. Hace tiempo que no sólo me pongo biquini sin mirar a las demás chicas, si no que disfruto, juego a las palas, ando por la playa, me pongo faldas cortas, QUÉ LIBERACIÓN!!! Y no fue fácil, claro, y mi cuerpo no es perfecto, pero se puede, y yo animo a todo el mundo a que disfruten del verano, con sus parejas, amigos, familia o solas, y del placer de meterse al mar sin el miedo a que todo el mundo esté mirando. Gracias Rosa, me ha gustado mucho leerte!

    • Rosa L.

      Gracias por tu mensaje Carlota, me alegro que te gustara el post y mucho más de que puedas volver a disfrutar de algo tan básico como sentirte a gusto en cualquier lado, playa incluida :)

  4. Ana

    Hola Rosa,
    En primer lugar felicitarte por este blog tan estupendo que tienes.
    Mi nombre es Ana y coincidí contigo en el centro, con lo que te conozco y se que eres una campeona.
    En cuanto a mí, la verdad que he tenido rachas mejores, ahora estoy en recaída para ser sinceros, y no se cómo pero voy a intentar levantarme, porque ya veo que esto no se puede normalizar tanto…:(
    Seguiré los blogs, y me pondré firme, porque veo que se me ha vuelto a ir sin darme ni cuenta.
    Me gustaría contactar contigo para charlar algún día. Si puedes envíame un mail, y nos ponemos en contacto.
    Un beso fuerte guapa!!

    • Rosa L.

      ¡Hola Ana! Coincidí con 4 Anas en la clínica si mal no recuerdo, jejeje. Pero seas cual seas me alegro mucho de que aunque estés en un momento bajo estés luchando para volver a estar bien. Todas las chicas que conocí en ABB me demostrasteis tener una fuerza interior alucinante que me ayudó a salir a mí misma, así que sé que lo conseguirás.

  5. EmilyL

    Tu post fue hermoso de leer, se siente algo de cariño y apoyo en cada palabra, me ha gustado mucho, yo tengo anorexia, pero no se bien como salir, tengo a mis 2 amigos apoyándome y no quiero fallarles, tus entradas son motivadoras, gracias por compartirlas con nosotros c:

    • Rosa L.

      Gracias Emily. Entiendo que no quieras fallar a tus amigos, pero sobre todo, piensa que no debes fallarte a ti, porque tienes una vida genial esperándote más allá de la enfermedad… ¡Y TE LA MERECES!