Nada más imperfecto que el perfeccionismo

Lo he pensado miles de veces: soy una persona muy poco eficiente, y eso me molesta.

Los estudios son un buen ejemplo de ello. A veces no sé si me voy a preparar un examen, o voy a realizar una tesis doctoral de la asignatura en cuestión. Mi método de estudio es muy pormenorizado, necesito comprenderlo todo, y mirarlo todo. Me cuesta trabajo saltarme temas y priorizar, o jugármela a la “ruleta rusa”. Necesito tiempo, ya que soy incapaz de mirarme temas nuevos el día antes, y…lo que es peor, necesito saber que voy a aprobar para presentarme a un examen.

Dicho esto, comprenderéis por qué, aunque esté en 6º de carrera, me queden tantas asignaturas de años anteriores. Y no creáis que no intento cambiarlo…me encantaría…pero es que me cuesta la misma vida.

Hacer las cosas de un modo que no es el mío, de un modo con el que no me siento segura…upfff.

Intentar hacer las cosas perfectas es absurdo. Absurdo porque nunca se puede conseguir, y eso frustra. Absurdo porque conduce a pérdida de tiempo y de esfuerzo. Absurdo porque es un método rígido, que cuesta cambiarlo y que no te permite adaptarte a las situaciones.

Intentar el perfeccionismo es aburrido, para el que lo intenta y para el que está al lado. Y sobre todo, es agotador.

A ver si consigo enterarme, porque me resulta muy frustrante cuando abandono las cosas, o ni las intento, no vaya a ser que no me salgan como yo quiero.

9 Respuestas a Nada más imperfecto que el perfeccionismo
  1. Rosa López Responder

    Dale a una oportunidad a otros métodos de estudio, que siempre dices que éste es el único que te va bien (y no dudo que sí, que es bueno porque es el tuyo), pero no tienes porque estudiar todas las asignaturas del mismo modo ni centrarte únicamente en cómo crees que debes actuar frente a un examen porque siempre lo hayas hecho así.
    Cada examen es un mundo y cada reacción del día anterior será distinta.
    ¡Así que no te agobies (más de lo necesario) y continúa que queda poquísimo!
    Me encantó verte el viernes.
    TQ!
    P.D Discrepo con lo de “poco eficiente”, hay muchos grises entre el blanco y el negro. No, no eres LA MÁS eficiente, pero tampoco creo que lo seas “muy poco” 😉

  2. Rosa Vallellano Responder

    A mí también me gustó ver a mis niñas de ABB (como yo os llamo). Habrá que repetirlo más veces, no?
    Gracias, Rosita, por tus palabras. Un beso muy grande.

  3. Ana Bernardez Responder

    Lo más bonito de ser tan perfeccionistas es que cuando dejas de serlo, por mucho que te cueste, es una pasada. Logras los mismos resultados sin la obsesión esa.
    Pruebalo, es super xulo no esperar ser la mejor, no esperar que todo este perfecto; y sabes, te sientes bien, bien porque no has dejado todo de lado por un examen, una prueba o lo que sea que te dedique 200% de tiempo. Has podido estar con los tuyos, mirar la tele, hacer deporte, leer, sofing, y también estudiar. Y un diez mejoraría todo estoooooo?ESTOY SEGURA QUE NO.
    Animos

  4. Lia Responder

    Hola ,
    Soy una paciente que estoy siguiendo tratamiento en mi ciudad.
    Suelo leer vuestros escritos, y quería dar las gracias por las enseñanzas y ánimos que personalmente me dais.
    Leer lo que escribes me ayuda y me acompaña.
    Muchas Gracias
    Feliz Navidad y Próspero año nuevo

  5. Rosa Vallellano Responder

    Muchas gracias, Ana y Lia, por vuestros comentarios, que me ayudan y me motivan a seguir escribiendo.
    Feliz Navidad a vosotras también.
    Un abrazo!

  6. RAQUEL LINARES Responder

    ROSA , FELIZ AÑO 2010, TU COLABORACION CON LOS BLOGS CREO QUE ES DE GRAN AYUDA Y PIENSA QUE LA HABILIDAD QUE MUESTRAS EN EMPATIZAR ,ES MUCHO MAS VALIOSO PARA TU PROFESION Y PARA TU PERSONA , QUE UN NUMERO DE UNA NOTA.
    UN BESO

  7. Rosa Vallellano Responder

    Gracias Raquel.
    Es muy gratificante saber que desde aquí puedo estar ayudando a alguien, pero lo cierto es que participar en este blog me ayuda a mí de igual manera, o incluso más. Así que GRACIAS a vosotras/os también.
    Un beso y hasta pronto!

  8. alba Responder

    hola Rosa! ya has acabado la carrera? y como te sientes? yo tb estudio medicina y ahora he acabado 5º pero me siento super tonta e inferior a mis compañeros, ha sido una año duro entre el tto (estoy en abb barcelona) y la uni, además los resultados muy justos. A veces pienso q yo solo era buena para la carrera desde la enfermedad, cuando mi único objetivo era la carrera y mi cuerpo, y aunque ahora soy más feliz y estoy más tranquila, a veces dudo de mi capacidad para ser médico.
    Me gustaría saber como lo has vivido tu.
    Gracias

  9. Rosa Vallellano Responder

    Hola Alba,

    Has acabado 5º!! Pues Enhorabuena, porque ese curso es algo muy parecido a una tortura psicológica…
    A mí me quedan 6 asignaturas para acabar, que supongo que repartiré entre septiembre y diciembre.

    Yo me salgo del camino “estándar”: he hechado un curso de más (que no suele ser normal en medicina, verdad??), no acabaré en junio como el resto de los mortales y no haré el MIR en enero porque quiero trabajar antes como médico sin especialidad.

    Como ves, cada uno hace lo más adecuado a sus circunstancias y a lo que le apetece, aunque a mí, mi trabajo me ha costado aceptar que no sigo el camino de todos.

    Yo te entiendo perfectamente, he tenido esa sensación miles de veces. Pero pienso que la carrera es un mero trámite, algo que hay que pasar. No creo en absoluto que un buen médico sea el que mejores notas saque. Pienso que para serlo, se necesitan otras serie de cualidades: empatía, humanidad, sentido común, dedicación, y que estoy segura que tú tienes.

    Sacar 10 en la carrera mide la capacidad para memorizar y encerrate como un ratón de laboratorio. Yo también sacaba buenas notas en mi etapa más restrictiva de la enfermedad, pero también recuerdo que no disfrutaba nada, dejaba de ser un poco humana, me volvía incluso triste, como si me consumiera.

    Te aseguro que existen otras formas más sanas, más satisfactorias y más enriquecedoras de alcanzar las metas que nos proponemos. Y si no las conseguimos ahora…Será por oportunidades en los exámenes??

    No vale medirse con los demás porque cada uno tiene sus circunstancias personales, sus prioridades y sus capacidades (y esto me lo aplico a mí también).

    No me enrrollo más. Ya sabes que estoy aquí. Y enhorabuena porque estás lleganod al final de una carrera bastante difícil. Un besito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.