Un trocito de mí misma.

Me gustaría compartir con vosotr@s algo muy valioso: mi testimonio, mi experiencia vivida en torno a mi TCA. No sabía si hacerlo, pero creo que es importante que tod@s nos apoyemos en esto.

No sé muy bien por qué, pero cuando intento visualizar y recordar cómo era yo antes de entrar en el centro ABB, no lo consigo. Es como si una niebla espesa nublara esas imágenes y recuerdos; como si una parte de mí la hubiera borrado y desechado por completo. Sin embargo, si me esfuerzo un poco puedo sentir el dolor que viví durante muchos meses. La pena que ocupaba todo mi ser y mi existencia; la amargura de los días eternos que no acababan nunca; en mi soledad, caminando como un zombie por una vida que al final deseaba que terminara. No quería seguir así; no veía salida a nada. Tenía miedo. No encontraba sentido a nada ni a nadie. Aún no sé cómo llegué hasta ahí, la verdad, lo único que recuerdo es que un día me caí en ese profundo pozo y aunque al principio intenté salir por mis propios medios, al final tuve que pedir ayuda.

La comida…, que dura lucha. Esos momentos de agonía delante del plato. Tantas mentiras. Tantos actos irracionales y sin sentido. Siempre huyendo, escondiéndome; actuando como si nada importara más que empeñarme en no comer, o en hacerlo a escondidas y de manera exagerada. Discutiendo siempre; de mal humor; sin ganas de estar con las personas a las cuales amaba con locura. Fueron meses encerrada en una prisión que yo misma había creado. Una pena máxima, un castigo impuesto por mí misma sin merecerlo. ¿Tan poco me quería? Y sin embargo, hubiera hecho cualquier cosa por l@s demás. Esa necesidad enfermiza de buscar la aprobación y la valoración del otro. La obsesión de la perfección en todos los aspectos de mi vida que me atrapaba en la frustración y la miseria emocional. Me sentía desgraciada aun teniéndolo todo. Pero yo no lo veía; no lo quería ver. En fin…, un completo desastre. Pero, ¿sabéis qué era lo peor de todo?, pues que verme cómo perdía peso lo recompensaba todo; hasta el día que ni eso fue suficiente, claro!!!; entonces ni siquiera me calmaba. A todos mis problemas, ahora se le sumaba el miedo (uno más) a subir de peso. Sin embargo, gracias a ese miedo y a la ayuda de una gran amiga, que pasó por mi misma situación, me armé de valor para presentarme un día en el centro ABB. Desde aquel día que entré por esa puerta y conocí a mis compañer@s, mi vida cambió. Me propuse curarme, quería hacerlo y aunque hubieron muchos momentos de dudas, enfados, pensamientos negativos; épocas en las que no entendía nada y quería marcharme porque creía que yo no estaba tan mal como para seguir ahí, una parte importante de mí se negaba a rendirse. Afortunadamente me atreví a seguir adelante, reconocer mis miedos, aceptarlos y poco a poco ir superándolos. Cuántos trenes perdidos…, pero ése no. Ese tren lo cogí y recorrí un largo camino hasta llegar a la estación donde me encuentro ahora. Y sabéis qué?…Pues ha valido y vale mucho la pena!!!!!!!!!!!

Jamás me había sentido tan orgullosa de mí misma como lo estuve entonces. Creo que fue la primera vez en mi vida, o por lo menos la primera desde hacía mucho tiempo, que hacía algo por mí y para mí. Fue un trayecto maravilloso que entonces contemplé y del que pude reconocer turbulencias y tormentas pero también fantásticos amaneceres y hermosas puestas de sol. El tren de mi vida.

Ahora estoy emocionada y dispuesta a seguir el rumbo que he escogido y que me ha traído hasta donde me encuentro ahora mismo. No tengo miedo. Quiero arriesgarme a vivir e intentar ser lo más feliz que pueda porque al igual que tod@s vosotr@s, me lo merezco. Sin objetivos a largo plazo, sin expectativas imposibles. No sé qué pasará mañana, no me importa, no me voy a agobiar por eso; tan solo pienso en el ahora, y es estupendo, como tod@s vosotr@s.

Es cierto que los días no son siempre maravillosos, o no tanto como lo quisiéramos, pero en general, de lo que sí estoy segura porque lo estoy comprobando es que el TCA no me hacía feliz en absoluto; al contrario, era una agonía. Todo lo “malo” que pueda ir ocurriéndome ahora nada tiene que ver con lo que pasé durante aquellos oscuros años. Ojalá tod@s los que estéis leyendo estas frases sintáis ni que fuera un ápice de ilusión por comprobar cuán maravillosa puede ser la vida, porque de verdad, VALE LA PENA!!!

16 Respuestas a Un trocito de mí misma.
  1. c. Responder

    Hola Susana;
    Soy una paciente ;
    Hace tiempo tb sigo tratamientos para trastorno alimentario .
    No estoy bien ;
    Alguna vez suelo entrar en la página y leer .
    Lei tu post – m sorprendió y alegró -, que estés mejor ; veas las cosas así de positivo, –
    Y tb me hace pensar -.

    -Tb me da ánimos -;

    Gracias ¡

  2. c. Responder

    Hola Susana;
    Soy una paciente ;
    Hace tiempo tb sigo tratamientos para trastorno alimentario .
    No estoy bien ;
    Alguna vez suelo entrar en la página y leer .
    Lei tu post – me alegró -, que estés mejor ; veas las cosas así de positivo, –
    Y tb me hace pensar -.

    -Tb me da ánimos -;

    Gracias ¡

    • Sue Responder

      Hola Cecilia,

      no sabes la ilusión que me hace leer que de algún modo mi post te ha podido ayudar; lo único que intento es transmitiros ilusión y la esperanza de que podemos salir de donde estamos. Sé que no siempre resulta fácil; yo misma, como os he dicho alguna vez, me he sentido impotente, de bajón y sin ganas de seguir luchando; pero también es cierto que los días en los que veo un rayo de esperanza y vuelvo a recuperar las ganas de ser feliz, reavivan esa llama que tod@s llevamos dentro.

      De algún modo, me gustaría hacerte sonreír y que ni que sea por un momento te valoraras y animaras. Es cierto que no podemos forzar las cosas y que todo se pone en su sitio poco a poco, cada un@ a su tiempo, pero póntelo fácil, haz caso de todas las recomendaciones que se te den, confía en las personas que tengas a tu lado en la terapia porque te aseguro que lo único que quieren es ayudarte.

      Ya sé que escribir aquí no resulta fácil para nadie, pero si te sirve y te apetece, estaré encantada de que sigamos hablando.

      Un abrazo enorme,

      Susana

  3. Osi Responder

    Susana muchas gracias. GRACIAS por escribir con la transparencia y claridad que desprenden las palabras de quien ha peleado mucho por vencer a la enfermedad.
    A veces siento que el síntoma me desborda. Que es inviable volver a levantarse y que todo está perdido. Sólo meterme un trozo de comida en la boca es una angustia difícil de manejar. La culpa, la ansiedad y el miedo se apoderan de mí, y la constante perfección no me lo pone nada fácil.
    Pero hay otros momentos en que me creo capaz, en que veo con claridad el lado amable de la vida. Me empeño en ello y lo consigo. Así transcurren los días.
    Tres años de tratamiento son muchos años, pienso en ocasiones… Y luego relativizo: Frente a 27 de autodiálogo erróneo? De esfuerzos, de entrenar la voluntad de forma dañina, de complacer a los demás, de no preguntarme qué quería…? Y entonces llego a la conclusión de que no.
    De que es el tiempo necesario para encontrarme conmigo misma, para construir a la verdadera yo, y en ello estamos.
    Bendita anorexia si lo consigo.
    Un abrazo y mucho ánimo.

    • Sue Responder

      Hola Osi,

      gracias a ti por tus palabras sinceras y por abrir tu corazón a tod@s nosotr@s. No sé si te has parado a leer lo que has escrito, seguro que sí, pero te das cuenta de la sabiduría que desprenden tus líneas?

      A mí tan sólo me gustaría remarcar lo que has dicho de que nunca es demasiado tiempo si el fin es encontrarnos con nosotr@s mism@s y desprendernos de todo lo que no nos permite avanzar; de todo el miedo y la obsesión, de la baja autoestima e incluso a veces desprecio hacia nuestra persona; del sufrimiento y de la angustia que arrastramos junto con nuestra enfermedad; y todo ello acumulado durante años y años. Te das cuenta de lo valiente que estás siendo en estos momentos? Piensa todo lo que has recorrido durante estos tres años y todo lo que seguirás andando, con sus baches; todo ello te está haciendo ver una parte de ti que hasta ahora desconocías y te demuestra lo bella que eres por dentro y por fuera. Cuando sientas miedo a comer, recuerda que no merece la pena; cuando las fuerzas te abandonen busca ayuda, pero sobre todo no olvides que en la meta te espera la libertad.

      Un abrazo de corazón,

      Sue

  4. Sara DM Responder

    Me ha emocionado mucho tu testimonio, Susana. Ánimo y un abrazo.

    • Sue Responder

      Gracias por los ánimos Sara!!!!

      Ojalá esa emoción sentida pueda significar algo positivo para ti. Un abrazo a ti también y hasta pronto!!!!!!!!!

      Sue

  5. Marina Responder

    Buenas Sue, sólo darte las gracias por haber compartido esto con tods nosotrs, pues a veces me quedo sin palabras para explicar todo lo que está siendo pasar por un TCA y mi recuperación, pero hoy tú has hecho la perfecta explicación de lo que está siendo para mi…gracias por aportarme las palabras exactas :) un beso wapa y no sabes lo que me alegra ver la fortaleza que podemos llegar a tener por el sólo hecho de vivir, un aspecto que la gente hace sin pensarlo y sin ningún tipo de esfuerzo…te deseo toda la suerte del mundo, besos.

    • Sue Responder

      Gracias a ti por luchar y seguir adelante porque eso también me da fuerzas a mí para hacerlo!

      Sue

  6. RAQUEL Responder

    Hola Susana, me ha gustado tu escrito , pienso que tenemos que ponernos las pilas y con este material escribir un libro , que piensas ??? un abrazo bonica , y referente a la respiración estoy totalmente deacuerdo contigo.besitos

    • Sue Responder

      Hola Raquel, gracias por tu comentario. La verdad es que me siento un poco mal porque hace tiempo que no escribo, pero la verdad es que tengo muchas cosas encima y he tenido que priorizar. Sin embargo, por otro lado me alegra porque significa que empiezo a ser coherente conmigo misma y mis posibilidades; así es que si no llego, no llego!!! jejejeje

      En cuanto a tu propuesta, creo que es una magnífica idea y ahora que en unas tres semanas habré acabado los estudios y acabará mi contrato, podríamos hacer algo conjuntamente. Qué te parece????

      Sue

  7. Estrella Responder

    :)mmmm si un libro sería genial…gracias de nuevo

  8. INMI Responder

    Hola Raquel acabo de leer tu historia y me siento muy identificada, me pasa lo mismo que ti te pasaba, el problema es que yo no sé qué hacer cómo acabar con esta ansiedad, esta agonia, cómo salir de éste agujero,es muy duro llevo unos 10 años con bulimia y estoy decidida a acabar ya! con este infierno, pero me es muy difícil pues no sé dónde acudir. La economía está difícil y el centro abb más cercano lo tengo a unos 90 km y no tengo coche,¿qué me aconsejas? gracias y saludos

    • Sue Responder

      Hola compañera!

      Yo te animaría a que buscaras ayuda profesional como fuera; sabemos que la economía está mal pero…, y si te acercas a la Associació contra l’Anorèxia i la Bulímia (ACAB) ?

      http://www.acab.org/home.php

      Seguro que desde allí pueden darte una solución!!! No te des por vencida nunca, aunque lleves 10 años como dices. Jamás es tarde para “coger el toro por los cuernos” y decirte a ti misma que te quieres y que mereces ser feliz!!!

      Me encantaría que me contaras, vale?!

      Ánimos y un abrazo enorme guapísima!

      Sue

  9. INMI Responder

    Hola! Muchiiisimas gracias por contestar, se agradece que alguien te escuche! El caso es que a veces dicen que poder es querer, pero te aseguro que me encantaría ponerme en manos de la clínica,pero vivo lejos de la mas cercana, tengo trabajo y dependo de los escasos horarios de autobuses, por eso pido ayuda para que me aconsejen a qué tipo de profesionales debo acudir para que me atiendan, he cogido cita para una nutricionista, pero no se si he hecho bien, qué debo decirle? a qué profesional más puedo ir, supongo que a un psicologo, pero con alguna especialidad? También he pedido a mi medico que me derive al especialista del digestivo, para veer si tengo problemas ya que tengo hernia de hiato y tuve úlceras.
    La verdad es que me gustaría que alguien me contase cuál es el funcionamiento qu han llevado a cabo para salir de esto. Muchas graciassssssssssssss

    • Sue Responder

      Hola de nuevo!!!!

      No tienes que agradecer nada!!! Mi consejo es que te pongas en contacto que alguno de estos centros, sea por teléfono o email, y ell@s te dirán exactamente qué hacer, por dónde empezar, a quien acudir en primer lugar…, porque cada un@ de nosotr@s somos un caso distinto.

      Enlaces

      Fundación ABB
      Centro ABB
      Feacab
      Fundación imagen y autoestima
      Adaner
      Protégeles
      Associació Contra l’Anorèxia i la Bulímia (ACAB)
      Más que una imagen
      Por la belleza real
      Blog ACAB para familias

      Estoy segura que en estos centros te ayudarán súper bien!!!

      Sue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, introduce tu nombre, correo electrónico y un comentario.