Archivo mensual: agosto 2015

Sacar la guerrera que hay dentro de ti!

080902-zen-meditation-02Romperse en mil pedazos un día cualquiera y darse el permiso de llorar a moco tendido sin parar durante toda una tarde entera al lado de la persona que más quieres en tu vida, es lo más sanador que puede existir en este mundo. Y si encima eres capaz de poner palabras a lo que te sucede y sacas el dolor, la rabia y expresas el malestar que llevas dentro en ese momento y pides ayuda, el significado de haber obtenido el alta médica hace un mes, habrá alcanzado su más alto significado y poder curativo para pisar fuerte y andar por la vida con la cabeza bien alta y decir que lo has logrado!

Ahora sí! Ahora tengo el control de mi vida y ni la imagen ni la comida pueden conmigo ni con las adversidades que ésta me pone delante, porque tengo recursos y fuerza para lidiar con ellas de la forma adecuada, correcta y sana para seguir cuidándome sin dañar mi cuerpo.

Imagino que al leer esto, algunas personas por dentro estaran pensando que ellas no se quieren, ni se gustan, ni estan satisfechas con su cuerpo… ni que todo es tan maravilloso como puede parecer en este escrito. STOP! Cuando hablamos de recuperación y de control sobre nuestras vidas, no nos referimos a la perfección ni a una vida sin problemas ni preocupaciones.

En mi caso, hablo de un control racional y autentico, de un control en el que puedo hacer una vida normal con mis más y mis menos, donde en mi día a día tengo que seguir lidiando con mis problemillas, es decir, mi cuerpo sigue sin gustarme demasiado, claro que me cambiaria cosas, pero ahora, puedo vivir sin obsesionarme y sin tener conductas dañinas aunque no me guste, y buscar alternativas para que esta ansiedad y malestar que me provoca, no me altere mas de lo justo y necesario. Y así con cada punto de esta dichosa enfermedad y dificultades de mi vida.

Ahora veo que la vida trata de eso, trata de cuidarnos y querernos, de hacer frente a lo que vaya viniendo de frente sin escondernos ni girarle la cara a las adversidades, sino de echarle dos cojones al presente con valentía, coraje y sabiduría, con autoestima, valor y apoyo de quien nos rodea, sin miedo, sin excusas, ni más ni menos, aquí y ahora… Simplemente, vivir respetándose a uno mismo, con amor propio e incondicional hacia los demás. Dejando fluir la vida sin demasiadas expectativas hacias las personas y las cosas, confiando, vibrando e iluminándonos día a día energéticamente para avanzar poco a poco hacia el camino de la abundancia espiritual… Somos seres de luz!

Romperme en mil pedazos un día cualquiera y darme el permiso de llorar…

SACÓ LA GUERRERA QUE LLEVO DENTRO!

[El último paso para poner fin a ésta história fué dejarme ayudar de verdad…]

 Scroll hacia arriba