Día a día

Mi historia

¡Tú puedes!

Esta ha sido la frase que ha hecho que desde pequeña mi responsabilidad y fuerza interior para ir tomando decisiones y superar obstáculos se apoderara de mí. Yo sola he sido la que he afrontado las diferentes situaciones que me han ido viniendo y siempre me ha hecho sentir bien sentirme capaz de poderlo hacer, ha sido un aprendizaje forzado y muy valioso, pero, el problema ha venido cuando años después de asumir esta responsabilidad de forma inconsciente ante la vida, me he dado cuenta que mi mundo interior, poco a poco se ha ido desestabilizando y escapando de las manos!

Quizás, yo no podía con todo y necesitaba del otro, pero no me daba cuenta de ello en mí día a día y he ido aferrándome a ello como si nada pasara, porque me sentía responsable, no creía que nadie pudiera ayudarme en esa soledad que poco a poco ha ido ganando terreno en mi interior.

Pero llegó un día, que alguien se acercó a mí y me tendió su mano, sin juzgarme y sin reprocharme nada, solo acompañando ese dolor que se hacía más presente día a día, respetándome y entendiéndome, hasta que me di el permiso de dejarme apoyar por esta persona y tuve la confianza de abrirle mi corazón y pedirle ayuda!

En esos momentos me encuentro caminando en ese camino, junto la gran “familia” del Centro ABB (Barcelona). Un camino vivencial, personal, profundo, de confianza, de amor, de risas y llantos, de vibraciones y energía positiva… El cual, me está aportando un conocimiento y un crecimiento de mi ser y mi persona que poco a poco os iré contando en este espacio.

Un abrazo a tod@s, de corazón a corazón!

 Scroll hacia arriba